Los infortunios de Svoboda.

 

He terminado de leerme la novela "Los infortunios de Svoboda", de János Székely.

Es un libro exquisito, bastante peculiar y diferente, que me ha encantado. No había leído nada de este autor, ahora sé que únicamente escribió dos novelas, por lo que no estaría nada mal leer ambas.

Hace relativamente poco, tuve tres flechazos visitando una librería, y mi "acompañante" - siempre tan atento- se dio cuenta de ello y tomó nota para, días más tarde, regalármelos por sorpresa.
Por ahora he leído La tía Mame , que no ha podido gustarme más. Recién termino éste, que me ha encantado. Y no veo el momento de empezar "Querido Miguel" de mi no menos queridísima y admirada Natalia Ginzburg. Algo me dice que esto terminará en un acierto pleno: tres de tres.

"Los infortunios de Svoboda" es una novela especial, ambientada en la época de la invasión alemana en la Europa Central. Me ha encantado su personaje principal, Svoboda, así como la manera en que el autor se vale de él para darle la intencionalidad buscada a la novela; esa estupidez humana y el devenir de los hechos. Con una prosa sencilla y agradable de leer, iremos descubriendo más personajes curiosos, que sin tener nada en común, terminarán entremezclándose en esta historia. Es muy destacable el finísimo sentido del humor con que está escrita y la carga satírica que trae.

Es una novela dura pero tierna al mismo tiempo, intensa y frágil a la vez. Svoboda es un hombre simple, torpe, sin malicia, rozando la ingenuidad perpetua, que no entiende el significado de las cosas ni las consecuencias que conllevan. De esos personajes que se quedan con el lector, una vez se han conocido.

Decir que el prólogo, escrito por Pablo d´Ors, me ha parecido maravilloso.
Cuando empecé el libro, esas primeras líneas me animaron a querer adentrarse en la novela, y ahora que he terminado de leerla, vuelvo a él para darme cuenta de que podría suscribir cada una de las palabras, pensamientos y admiración compartidos.

János Székely, nació en Budapest (1901) en el seno de una familia humilde. La temprana muerte de su padre le obligó a ayudar a su madre a tirar de la frágil economía doméstica; una infancia dickensiana que después trasladaría a sus novelas. Con tan sólo quince años, debutó como poeta con la publicación de sus primeros versos en un periódico de su ciudad natal, aunque jamás llegó a conocer a los redactores que le dieron esta oportunidad, pues, según sus propias palabras, "no disponía de unos pantalones largos para acudir a las entrevista". Debido a sus ideas políticas, cuando el Gobierno de Hungría cayó en manos del ultraconservador Horthy, Székely emigró primero a Viena y después a Berlín. Allí, aprovechando el calor que le proporcionaban los trenes de cercanías, continuó escribiendo poemas, relatos y hasta piezas teatrales, y también ganó su primer concurso literario. En 1926 tomó contacto con la industria cinematográfica y comenzó a escribir sus primeros guiones para películas mudas, hasta que en  1934 Lubitsh se lo llevó a Hollywood para trabajar en el texto de la película "Desire", con Marlene Dietrich y Gary Cooper. Desde ese momento no dejaría de viajar entre EE.UU. y Hungría, hasta que en 1938 se estableció en Nueva York, donde continuó su exitosa carrera como guionista, que culminó con la obtención de un Oscar por "Arise, My Love", de Mitchell Leisen, con Claudette Colbert y Ray Milland. En los años cuarenta, bajo el seudónimo de John Pen (utilizaba el de John S. Toldy para los guiones), pues temía que debido a su tendencia pacifista y antibélica se tomaran represalias contra su madre, que aún vivía en Hungría, comenzó su carrera como novelista. "Los infortunios de Svoboda", una brillante alegoría de la invasión nazi que ubica en un pequeño pueblo checoslovaco. En 1846 culminó su gran novela autobiográfica "Tentación", que fue recibida por la crítica como una obra maestra, situándole a la altura de maestros naturalistas como Maxim Gorki o Émile Zola. Objetivo de la caza de brujas de la era McCarthy, se vio obligado a emigrar con su familia a México, desde donde viajaron de nuevo a Europa, a Berlín, lugar en el que fallecería el 16 de diciembre de 1958. Sus cenizas yacen en un cementerio de Budapest. 

