La señora Dalloway.

 

He terminado de leerme "La señora Dalloway", de Virginia Woolf. 

Este libro hay que leerlo con los ojos de la época que lo vio nacer, tenemos que retrotraernos al contexto social de aquellos años de principios del S. XX, y sobre todo al papel que jugaba la mujer.

Es un libro bonito. No encuentro mejor calificativo: Bonito. 

Demanda mucha atención por parte del lector, pero a poco que te metas en la historia no querrás soltarla. Cuando te conquista con esa manera de narrar, o haciendo que te pongas en el lugar de los personajes, cuando te cuenta sus secretos y pensamientos. Todo es una continua invitación a sentir lo narrado.

La historia gira en torno a una fiesta que va a celebrar la señora Dalloway en su casa, será una cena llena de gente importante y destacada de la sociedad. Pero realmente la novela trata sobre la vida de sus dos protagonistas principales; la propia señora Dalloway y su amigo Peter. No hay que quitar valor al resto de personajes y sucesos, de verdad que no tienen desperdicio, pero ciertamente la historia se centra en estos dos amigos de la infancia que, con el paso de los años, sintieron algo más que amistad. Hay cosas que se dijeron, pero fueron muchísimas más las que se callaron. Precisamente éstas últimas son “la alma mater”de esta novela. 

Mención especial a esa “catástrofe” que sucede. Es increíble la manera en que me llevó a sentirlo todo en primera persona, una catarata de sentimientos y sensaciones me embargaron.

El libro es bonito, sí, además de suave y atractivo. Hay que acercarse a él con suavidad, sin exigencias, tan sólo disfrutar de su lectura y ser consciente de todo lo que recibes a cambio.

Virginia Woolf nació en Londres (1882) y falleció ahogada en el río Ouse en 1941. Tras fallecer su padre (el conocido hombre de letras Sir Leslie Stephen), tanto Virginia como su hermana Vanessa abandonaron el elegante barrio de Kensington para trasladarse al bohemio Bloomsbury, que dio nombre al brillante grupo literario formado alrededor de las hermanas Stephen. En él participaron, entre otros, T. S. Eliot, Bertrand Russell, Vita Sackville-West y el escritor Leonard Woolf, con quien Virginia se casó y junto al que dirigió la prestigiosa editorial Hogarth Press. Desde sus primeras obras, Virginia Woolf resaltó su intención de que las novelas fuesen algo más que una mera narración. En "La señora Dalloway" (1925) y "Al faro" (1927) la autora expresa los sentimientos de los personajes con técnicas propias, consiguiendo grandes efectos psicológicos por medio de imágenes, metáforas y símbolos. También destacan, entre otras obras, "Orlando" (1931), "Un cuarto propio" (1929), "El lector común" (1932), etc.

Sinopsis: Publicada en 1925, fue la primera de las novelas con que Virginia Woolf revolucionó la narrativa de su tiempo, relata un día en la vida de Clarissa, una dama londinense de alta alcurnia casada con un diputado conservador y madre de una adolescente. La historia comienza una soleada mañana de 1923 y termina esa misma noche, cuando los invitados de la fiesta que se ha celebrado en la mansión de los Dalloway se despiden. Aunque en el curso del día sucede un hecho trágico, lo verdaderamente esencial de la obra estriba en la maestría con que Woolf logra ahondar en la mente y los sentimietos de los personajes, dibujar los ritmos escurridizos  de su conciencia, y expresar la condición de la mujer de un modo a la vez íntimo y objetivo.

Comentarios

  1. De momento estoy con La con la chica del tambor, llevo poco leido pero me está resultando pesado como no cambie más adelante creo que no me gustará.
    Algo mejor me ha dejado El amante bilingüe. En donde se va viendo la transformación de Juan abandonado por su esposa y convirtiéndose en vagabundo y en un extraño Faneca para intentar volver con su mujer. Tanto le empeño pone que termina por adueñarse de él y perder su identidad.

