Dejar huella.


"La gente olvidará lo que dijiste,
olvidará lo que hiciste, 
pero nunca olvidará cómo les hiciste sentir".


Comentarios

  1. Es cierto, es una expresión que había oído en varias ocasiones.
    Por cierto es una de las muchas frases que dijo Maya Angelou, escritora, cantante y activista por los derechos civiles estadounidense, a lo largo de sus 86 años de vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Y yo creo, que no es la primera vez que la empleo en este blog.
      Gracias por apuntar a la autora!
      Me alegro que coincidas con el mensaje.
      Un besote!

      Eliminar
  2. Me gusta la reflexión, sin embargo, considero que las palabras y los hechos de quienes significaron mucho en la vida de otras personas, no sólo se recuerdan sino que se transmiten.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada.....
      Pues tienes mucha razón. Las palabras y los hechos de quienes tan bien nos han querido (y viceversa) no se olvidan, incluso tendemos (queremos) transmitirlo. Son nuestros luceros!! Y magníficos ejemplos!!

      Pero la frase.....en muchos momentos.......con muchas personas que dicen tenerte cariño y que les importas, y sin embargo en un momento determinado ¡zas! tienen una reacción (palabra, expresión, hosquedad....) cuando menos lo esperabas, que te descuadra y hasta te duele.

      El cómo alguien te hace sentir, es la verdad impepinable, sin trampa ni cartón. El resto es humo!

      Muchas gracias por tu comentario.
      Abrazote!

      Eliminar
  3. Completamente de acuerdo, porque los sentimientos nos remiten a lo más primario de nuestro ser, y es lógico que primen sobre una palabra que llegó después.

    Acierta además, porque no importa cuán bueno sea nuestro gesto si a la otra persona no le llega, o le afecta de una manera que no esperábamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tawaki.
      Con tu primer párrafo estoy muy de acuerdo, lo suscribo. Es la esencia de la cita que elegí.

      En el segundo párrafo, solo con matices.
      Considero que hay ocasiones (no siempre, claro) en que no hay margen al "no llegó como quise" , "le afectó de una manera que no esperaba". En esos casos, un adulto es consciente antes de conocer la interpretación del otro, de la intención (fuera de lugar, o no) con que ha hecho-dicho algo. Lo que se traduce directamente en cómo lo hizo sentir.

      Gracias por tu comentario y aportación.
      Un beso.

      Eliminar

  4. ·.
    La afirmación es incuestionable. Nos debiera llevar a la reflexión sobre lo que queremos dejar de herencia.
    Ni las palabras, ni los hechos, servirán para nada si no has dejado plantada una semilla, los sentimientos que hayas despertado.
    Un beso

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      Qué bonito lo que dices. Y cuán de acuerdo estoy contigo!!
      Esa semilla, como apuntas, es la que nos hace sentir las cosas (para bien o para mal).
      Puedo olvidar lo que me dijiste, puedo olvidar cómo sucedieron las cosas al detalle. Pero jamás olvidaré cómo me hiciste sentir.
      Para bien.
      Y para mal.
      Por supuesto, nos debería llevar a la reflexión sobre qué semilla queremos sembrar en los demás. Es lo que quedará para siempre.
      Muchísimas gracias por venir y comentar.
      Un beso!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.