Sinopsis: Estamos en un pequeño pueblo de Bohemia donde nunca pasa nada. Los trenes que paran en la estación rara vez traen a nadie interesante. Svoboda, un tipo algo ingenuo y simplón, frecuenta sus andenes desde hace un cuarto de siglo y se dedica a ayudar a los pasajeros a cargar su equipaje. Hasta que un día, en 1939, las tropas alemanas invaden la ciudad, y el portador aficionado se ve acusado sin saber muy bien cómo de organizar un atentado para matar a Hitler......Tras la suerte del necio Svoboda adivinamos la historia de todo un país, desgarradora y absurda, como vista por el lado equivocado de un telescopio. Estamos ante una novela magistral donde la sátira se mezcla con la ternura, que trata sobre la facilidad con que fabricamos cobardes y mártires, todo con olímpico desprecio hacia cualquier valor humano. 

Comentarios

  1. ay ay ayyyy si es que, querida amiga Contadora, leerte a ti es querer leer todos, cada libro que comentas. Ya tengo a "La tía Mame" en mi cuarto, esperando a ser leído :-))
    Un abrazo grande y de domingo, querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy querida Bisilba, qué amable y cariñosa eres siempre conmigo.
      Gracias por la deferencia de valorar de esta manera mis opiniones sobre los libros que leo. 🤗

      No sabes lo feliz que me hace saber que te has hecho con la novela La tía Mame”. Qué bueno, espero que te guste. Disfrútala mucho!!
      Ya me contarás.😍📚

      Un abrazote!

      Eliminar
  2. Qué extraordinarios regalos. Eso sí es una declaración de amor y no esos ramos de flores que terminan alicaídos y mustios a los pocos días. Observo, además, que Tío Miguel ha sido traducido por Carmen Martín Gaite, que ya supone toparse con una literatura exquisita y una traducción cuidadísima, como si la autora original hubiera puesto sus palabras directamente en castellano.

    Y qué decir del libro que reseñas... Me ha parecido toda ella interesantísima, empezando por la azarosa vida el autor, que podría ser fácilmente novelada porque no le falta de nada: pobreza, tenacidad, exilio, reconocimiento,, caza de brujas indiscriminada... Me quedo, cómo no, con el eco de la sinopsis de su novela, que pese a tocar un tema muy recurrente en aquellos años, tiene el suficiente calado para desear leerla.

    Como siempre, un post impecable que se transforma en faro literario.

    Abrazos agradecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Una mirada!
      Pues la verdad es que sí, concretamente estos regalos tan deseados y al mismo tiempo inesperados, me llenaron el corazón.

      Aún no he podido empezar "Querido Miguel", pero también -al igual que has hecho tú- me he fijado en la traducción de la obra. Ya te contaré....

      Me alegra ver que has abierto los brazos a este libro de János Székely. Merece mucho la pena por todos los motivos que intenté plasmar en la reseña, pero además ha abierto una ventana a otro libro y eso es plus adicional.
      Tengo la sensación de que, a este autor, o se le quiere o se le odia. No hay lectores tibios para su literatura, al menos así lo percibo yo.
      Me alegro de haber llegado hasta él y haber poder disfrutar tanto esta obra suya.

      Muchas gracias por tus palabras, tan amable siempre.
      Abrazos luminosos y buenas lecturas para ti también!

      Eliminar
  3. Amiga Nélida,
    Yo quiero leer este libro. Me ha encantado toda la presentación que has hecho y creo que sabes todo lo que me gusta la temática de la Segunda Guerra Mundial y, en especial, la zona de Europa del Este.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué feliz me hace saber que te harás con este libro, que tienes ganas de leerlo después de yo haberlo presentarlo por aquí.
      Pues espero que lo disfrutes mucho.
      Es un buenísimo libro.

      Un besazo, amiga Macarena.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Querido Miguel.

Los indianos

La vida en miniatura.