La autopista Lincoln.

He terminado de leerme la novela "La autopista Lincoln", de Amor Towles. 

Es un libro maravilloso y espectacular. Me ha encantado. Una lectua que avanza por casi seiscientas páginas, pero que se pasan como un suspiro.

Ha sido mi primera incursión en las letras de este escritor y me ha parecido un GENIO en mayúscula. En esta historia es capaz de llevarnos a situaciones y lugares insospechados, bajo diferentes puntos de vista y con la atenta mirada de unos protagonistas muy bien perfilados, quienes -cada uno con su propia voz narradora- se entremezclan con los variopintos personajes que van apareciendo en escena. 

Me ha parecido un libro perfecto en todos los sentidos; la sutil manera en que está escrito, su prosa de calidad, los mensajes subliminales que nos va regalando, su historia compacta llena de fuerza pero también de dificultades, los valores que defiende, esa sutileza a la hora de avanzar de una aventura a otra, etc. 

Mención especial al hecho de que es imposible no empatizar con cada personaje, por muy dispares o poco afines que sean a uno mismo. Amor Towles los dota de una personalidad arrolladora, única y especial. Es imposible no disfrutar con esta lectura donde todo está allí por algo, no hay nada al azar. Un libro que he leído con sumo placer, con mucha admiración y disfrutando de que nada es predecible en él.

Su autor, Amor Towles (Boston, 1964), se graduó en la Universidad de Yale y completó estudios de posgrado en Literatura Inglesa en la Stanford. Tras haber trabajado como profesional de las finanzas durante más de veinte años, ahora se dedica a tiempo completo a escribir en Manhattan, donde vive con su espoa y sus dos hijos. Es autor de "Normas de cortesía", "Un caballero en Moscú" que se estrenará en cines, y "La autopista Lincoln". Sus obras han sido éxito de ventas y se han traducido a más de treinta idiomas. También es autor de algunos relatos, que han aparecido en diferentes revistas. 

Sinopsis: Dotado de una fantasía desbordante, Billy Watson sueña con emular las expediciones de Aquiles, Ulises o Simbad, los héroes de un curioso libro de tapas rojas del que nunca se separa. Y la ocasión se le presenta cuando su hermano Emmett, diez años mayor, regresa a casa después de quince meses de internamiento en una granja de Kansas. Con su madre desaparecida hace tiempo, su padre recién fallecido y la finca familiar en manos del banco, cortar amarras y lanzarse a la aventura se convierte en una imperiosa necesidad para los Watson. A bordo de un viejo Studebaker Land Cruiser, los dos hermanos se disponen a viajar a lo largo de la autopista Lincoln hacia la remota California en busca de una nueva vida. Sin embargo, la inesperada aparición de Duchess y Woolly, dos jóvenes conocidos de Emmett, dará un vuelco radical a sus planes y los llevará, tras una odisea al filo de lo increíble, hasta un lugar que el pequeño Billy jamás podría haber imaginado. Contada desde múltiples puntos de vista, repleta de situaciones asombrosas y un variopinto repertorio de personajes -payasos y actores sin oficio ni beneficio, vagabundos y mendigos de toda laya, pastores de almas especilamente peligrosos y aristócratas del Upper East Side-, La autopista Lincoln no sólo es una conmovedora aventura de fidelidad, valor, coraje y amistad, sino también un elogio de la fuerza reparadora de la lectura y el irresistible encanto del arte de contar historias. 

Comentarios

  1. Uy, Nélida ¿Viajes? ¿Aventura? ¿Personajes con rumbo a lo desconocido? ¡Esta no me la pierdo! Pero es que además, teniendo en cuenta tus impresiones, estoy convencida de que disfrutaré mucho de este viaje.
    Nunca te he dicho, por cierto, que me encantan tus fotos.
    Un beso enorme. Feliz semana, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      Podemos decir que este libro lo tiene todo :-) sobre todo para amantes de los viajes y las aventuras, como es tu caso.

      Me ha gustado muchísimo, Macarena, como se deduce de mis impresiones.
      Tenía muchas ganas de leer este libro, y ahora no puedo estar más contenta de haberlo hecho.
      Ojalá te guste mucho, si finalmente te animas a leerla. Ya me cuentas.

      Un beso grandote!!

      Eliminar
  2. Tu entusiasmo es contagioso y, pese a no haber leído esa novela, estoy seguro de no quedar desengañado cuando me haga con ella (que lo haré), quizás porque, además de tu reseña, cuento con mi propia experiencia leyendo otra novela del autor, Un caballero en Mosú, que cuenta las peripecias de un aristócrata ruso obligado por las autoridades soviéticas a estar confinado de por vida en un hotel, lugar donde recalan un sinfín de personajes que, junto a las peripecias del aristócrata, conforman una novela amena donde también se viven los ecos de las turbulencias que se suceden al otro lado de las paredes donde el protagonista disfruta de un encierro nada convencional. Así que tu novela de Towles tendrá su oportunidad.

    Abrazos frescotes con gotas de lluvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.
      Muchas gracias, es muy agradable leer que mi entusiasmo ante una lectura pueda llegar a ser contagioso para alguien.

      Yo le tengo muchas ganas a la novela "Un caballero en Moscú", ahora que sé el buen sabor de boca que te dejó a tí, más convendida estoy de leerla.
      Realmente quiero leer las tres novelas que ha escrito Amor Towles, después de esta primera experiencia me apetece mucho seguir descubriendo a este autor.

      Espero que te guste este libro, Una mirada, si quieres cuando la leas me encantará saber tu opinión.
      Abrazos enormes y frescotes para ti también!

      Eliminar
  3. Que bien lo presentas de foto y de reseña. Me gustan las de aventuras. Madre mía que grupo más variopinto se junta . La pereza me puede Nélida y tengo que sacarméla de encima y empezar a leer por que ya está bien.
    Nos llegó el agua y el frío. Buena noche.
    Ün abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Muchas gracias por tus apreciaciones. Me encanta hacerle fotos a los libros, además de leerlos claro jjijijiji. Eso principalmente, es obvio.

      Pues mira, ¿te digo una cosa? si quieres desperezarte de esta racha de sequí lectora, te animo mucho a que leas la novela "Miedo" de Stefan Zweig, de la que ahora mismo he subido una reseña al blog. Creo que es la ideal para "reengancharte", hazme caso.

      Un abrazo grande para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La palabra para rojo.

Ardiente Secreto.

Mil gracias y mil sonrisas, duendes míos.