La habitación de Nona.

He terminado de leerme "La habitación de Nona", de Cristina Fernández Cubas. 

Y ahora me pregunto por qué aún no había leído nada de esta autora. ¡Lo que me estaba perdiendo!

El libro me ha encantado. Contiene seis cuentos independientes, donde la autora deja su magnífica impronta de gran calidad literaria.

El primer cuento, da título a este libro y fue uno de mis favoritos. Es genial la manera en que la autora juega con la mente humana en general, y con el lector en particular. Nos hace partícipes de todo el proceso y empatizamos con el camino elegido, con los personajes que son muy palpables, y con su historia sólida y compacta. El final me pareció sorprendente y maravilloso, a la altura de muy pocos escritores.

El segundo cuento, "Hablar con viejas", es sencillamente sublime. Me fascinó la forma en que la autora nos hace vivir en primera persona todo lo que acontece. Es inevitable que el lector sienta que está en ese mismo escenario, que las cosas que narra le están sucediendo a él. Es un cuento que te lleva a la raíz de las sensaciones, de los sentimientos, es muy visceral. Y el final, es tan perfecto como inesperado.

El tercer cuento se titula "Interno con figura", me gustó mucho. Es sorprendente lo que nos cuenta, la manera en que lo muestra, pero sobre todo su gran sensibilidad. Empaticé tanto con la autora y con la historia, que parecía haber sido yo quien hubiese elegido tanto el tema como la forma de defenderlo. Sentí que eran mis propias interpretaciones las que se narraban, mi particular forma de entender las cosas y de leer entre líneas. Sin duda, éste fue uno de mis cuentos favoritos. 

El cuarto cuento, "El final de Barbro", es tan aterrador y real como puede ser la vida misma. Trata sobre una circunstancia, tal vez bastante socorrida, pero la manera en que la autora la lleva a cabo es muy peculiar y particular. Tanto en este cuento como en los demás, siempre subyace cierta complicidad entre autor y lector, y eso es algo que agradecí mucho. Aquí encontramos otro final sorprendente, en esta ocasión -a priori- podría parecer predecible, pero con gran maestría literaria la autora da un giro tan espectacular, como sublime y discreto. Fino y punzante, inesperado y demoledor.

El quinto, "La nueva vida",  tal vez sea el más subjetivo de todos los cuentos de este libro. Tiene un punto de surrealismo, o realismo mágico, que no terminó de convencerme demasiado. Está bien escrito, al igual que los demás cuentos éste también consigue atrapar al lector. Pero particularmente el tema me desconcertó, tal vez por un salto en el tiempo que sucede y por las continuas referencias al pasado frente al presente, tanto en recuerdos como en sucesos y reflexiones. Puede que haya sido el cuento que menos me ha gustado. 

El último, titulado "Días entre los Wasi-Wano", es muy original. Destaco lo bien ambientado que está, y  la magnífica dosificación del misterio. Su narración es rica en matices, y nos lleva por caminos serpenteantes, donde nada es lo que parece. Es un cuento que desvela pocas cosas, pues dice mucho más con lo que calla que con lo que narra de manera explícita. Pero eso no quita para que se entienda todo muy bien, y aquí vuelvo a señalar la gran labor de la autora para conseguir ese efecto. Quizás sea el cuento más intimista de todos los de este libro. Juega muy bien con esa parte objetiva de lo que está pasando, frente a la subjetiva de lo que no se cuenta pero se sobreentiende. Al final todos las piezas encajan como en un perfecto puzzle.

Definitivamente, ha sido una lectura más que satisfactoria. Me ha encantado y, desde luego, me ha dejado con ganas de seguir descubriendo más de su extenso catálogo literario.

Cristina Fernández Cubas nació en Barcelona (1945), es una escritora y periodista reconocida mayoritariamente por cultivar el relato breve, aunque también ha publicado novelas, obras de teatro, biografía y memorias. Es una de las autoras más premiadas y reconocidas y su obra ha sido traducida a más de diez idiomas. Entre otros, ha sido galardonada con el Premio Ciutat de Barcelona, el Premio Salambó, el Premio Cálamo, el Premio Qwerty, o el Premio Tormenta. 

Sinopsis: Una niña siente una envidia creciente hacia su hermana Nona, a quien todo lo que le ocurre es "especial" y, lo que es peor, le ocurre a escondidas. Una mujer al borde del desahucio confía en una benévola y solitaria anciana que la invita a tomar café. Un grupo escolar comenta un cuadro y, de repente alguien ve en él algo que perturba la serenidad. La narradora se aloja en un hotel madrileño y al salir vive un salto en el tiempo. Nada volverá a ser igual en la vida de dos hermanos tras conocer a una singular tribu amazónica. Pocos escritores como Cristina Fernández Cubas son capaces de revisitar la infancia y la madurez, la soledad y la familia, la cotidianidad de nuestras casas y nuestras ciudades y descubrirnos, con la precisión e irónica elegancia de su escritura, que en todos esos ámbitos tal vez aniden inadvertidos el misterio, la sorpresa y el escalofrío.

Comentarios

  1. Fíjate que (ni yo misma sé por qué) nunca me han atraído las recopilaciones de cuentos o de relatos breves. Yo creo que viene de hace mucho tiempo, cuando atendí a la recomendación de leer "Crónicas Marcianas" de Bradbury que no consiguió atraparme (quizá mi ignorancia, quizá mi momento, no sé...)
    Pero estoy pensando que los relatos breves bien merecen un nuevo intento con esta tu propuesta tan atractiva de hoy.
    Vuela este abrazo grande, querida Contadora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Bisílaba!
      Pues fíjate que a mí siempre me han gustado los cuentos. Ese género lo descubrí gracias a mi queridísimo Antón Chéjov y sus maravillosos cuentos. Siento debilidad por este autor y sus cuentos son, simplemente perfectos y brillantes.