    Espero que el fuego que tenéis por ahí pare pronto. Es tremendo lo que estamos viendo por todos lados. No aprendemos y al final este mundo entre unas cosas y otras terminará siendo un erial. Mal lo tendrán generaciones venideras
    Volvió el calor y por aquí nunca se han conocido temperaturas de 38º como hemos tenido.días atrás.
    Buen fin de semana Nélida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura.
      No he leído el libro con el que tú estás ahora. A veces pasa eso, que no terminamos de entrar en la historia de un libro po rmil motivos.
      Yo soy de las que piensan que...con la cantidad de libros que hay por leer....no merece la pena seguir con uno que sabes no terminará de gustarte.
      Ya me contarás si luego mejora!!

      El fuego que está en Tenerife (la isla vecina) no está controlado y la previsión es que siga ardiendo sin contro. Sí, es una pena muy grande. Espero que pare pronto, y los que están en Península también espero lo mismo.

      Buen finde.
      Muchas gracias!!
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. No hubiera elegido el libro, de haberlo visto. Otra cosa es acercarme a él a través de tus lecturas y saber que ahora sí lo leería.
    Me gusta la idea de un reencuentro con amigos de la infancia. Por suerte, yo sigo cerca de mi amiga del alma ¡47 años juntas! Que se dice pronto... Creo que no tenemos secretos la una para la otra. Quizá un día escriba sobre ello ¿Quién sabe?
    Mil gracias siempre, Nélida, por hacer mis lecturas más fáciles.
    Un besazo. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.

      A veces hay que ampliar las miras, pues hay libros que a priori podemos pensar que nunca leeremos, pero cuando caen en nuestras manos son auténticas joyitas y muy de nuestros gustos!!!

      Enhorabuena por esa larga amistad, no es fácil conservarla de siempre pues la vida nos suele llevar con caminos distintos que tienden a separar la cercanía de las amistades (y no hablo de cercanía física, ya me entiendes).

      MIl gracias a ti, Macarena.
      Deseo que, si te haces con este libro, lo disfrutes tanto como hice yo.

      Un beso enorme y feliz domingo de descanso.

      Eliminar
  3. Hubiera preferido que la historia se hubiera desarrollado en España para así meterme mejor en la forma de ser de aquella época. Pero supongo que será prácticamente igual, verdad?
    Voy a hacer todos los posibles por encontrarlo en pdf y si no, lo haré en papel.
    Nuevamente te debo dar las gracias por esta guía hacia los libros.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gumer.
      Interesante tu punto de vista, que se desarrollara en el país que tanto conocemos nos haría acercarnos un poco más a ese pasado nuestro,eso es cierto.

      La novela se desarrolla en Montana y es todo un acierto lo bien ambientada que está. Chapeau.

      A ver si lo consigues, y sobre todo a ver si te gusta!!
      Gracias.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  4. La novela solo la conozco por su título. Hace mucho tiempo que no leo a Virginia Woolf, excelsa autora de la que se ha dicho que solo un traductor/traductora que sea capaz de instalarse bajo la piel de Woolf puede hacer llegar a los lectores y lectoras de habla no inglesa todo ese mundo interior de la novelista que impregnaba cada una de sus producciones.
    Seguramente, leeré más adelante La señora Dalloway que con tan buena reseña presentas, y es posible que me colme tanto como Las olas y me sienta todavía más cerca de una autora de la que he leído más sobre ella y su vida que sus propias obras. Quizás el otoño sea la estación más propicia para retomar sus obras.

    Venir aquí es ya un lujo y una satisfacción.
    Abrazos con piña colada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.

      Estoy de acuerdo en lo que cuentas sobre las traducciones de los autores en general, y de Virginia Woolf en particular.
      Pienso que La Señora Dalloway tiene una muy buena traducción, y ojalá te guste mucho, si es que finalmente te haces con ella.
      Otoño es una buena estanción para leerla.
      Primavera también. Todas las estaciones realmente lo son! y es que las buenas lecturas son atemporales, ¿no te parece? :-)

      Gracias por venir hasta aquí, el placer es mío.
      Un fuerte abrazo! (me apunto a la piña colada)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La palabra para rojo.

Ardiente Secreto.

Mil gracias y mil sonrisas, duendes míos.