Patria


En la memoria de nuestro país, por desgracia hay sucesos que avergüenzan e indignan.
Y duelen como esas heridas que nunca cicatrizan, porque cuesta ponerse en el lugar de las víctimas y no sentir un profundo dolor, al mismo tiempo que rabia e impotencia.
Cuesta entender los ideales de una banda organizada que asesina. Mucho menos defenderlos o justificarlos.

Fernando Aramburu en su libro "Patria" cuenta uno de estos sucesos.
Me gustó la novela porque, para mi,  no es un libro político sino humano.

Creo, y no era fácil con este tema, que consigue no juzgar sino exponer. Y que hace un intenso ejercicio de respeto y sensibilidad, anteponiendo las ideas por encima de las imposiciones, el razonamiento frente a la sin razón, y la justicia frente a la falta de escrúpulos.
¿Cómo lo hace? Entre otras cosas, presentándonos unos personajes muy bien perfilados, y llevándonos de la mano por sus vidas.

Nos muestra un pueblo Vasco, una época, una corriente ideológica, vecinos, un párroco, un bar, la cuadrilla de amigos, pero sobre todo nos adentra en la vida de dos familias muy unidas que terminan muy separadas y enfrentadas.

De los personajes principales, una vive sumida en un inconsolable dolor y una insaciable sed de justicia.
Otro se siente responsable ante la familia rota y quebrada, con el peso de cumplir una promesa hecha.
Otra es incapaz de asumir los hechos y esconde sus verdaderos sentimientos, su vida es caótica porque ha perdido su punto base y va directa al desastre.
Otra, intransigente como la que más, orgullosa y sin temor ni sentido del mal, justifica lo injustificable alentando y defendiendo al asesino.
Otro personaje es un miedoso que se avergüenza de no expresar lo que piensa, reprime sus emociones porque le exigen dar una imagen, pero llega el día en que se abra y haga lo que considere justo.
El líder es tal vez el más inmaduro, sueña con hacer historia y que se le reconozca en su lucha, la propia Organización lo abandona y deja tirado. Defiende una Patria pero no sabe ni lo que ello significa.
Otro de los personajes,  es capaz de enfrentarse al mal, no se amilana, es un espíritu libre pero a la vez está incompleta y siempre está mediando entre dos aguas y en tierra de nadie.
Otro es una pieza de puzzle que no encaja con su familia ni la ideología que comparten. Busca aceptación sacrificando su verdadero yo, es un insatisfecho e infeliz.

Ninguno quiere ir de víctima, sin embargo todos lo son a su manera.

Allá por la página 516 (del libro electrónico)  uno de estos personajes lee en un periódico que habrán unas Jornadas sobre Víctimas del Terrorismo y Violencia Terrorista, de un escritor que escribe sobre ETA. Y aunque no cree que eso ayude a las víctimas del terrorismo (como él lo es) decide asistir, llega al poco de comenzado el acto, cuando el escritor se dirige a su público asistente, diciendo:

"Hay libros que van creciendo dentro de uno a lo largo de los años en espera de la ocasión oportuna de ser escrito. El mío, del que he venido a  hablarles hoy a ustedes, es uno de ellos.
La idea inicial y este proyecto de componer, por medio de la ficción literaria, un testimonio de las atrocidades cometidas por la banda terrorista surge en mi caso de una doble motivación.
Por un lado, la empatía que les profeso a las víctimas del terrorismo. Por otro , el rechazo sin paliativos que me suscitan la violencia y cualesquiera agresiones dirigidas contra el Estado de Derecho.
.....Escribí  pues, en contra del sufrimiento inferido por unos hombres a otros, procurando mostrar en qué consiste dicho sufrimiento y, por descontado, quién lo genera y qué consecuencias físicas y psíquicas acarrea a las víctimas supervivientes.
.....Así mismo escribí en contra del crimen perpetrado con excusa política, en nombre de una patria donde un puñado de gente armada, con el vergonzoso apoyo de un sector de la sociedad, decide quién pertenece a dicha patria y quién debe abandonarla o desaparecer Escribí sin odio contra el lenguaje del odio y contra la desmemoria del olvido tramado por quienes tratan de inventarse una historia al servicio de sus proyectos y conviccones totalitarias.....
........Pero también escribí, desde el estímulo por ofrecer algo positivo a mis semejantes, a favor de la literatura y el arte, por tanto a favor de lo bueno y noble que alberga el ser humano. Y a favor de la dignidad de las víctimas de ETA en su individual humanidad, no como meros números de una estadística donde se pierden el nombre de cada una de ellas, sus rostros concretos y sus señas intransferibles de identidad.....
.......Procuré evitar los dos peligros que considero más graves en este tipo de literatura: los tonos patéticos, sentimentales, por un lado: por otro, la tentación de detener el relato para tomar de forma explícita postura política. "


Y rescato estos fragmentos porque me parece que son la esencia de este libro, es lo que yo he percibido como resumen de este camino serpenteante lleno de sucesos, lugares y personajes.
También lo rescato porque estoy muy de acuerdo con lo que dice y la manera en que lo dice.

