Los anillos de Saturno.

 

Esta semana me leí la novela de W.G. Sebald, titulada "Los anillos de Saturno". 

A pesar de las ganas que le eché y mi buena predisposición, no conseguí conectar con esta novela. Me resultó una lectura muy plana que no me llegó a transmitir gran cosa. Lejos de captar mi interés, la percibí con una historia muy dispersa, incluso por momentos, inconexa. 

Cuando leí la sinopsis del libro, me hice una idea de lo que hallaría en su interior pero -para mí- nada ha tenido que ver una cosa con la otra. Por otra parte, el trabajo de traducción me pareció bastante insuficiente, lo que no hizo más que avivar mi desánimo por la historia.

Encontré a un señor que empieza una andadura, pero no me gustó ni lo que me contó, ni la manera en que lo hizo ni el contexto o atmósfera que se supone pretendía conseguir. Ha sido una lectura bastante decepcionante, de un autor desconocido para mí, del que no me quedo con ganas de seguir descubriendo. 

Sobre gustos no hay nada escrito, y supongo que este libro (como todos) será del gusto de muchos lectores. Todo tiene su público y su mercado. A mí me faltó poco para abandonarlo, pero decidí llegar hasta el final para tener una opinión más fiel y conjunta.

Winfred Georg Maximilian Sebald (1944- 2001), se licenció en Letras por la Universidad de Friburgo, en Suiza. Se traslada en 1968 a la Universidad de Manchester, para ejercer como docente. Hasta que en 1970 fija su residencia en Reino Unido, para ser profesor de Literatura Alemana Moderna por la Universidad de East Anglia. Comenzó a escribir de forma tardía a los 43 años, y es autor de varias obras como: "Vértigo" (1990), "Austerlitz" (2001), o "Los anillos de Saturno" (1995).

Sinopsis: El escritor emprende un viaje a pie por el condado de Suffolk, en la costa Este de Inglaterra, para llenar el vacío que se ha apoderado de su interior al haber concluido un trabajo importante. A la vista de paisajes solitarios y pequeñas poblaciones costeras se topa con vestigios de un pasado que le remite a la totalidad del mundo, enmarcado en multitud de épocas, espacios y personajes diferentes. Sebald funde magistralmente la autobiografía con la descripción y redacción de historia e historias, anécdotas, conjeturas y recuerdos a caballo entre la realidad y la ficción, en los que la civilización y la naturaleza se muestran en sus variedades más amplias. Son muchos los personajes que acompañan a Sebald en su viaje interno y externo y a los que les concede la palabra: Thomas Browne, Chateaubriand, Swinburne, Joseph Conrad, Borges...

Comentarios

  1. Bueno, ya se sabe que, por mucho interés que concite un libro, hasta que no nos sumergimos en él ignoramos hasta qué punto se cumplirán las buenas expectativas. Poco te puedo decir porque, pese a conocer autor y título, ni he leído el libro ni ninguno del autor. Vista tu "experiencia" dudo que me ponga a ello porque habiendo otras lecturas que prometen sería absurdo poner este libro en la lista.

    En mi caso, he terminado Delito, de Carme Chaparro y estoy con La princesa de Buchenwald, de Ana Andreu Baquero.

    Abrileando, pero sin lluvia, te envío un primaveral abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.

      Creo que no te pierdes mucho si dejas de lado a este autor, no quiero ser osada sólo es mi humilde opinión.
      Mira que intento buscarle siempre algo bueno a la lectura que tengo entre manos, pero chico, en esta ocasión me fue imposible.

      Veo que estás inmerso en buenas lecturas y que no paras!!!. Me alegro mucho. Gracias por compartirlo conmigo, me gusta tomar nota de tus recomendaciones!! 🙌 📚📖

      Un abrazo primaveral, querido amigo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Querido Miguel.

Los indianos

La vida en miniatura.