Siempre hemos vivido en el Castillo.


He terminado de leerme "Siempre hemos vivido en el castillo", de Shirley Jackson. 

Me ha resultado un libro entretenido, de fácil lectura, muy original y soberbio. Se me antoja un libro para leer una noche larga, con luz tenue. Tiene el sabor añejo de la época que lo vio nacer, y me ha sorprendido el sentido del humor que alterna de manera recurrente con el misterio que acompaña toda la novela. 

Tiene unos personajes muy bien perfilados, se pueden palpar y reconocer fácilmente. Si por momentos algún capítulo, avance o fragmento, pareciera predecible, el buen hacer de su autora hace justo el efecto contrario y siempre te sorprende. El lector sabe que algo sucedió allí, y lo irá descubriendo no a golpe de descripciones explícitas sino de una manera muy sutil, sugestiva e intuitiva. Te verás inmerso en un lugar apartado, con unos personajes pintorescos, llegará al lugar un pariente lejano con dudosas intenciones, te encontrarás una historia que danza entre conversaciones y silencios, entre imaginación y realidad. Y al llegar al final del libro, terminarás con una sonrisa franca entre picardía, sorpresa y camaradería.  

Shirley Jackson, nació en San Francisco (1916), falleció en Bennington (1965). Estudió en la Universidad de Syracuse y en  1948 publicó su primera novela, "The Road Through the Wall", y el cuento "La lotería" un clásico del siglo XX. Siempre se ha dicho que ejerció gran influencia en A.M. Homes, Stephen King, Jonathan Lethem, Richard Matheson y Donna Tara, entre otros escritores. En 1962 publicó "Siempre hemos vivido en el castillo", que fue considerada por la revista Time como una de las diez mejores novelas del año. En 2010, la prestigiosa Library of America reunió algunas de sus obras más significativas en un volumen al cuidado de Joyce Carol Oates. 

Sinopsis: "Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto". Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque algo ocurrió, allí mismo, en el comedor, seis años atrás.

Comentarios

  1. ¡Me encanta! ¡Me encanta! ¡Me encanta!
    Estas historias son las que me gusta encontrar cuando abro las páginas de un libro: empezamos por un título sugerente, un buen comienzo, una incógnita por descubrir y, tal y como has contado, un vaivén en la narración en el que nunca terminas acertando lo que ocurrirá en la siguiente página.
    Uh, éste libro creo que me ha entusiasmado. Me da pena que sea cortito (o esa es la impresión que he creído deducir de tus palabras), pero éste lo hago mío.
    Un besazo enorme, Nélida. Éste es el ritmo que echaba de menos jjjjjjjjjj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Macarena!
      Cómo me alegra verte tan entusiasmada con este libro. Jeje.
      Ojalá te guste tanto, como esperas. Seguro que sí. 😍📖

      Ciertamente es un libro cortito, Macarena, pero la lectura es pausada y nada precipitada. De esas que se dejan saborear.

      Di que sí. Que el ritmo no pare!!!!!!
      Mil gracias, amiga.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. A esta autora la tenia catalogada como escritora de novelas de terror, quizás porque la única novela que poseo y he leído de ella, La maldición de Hill House, pertenece a ese género, enmarcado en la novelistica al uso de los años sesenta. Según te he ido leyendo, advierto que, si no específicamente de terror, la novela que reseñas tiene un cierto misterio que sobrevuela desde el pasado y que incide en los acontecimientos que se desarrollan, así que convengo que la autora mantuvo cierta fidelidad a esa esencia de lo oculto que la hizo relevante y aclamada por otros escritores del género.

    Igual busco el libro y lo leo cualquier noche venidera.

    Besos de Nochevieja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.

      Puede tener reminiscencias de “La maldición de Hill House”, ciertamente, pero más en la ambientación de la novela que en el contenido en sí.
      Veo que has leído muy bien entrelíneas, este libro que me leí es de misterio y no tanto de terror.
      Es una novela de ver y sentir, de escuchar y entender, de pensar e imaginar, y sobre todo de ponerte en su piel y sacar tus propias conclusiones.
      Una novela que se hace y entiende a medias; entre autora y lector.

      Muchas gracias, como siempre, por tus comentarios y aportaciones!!!
      Besos de Año Nuevo.

      Eliminar

  3. ·.
    Solo por la sinopsis merece la pena leerlo.
    En cuanto a tu reseña, impecable, como siempre.
    Un beso Nélida

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso.
      Siiiii, creo que el libro merece la pena ser descubierto, disfrutado y valorado.
      Como ves, me gustó mucho 😉

      Muchísimas gracias por tus palabras, amigo.
      Un beso grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Nuestra Casa.

06-11-2021