Doctor en Irlanda.


 He terminado de leerme el libro "Doctor en Irlanda", de Patrick Taylor, y no ha podido gustarme más. 

Me ha encantado recorrer y descubrir un típico pueblito rural de Irlanda de la mano de dos médicos; uno veterano y otro recién licenciado que acude allí para aprender de éste y, tal vez, un día quedarse y ejercer como médico de cabecera de ese rincón irlandés.

Este libro derrocha ingenio, derrocha mucho sentido del humor y sobre todo es muy ameno y amable. Ha sido un lujo llegar hasta él y disfrutarlo tanto. Se lee en 3D, porque uno entra en sus páginas y sin darse cuenta es como si estuviera in situ en medio de sus pintorescos habitantes. Los conoces en carne y hueso, tanto física como emocionalmente, participas de sus vidas y sus enredos, conoces y aceptas, respetas y te haces respetar. Un lugar donde un médico rural es una persona muy importante e imprescindible, donde la consulta no tiene horarios y donde el medio de transporte es fundamental para llegar a la casa de los pacientes que  así lo requieran.  

El libro forma parte de una serie de cuatro obras escritas por el mismo autor, en el que gran parte es realidad autobiográfica del autor y una pequeña parte es inventiva como todo libro que se precie.  Me ha gustado tanto que ya pienso en leer los otros tres libros de la serie, considero que es una lectura muy recomendable. 

Patrick Taylor, nació en 1941 en el condado de Bangor, en Irlanda del Norte. Actualmente vive en Bowen (Vancouver, Canadá). Doctor y eminente investigador médico en materia de fertilidad, marinero y experimentado maquetista de barcos, está casado y tiene dos hijos. "Doctor en Irlanda" es la primera novela de una serie de cuatro sobre el doctor Laverty, se basa en notas que Patrick Taylor escribió en su diario sobre sus comienzos como médico rural en Irlanda, antes de emigrar a Canadá. 

Sinopsis: Este bestseller narra los comienzos de Barry Laverty como médico rural en los años sesenta en el remoto pueblo irlandés de Ballybucklebo. Allí conoce a Fingal Flahertie O´Reilly, un veterano doctor cuyos métodos son poco ortodoxos, que le ayudará a familiarizarse con los excéntricos vecinos a los que deberá atender. Cada día será una aventura para el joven e inexperto médico rural. 

Comentarios

  1. A veces me ocurre que llevo tal batiburrillo de lecturas y autores/autoras en la cabeza que dudo de haber leído o no determinados libros. Me ha pasado, en un principio, con este que reseñas pero, al final, he coprendido que no, que ni el autor ni la novela me eran conocidos.

    Qué entrañables suelen ser estas historias con tintes autobiográficos donde la amenidad es la tónica y la observación personal el epicentro del relato. Un médico de pueblo, además, con el que, una vez superadas las suspicacias iniciales, se entabla una relación mucho más amplia que la habitual entre facultativo y paciente.

    Lo mejor de leer es que un buen libro desquita de cualquier tostón previo.

    Un potente abrazo de Otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.
      A veces me pasa lo mismo. jajaja, lo bueno es que (por ahora) tengo muy buena memoria y aunque a veces necesite unos segundos para ubicarlo, sé si he leído un libro antes aunque hayan pasado muchos años desde entonces.

      Es un libro entrañable, como bien dices. Es una especie de diario convertido en novela, con muchos tintes de humor y que tiene la virtud de hacerte estar allí y vivirlo todo en primera persona. Imagina la variedad de sus pacientes, lo peculiar de cada uno de ellos, incluso de los más extravagantes, así como lo pintoresco de cada situación vivida.

      Apoyo tu última frase-pensamiento, porque no puedo estar más de acuerdo: Un buen libro te desquita de tostones previos :-)))

      Muchas gracias.
      Otro potente abrazo de Otoño, que ya se está haciendo notar.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. No soy yo muy Irlandesa, la verdad, pero sí que me gusta la vida rural y las anécdotas de los pueblos.
    Me entusiasmas cuando comienzas las reseñas con tanta fuerza porque pienso: "Éste es de los guays. Hemos dado en el clavo". En cierta forma, yo también me encuentro en 3D en este blog jejejeje.
    Espero cruzarme con esta lectura en algún momento.
    Muchos besos, Nélida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      Con tantos puntos que teníamos en común, ya era hora de que apareciera una discordancia jeje, y es que yo soy muy Irlandesa.
      Sí, me encanta Irlanda, un país que visité una vez y al que no me importaría volver.
      Para mi es un aliciente que la trama de un libro transcurra en Irlanda, o en Islandia por ponerte otro ejemplo.

      Me encanta que te entusiasme mi entusiasmo :-))))))
      Qué simpática amiga, eso de que te encuentres en 3D dentro de este blog. Porque me pasa lo mismo cuando visito el tuyo!!!

      Espero que si te cruzas con este libro en algún momento, te deje buen sabor de boca.
      Muchos besos, Macarena.
      Gracias mil.

      Eliminar
  4. No conozco Irlanda del Norte, pero la imagino muy parecida al resto de la isla, que es una maravilla. Conjuga a la perfección naturaleza, historia, monumentos, pubs y gente amable, por lo que estoy seguro de que esta serie me iba a gustar. ¡Qué ganas de volver por allí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Irlanda del Norte es la parte más auténtica del país, al menos así opino yo.
      La Irlanda rural y paisajística, la genuina, la que ofrece parajes de ensueño. Naturaleza, tranquilidad, paz.

      El libro, en parte, es como estar allí. Fue una grata sorpresa para mi, una lectura amable, agradable, con ese toque de humor, cercanía y autenticidad.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.