Fragua.

He terminado de leerme la novela "Fragua", de Ali Smith.

Es un libro que no ha terminado de convencerme. Comienza bastante bien, al menos a mí consiguió atraparme, pero antes de llegar a la mitad todo se vino abajo. Ya dejaba de entender la novela, no conectaba con la historia que quería mostrar, se volvió demasiado surrealista y -particularmente- me aburrió mucho. 

Tampoco me gustó la manera en que está escrita, no empaticé con ningún personaje, me entró la desidia.......tal fue así, que abandoné la lectura y no pude llegar al final. Es mi primera incursión en las letras de esta autora que tan buenas críticas tiene, pero algo me dice que también será mi última vez. Por ahora no me quedo con ganas de seguir leyendo más obras suyas.

Ali Smith nació en Escocia (1962). Es escritora, dramaturga, académica, periodista, miembro de la Royal Society of Literature, y recomendadora de la Orden del Imperio Británico. Estudió la Licenciatura conjunta de Lengua y Literatura Inglesa en la Universidad de Aberdeen, llegando a ser la primera de su clase, obteniendo el primer puesto de la categoría de Senior Honours English y ganando el Premio Bobby Aitken Memorial de la Universidad. Más tarde estudió un Doctorado en Modernismo Estadounidense e Irlandés y se desempeñó como docente en la Universidad de Edimburgo, trabajo que dejó en 1992 porque sufría el síndrome de fatiga crónica. Después de eso regresa a Cambridge para concentrarse exclusivamente en su escritura.

Sinopsis: Un día, en la Gran Bretaña posterior al Brexit y en medio de la pandemia, la artista Sandy Gray recibe una llamada telefónica inesperada de una conocida de la Universidad, Martina Pelf. Martina está llamando a Sandy para pedirle ayuda con una pregunta misteriosa que le han hecho después de pasar medio día encerrada en una habitación por los oficiales de control fronterizo sin ninguna razón que pueda comprender. Saltando en el tiempo, en Fragua aparece la historia de una herrera que hizo piezas hermosas hace siglos y que fue perseguida y marcada. Una historia de restricciones y lucha por la libertad que se entrelaza con la historia de Sandy gracias a una excepcional cerradura creada por la herrera y que llega a manos de Martina Pelf. Una novela esperanzadora, que puede leerse como una oda al célebre Cuarteto estacional, en la que Ali Smith nos trae de nuevo una novela inteligente y conmovedora, reflexiva y juguetona.

Comentarios

  1. Vaaya! La fragua no ha fraguado en ti, por lo que parece ; )
    Esta es otra de las cosas que más me gustan de tus reseñas, tu sinceridad. Si no conectas con ella lo dices y fin. Me resulta curioso que a algunas personas que tb hacen muy buenas reseñas siempre les gusten los libros que leen y es verdad que con la literatura como con el cine o la música, al margen de la calidad literaria y de la obra en sí, a veces no se conecta o por lo que sea el libro se convierte en una cuesta ascendente en la que es imposible hacer cumbre. A mi me ha ocurrido con los Detectives salvajes de Bolaños, es una estupenda novela, Bolaños es un genio, no hace literatura, hace metaliteratura porque se incluye así mismo en personajes que hacen de su alter ego, al lado otros cientos en un desfile complejísimo de seguir .. total, que te cuento esto porque tb la dejé aparcada para mejor ocasión, aunque no porque no me gustara, porque me sobrepasó.. tenía la sensación de que en vez de una novela estaba ante una clase magistral de la que tenía que tomar apuntes previos para seguirla y cuando algo te requiere tanto esfuerzo, hay que echarle muchas ganas y no siempre se tienen, lo cual no significa que en algún otro momento lo vuelva a intentar , quizá te ocurra a ti lo mismo con la Fragua… o no, quizá no es para ti y ya está. Como siempre mil gracias y muchos besos.. a ver si la siguiente novela que caiga en tus manos te hacen disfrutar tanto como algunas han consiguido y a nosotros contigo!

    PD En la anterior entrada te he dejado una cosita, por si te pasa desapercibida por estas cosas tecnológicas que pasan y nadie comprende ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, María!
      Efectivamente, esta Fragua no ha fraguado en mí. Y mira que le puse intención y ganas, pero ya ves.
      No siempre pueden gustarnos los libros que leemos, por más exclusivos que nos volvamos con el tiempo a la hora de elegir las lecturas. Me he vuelto muy selectiva en eso, pero siempre terminas conectando más con unos libros que con otros, o incluso no conectar en absoluto como fue el caso.
      Conozco muy bien la sensación que describes. A veces "no es culpa" del libro sino de nosotros y del momento elegido para leerlo. Pero ya te digo que Fragua no ha sido ese caso, no me quedé con ganas de seguir leyendo este libro en otra ocasión ni de leer más obras suyas. Al menos por ahora y sólo por eso de: nunca digas, nunca jamás.

      Gracias como siempre por tu comentario, María. ¡Y por tus aportaciones!
      Muchos besos.

      P.D: Muchas gracias por la deferencia y la mención, de verdad. Esta mañana temprano, he ido a leer tus nuevas publicaciones. Como siempre que visito tu bitácora, me he deleitado y disfrutado a partes iguales, esta vez incluso de manera más especial por tanto cariño mostrado. Gracias!!

      Eliminar
  2. Pues gracias por la sinceridad, porque no siempre se acierta. Cuando un libro se nos atraganta , lo mejor es dejarlo y como dice el dicho pasar página, aunque es este caso lo mejor dejar de pasarlas 😊
    Gracias Nélida por estar ahí 😉
    Un abrazo 🤗〰💕

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Eso mismo pienso yo, cuando un libro se atraganta de esta manera, mejor dejarlo. Porque con la cantidad de buenas lecturas que hay esperando a ser leídas, no merece la pena “perder “ el tiempo en una que no te está gustando nada (como ha sido el caso).
      Cuestión de gustos, como digo siempre, y es que seguro que tanto la novela como la autora tendrán una lista enorme de fieles lectores que aplaudan cada uno de sus pasos literarios.

      Gracias a ti una vez más, por ser y estar. 💚
      Un abrazo enorme. 🤗〰💕

      Eliminar
  3. ¡Qué sorpresa! Me has dejado con la boca abierta. Pocas veces, o ninguna, he creído leerte abandonando un libro. Aunque ya te dije que yo hace tiempo que suelo hacerlo. Si no me atrapa, ni siquiera un poquito, paso al siguiente. Con el paso de los años, prefiero disfrutar de mi tiempo.
    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Macarena!
      Suelo ser muy benévola con los libros, y me cuesta abandonarlos, pienso que "se enderezará en algún momento".
      Pero este fue, simplemente insufrible. No pude continuarlo.

      En fin, muchas gracias por tus cariñosas palabras.
      Un besote!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Querido Miguel.

Los indianos

La vida en miniatura.