      He leído cuentos muy insulsos, pero si detrás de ellos está la pluma de un gran escritor/a, te aseguro que disfrutarás muchísimo. Al menos si eres como yo, alguien que ama ese género literario.

      Yo creo que sí, que merecen que les des otra oportunidad. Con ese nuevo intento, seguro que das con algún autor/a que merezca la pena, y cambie por completo tu perspectiva sobre los cuentos. A ver si es así. Ya me cuentas, ¿si?
      Gracias!!

      Vuela otro abrazo enorme para ti, querida Bisílaba.

      Eliminar
  2. Vaya! a mi siempre me ha ocurrido lo contrario que a nuestra amiga BISI, siempre me han atraído los cuentos, fundamentalmente por su extensión lo primero jaja hubo un tiempo hace mucho, mucho, que la lectura, por aquello de la calma y concentración que precisa y mi a naturaleza inquieta y dispersa tanto le cuesta, por eso mi primera aproximación en serio a la lectura comenzó con los cuentos, después ya cuando empecé a leer en serio, me enamoré del Perseguidor y otro cuentos de Cortázar ( que si no has leído te recomiendo, espera… hace algún timpo subí a una entrada y debo tener por aquí el enlace donde puedes leer algunos de ellos e incluo algunos leídos por el propio Cortázar FOR YOU y tb para BISI si vuelve o quien lo desee :- ) y ya me rendí definitivamente a este género con los de Borges, todos son una maravilla ( siento no poderte pasar alguno ; ) además así descubrí a estos autores que quizá nunca hubiera abordado, si hubiera comenzado por sus novelas que luego fui descubriendo.. En fin, que además de la preciosa introducción que como siempre nos has regalado, aquí queda otro que dejo apuntado para cuando me sea posible, además hace mucho que había escuchado de las maravillas de esta autora, así que como siempre mil gracias por todos estos regalos tuyos.

    Como siempre un inmenso placer, un beso enoorme mi querida NÉLIDA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, María!!

      A mí también me gustan mucho los cuentos, es un género literario que si va acompañado de un gran autor/a, el disfrute está garantizado. Condensa en menos tiempo una misma historia, hay que tener mucho arte y buen hace con las letras para conseguirlos.

      Tomo nota de los cuentos que me recomiendas sobre Cortázar (además me llevas a ellos directamente desde "FOR YOU", muchísimas gracias!!). También Borges, tomo nota de ello!!!

      Si no has leído a Antón Chéjov, yo te recomiendo cualquiera de sus cuentos. Son todos maravillosos, además yo siento predilección por la literatura rusa, así que imagínate cómo he disfrutado con ellos. Por ejemplo:
      https://contadoradelibros.blogspot.com/2020/05/cuentos-imprescindibles.html

      También Stefan Zweig es un autor que ha escrito muchos cuentos cortos, aunque también novela extensa. Entre sus cuentos cortos, te diría que leyeras estos dos, porque pienso que te podrían gustar muchísimo:

      https://contadoradelibros.blogspot.com/2020/09/carta-de-una-desconocida.html

      https://contadoradelibros.blogspot.com/2020/12/veinticuatro-horas-en-la-vida-de-una.html

      Gracias por tanto, querida María. Mil gracias a ti, porque los regalos los recibo yo con cada uno de tus comentarios donde dejas ver tantas cosas de ti.
      Un beso enorme!! Feliz finde!!




      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Gracias, querida María, por el enlace a los cuentos de Cortázar!´
    Entre nuestra querida amiga Contadora y usted me vais a convencer y todo ;-)
    El que citas de Zweig, Nélida, "Carta de una desconocida", sí que lo leí hace ya mucho tiempo. Espléndido, me atrapó. Bueno, todo Zweig lo hace.
    (borré el comentario anterior porque olvidé comentar sobre ese libro)
    Abrazo enorme a ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Zweig es mucho Zwieg. Adoro a este autor y sus letras. ¡¡Es buenísimo!!

      Gracias, Bisílaba, por compartir tanto conmigo.
      Un abrazo gigange para ti, y para nuestra querida María, en "esta conversación a tres".

      Eliminar
    2. Es que Zweig es mucho Zwieg. Adoro a este autor y sus letras. ¡¡Es buenísimo!!

      Gracias, Bisílaba, por compartir tanto conmigo.
      Un abrazo gigange para ti, y para nuestra querida María, en "esta conversación a tres".

      Eliminar
  4. Los relatos me gustan. Sí, me gustan los libros de pequeñas historias. Pero si además, hay saltos en el tiempo, me encanta. Muchas de las cosas que ha creado la imaginación humana tienen un punto de partida. Sobre los agujeros negros y los saltos en el tiempo, siempre he sido algo escéptica, pero ¿Por qué no? El caso es que me apasiona el tema.
    Un besazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.

      Creo que este libro es muy bueno, tal vez le debas dar una oportunidad.
      Veo que coincidimos en gustos sobre relatos cortos, cuando están bien escritos es pura magia!!
      Si finalmente te decides a leerlo, espero que me cuentes tus impresiones.
      Gracias.

      Un beso muy grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Querido Miguel.

Los indianos

La vida en miniatura.