Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

Algo falla

Imagen
Hay temas complejos que requieren un análisis detallado y personalizado.
Y aunque no debamos generalizar, las noticias del día a día muestran una preocupante tendencia.

Hoy uno de los periódicos digitales que suelo leer, hablaba de cómo una compañía aérea tuvo que expulsar de su vuelo a un grupo de chicas por comportarse "como "animales".
Parece que era un grupo de diez chicas que celebraban una despedida de soltera, y que alborotaban mucho, bebían vodka y gritaban palabras mal sonantes.
Todos los viajeros se quejaron y cuando la tripulación del avión las "invitó" a salir del mismo, éstas se encararon con ellos y tuvieron que llamar a la policía.

Esta noticia me hizo reflexionar bastante y me llevó a compararlo con un caso que me contaron hace relativamente pocas semanas.
Tengo un familiar cercano que hizo un viaje de fin de curso con alumnos de entre 16 y 17 años, del Instituto donde él da clase, Centro del que también es Director.
No se trata de un Instituto conoci…

Anecdotario

Imagen
Cualquiera puede buscar información sobre el estrés y encontrará a quien lo describa, quien le hable de su origen y hasta quien le sugiera cómo controlarlo, eliminarlo o disminuirlo.  Podemos meditar sobre las cosas que nos lo provocan y si te sobra tiempo, puedes hacer un test que mida tu nivel.  Hay estudios en psicología que tratan el estrés y cuenteros que escriben sobre él.
Pero lejos de teorías y esquemas, y de vivirlo en propias carnes, poco he escuchado sobre las anécdotas derivadas del estrés, esos daños colaterales que evidencian de una manera- digamos simpática- que has sufrido estrés.
Hoy después de almorzar, y ya en casa, he querido recoger la cocina, pero como nunca puedo hacer una sola cosa a la vez, al mismo tiempo recogía el salón y separaba la ropa a planchar. Hasta que no pude seguir limpiando el salón porque perdí el paño del polvo.  No daba con él y eso que lo tenía en mis manos segundos antes.  ¡Vaya misterio!. Busqué y rebusqué, miré y remiré, y ya exhausta me voy a la…

Ella.

Imagen
Me preguntaba qué habría detrás de su comportamiento. ¿Sería soledad o sería enfermedad mental?
Me inclinaba a creer que la respuesta más acertada fuera "ambas cosas".
Pero....cuánto de uno y cuánto de otro.

M.C.N. es un caso especial.
En la primera toma de contacto te saluda de manera ininterrumpida con un "hola, hola, hola, hola, hola".
Piensas en una extraña broma, pero la miras y entiendes que no es broma, te saluda así muy seria, solo queda responder.
(cuando no hay respuesta ella misma se responde: buenos días M.)

Se sienta viendo el tiempo pasar y hablando sola.
En su particular soliloquio hay una catarata de preguntas y respuestas, sin sentido aparente para nadie , más que para ella misma.

- "Firma aquí, M., tienes el bolígrafo al lado"- se dice-
- "Gracias, ya lo vi"- se responde a sí misma-
- "Muy bien, así está bien"- continúa diciéndose-

- "Es tu vecina la del quinto"- interrumpe de golpe-
(tú adviertes que allí no hay nadie m…

LINK

Imagen
"El engaño" es el título del último libro que me he leído.
Una novela que me llevó de la mano por tres senderos diferentes, muy delimitados en personajes y secuencias, pero que confluyen todos en un mismo recorrido final.

Los personajes están muy bien perfilados, sientes una enorme empatía con ellos a pesar de ser muy diferentes. Otra cosa que me gustó fue que puedes visualizarlos con tanta intensidad como si los vieras pasar a tu lado.

La autora mantiene el ritmo del suspense de una manera estupenda. Engancha al lector con una tensión constante desde el principio hasta el final y que sutilmente crece cada vez más.
No hay puntos vacíos en la trama ni lagunas porque todo está muy bien hilado.
Es creíble, es convincente, y sin embargo como toda escritora de novela negra que se precie juega con el lector al despiste.  Al todo es posible, al quizás, al tal vez...
Elaboras tus propias conjeturas, hipótesis y suposiciones pero luego llega ella y te sorprende con todo pero sobre todo muy…