Comentarios

  1. El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori...
    No lo he leído, pero tiene buena pinta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Es un buen resumen el que has copiado a modo de sinopsis. Apuntas tiene buena pinta, pues yo te aseguro que leer el libro es un acierto y merece la pena. Me resultó un libro muy bueno, que ahonda en los personajes y en los hechos, tiene muchos matices que desgranar y yo recomiendo su lectura, sin género de duda.
      Si te animas, ya me dirás, espero que te guste.
      Otro abrazo para ti. Y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. De lo mejor que he leído en mucho tiempo. Tiene diálogos entre los miembros de ambos matrimonios que te los crees de reales que son. Es, como dices, una novela muy humana, que basa su fortaleza en lo bien construidos que están los personajes. Juzga poco, lo justo, más bien permite que sea el lector quien se forje sus propias opiniones. Soberbio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Veo que coincidimos en resaltar este libro y en lo que nos pareció su lectura.
      Ciertamente hay diálogos que son tan reales como para creértelos, es muy convincente en ese sentido también. Y los personajes los describe de una manera tan real e intensa que parece que puedes "verlos" más que "leerlos".
      Me gustó el tono en que escribe e hila la historia, porque como bien apuntas hace que el lector se forje sus propias opiniones sin que el autor condicione más que lo justo y necesario.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. ·.
    Magistral reseña.
    Todo el asunto vasco mantendrá una rabiosa actualidad como remedio inevitable para cicatrizar las heridas. Tu reseña ayuda a ello, y libros como Patria.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ñoco.
      Muchas gracias por tus palabras.
      No sé si la cicatriz cerrará para las víctimas directas, pero ojalá como apuntas, algunas cosas ayuden.
      Gracias por venir.
      Otro abrazo para ti!

      Eliminar
  4. Matar para imponer una idea... Qué ruindad más absurda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada.....
      Has dado con las palabras que hacen de palanca a todo este sin sentido: Ruindad y Absurdo.

      Es que no quiero ni añadir una más, lo has resumido tan bien!!!

      Gracias por tu comentario y dejarme tu sentir.
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Muy apreciada y admirada Contadora de Libros:
    Este libro me impresionó de manera muy especial y grata.
    Confieso que cuando me lo regalaron, leyendo la contratapa e imaginando que el autor haría un eje de la cuestión política, abordándola conforme sus propias convicciones, no me entusiasmó demasiado, pero, como has dicho de manera tan acertada, “no es un libro político, sino humano”
    Me impresionó, decía, de un modo similar al impacto que en su momento me produjeron “Cien años de soledad” o “Rayuela”, por poner dos ejemplos de obras que comparten con ésta la cualidad de ser originales y diferentes de cuanto uno hubiera leído hasta el momento.

    Como ex lector que soy, ahora lejos de la literatura, ni siquiera sabía de la existencia de Fernando Aramburu, pero sospecho que la que cayó en mis manos es, casi con seguridad, su “ópera magna”
    Probablemente no resistiré la tentación de incursionar en otros de sus títulos, pero no creo (ojalá me equivoque) que me encuentre con algo de la calidad de “Patria”
    Está por un lado la definición magistral de los personajes, que bien has señalado, pero por otro el modo en que logra navegar por las aguas procelosas de un tema tan delicado sin caer en extremos de ningún tipo.

    Me gustaron la disposición en capítulos cortos, cada uno de ellos pleno de significado, y también eso de sembrar el texto con algunas palabras en euskera, sin traducirlas, como incitando al lector a averiguarlo, adentrándose así un poco en la cultura de su pueblo, pero sin excederse en el uso de este recurso.
    Conmigo, por lo menos, lo logró, con el auxilio del traductor de Google, como ya habrás imaginado.
    En resumen, me agradó mucho el libro y me pareció muy ajustada y ecuánime tu reseña. Te felicito: no era fácil comentarlo. Creo que no habría sabido como hacerlo si me lo hubiera propuesto. Sería, casi, casi, como querer hacerlo con el “Ulyses” de Joyce :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado y admirado Roberto:
      Un millón de gracias por tu comentario, por el tiempo que has dedicado a leer la entrada y por el esmero en darme una respuesta tan rica y completa.
      Primero que nada decirte que el hecho de que hayas leído el libro, es muy valioso para mi. Hablas con conocimiento de causa, lo que no hace sino añadirle más valor a tus impresiones pues las comparo con las mías y entiendo más cosas, más matices en los que ahondar.
      Ciertamente yo también intuyo (porque no lo sé a ciencia cierta) que ninguna otra novela de Fernando Aramburu tiene la calidad de "Patria".
      Este libro tiene la característica de ahondar en un tema muy crudo y latente siempre en la memoria de una sociedad entera, pero además lo hace de tal manera que no reconocemos un libro político sino humano. Esto no es fácil de conseguir, pero él lo ha hecho.
      Ya sabes que me gustó lo bien perfilados que están todos los personajes. Supongo que habrás identificado a todos los personajes que cité (aún sin dar nombres) en la entrada.

      Tú no eres ex-lector, tú eres una persona que ha leído mucho y que ahora administra su tiempo, puntualmente, alejado de las letras. Pero cuando vuelves a ellas, te sumerges de lleno, analizando todo lo que el libro te ofrece y la manera que tienes de sentirlo.
      Eres muy bueno con las letras y escribes muy bien, de eso yo puedo dar fe.. Por el hecho de que uno ahora mismo no siga escribiendo como antes, ni publicando, no significa que deje de ser ex-escritor. Siempre se está escribiendo aunque solo sea con la mente, aunque no se pase a papel.

      De nuevo muchísimas gracias por tu comentario y por compartirme tus impresiones. Hemos tenido ocasión de hablar sobre este libro en otros medios, pero me ha hecho ilusión verte también por aquí hablándome de él.

      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Entre todas las cualidades que te distinguen debo destacar una en particular, en esta ocasión: ¡eres muy generosa!
      Otro beso para ti

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.