Domingo.


He terminado de leerme el libro "Domingo", de Natalia Ginzburg. 

Ha sido mi segunda incursión en la literatura de esta gran escritora. El género de relatos cortos y crónicas es uno de mis favoritos, siempre y cuando venga acompañado -como es el caso- de la mano de autores como Natalia Ginzburg que hace de las letras un arte y eleva cualquier sentimiento por inmundo que sea. Tiene una mirada intimista hacia todo lo que le rodea, es audaz y mordaz a la hora de expresarlo. Reflejan sus letras una experiencia vital, buscan siempre una reflexión en el contexto que le tocó vivir, y donde sobrevivir.  

Pienso que para disfrutar en plenitud de los textos de esta escritora hay que conocer su biografía, los datos de su historia y los sucesos que le tocó vivir. Con su gran sensibilidad es capaz de insuflar vida a algo que está inanimado, y viceversa, encontrar ese lugar inhóspito en quienes aparentan una cosa y son otra. Escribe sobre el alma humana, como muy pocos escritores han conseguido. Como lectora, he sucumbido a sus letras, he hecho mía parte de su historia, me he elevado con su intensidad, y finalmente he aterrizado en esos baños de realidad que serpentean por sus relatos. 

Por ponerle una pega, pero sólo una, tal vez me pareció un poco repetitivo en relación al anterior libro que había leído suyo. Son textos diferentes, cierto, pero subyace el mismo contexto en similares escenarios y personajes. 

De la autora, Natalia Ginzburg, hablé aquí.

Sinopsis: Cada relato de Natalia Ginzburg es una revelación; las historias que componen Domingo representan el epítome de su inconfundible voz, la de una autora en estado de gracia, que explora los limites tanto de la ficción como de la narración autobiográfica y la crónica. En el volumen que tienen en sus manos el lector descubrirá siete narraciones inéditas hasta el momento en lengua española, una suite en la que la escritora se sincera sobre su vida y sorprendentes crónicas. Todos ellos textos para releer, reflexionar y atesorar en el recuerdo. 

Comentarios

  1. Creo que estoy de suerte, porque si la pequeña pega es que te resultó algo repetitivo respecto a su anterior libro, como yo no he leído ninguna obra de esta autora, seguro que estaré interesada cuando lo lea.
    Coincido contigo que hallar lo que hay cuando el alma se denuda suele convertirse en algo atrayente, si está bien escrito.
    Supongo, además, que se trata de un libro de rápida lectura.
    Sí, a éste me apunto.
    Muchas gracias, como siempre, Nélida por tus descubrimientos.
    Un beso!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      Si te atrae la idea y no has leído nada de esta autora, siiii, estás de suerte :-)))
      Creo que podría gustarte cualquiera de los dos libros (éste, o el que leí hace unas semanas). O ambos, oye.
      Espero que me cuentes qué te pareció, si te decides a leerlo.

      Efectivamente, tal y como dices, es un libro de lectura rápida. Son relatos breves, pero ¡ojo! nada predecibles, eso es uno de los puntos fuertes de esta autora. Te lleva de un lugar a otro, pero nunca deja de sorprendert.

      Muchas gracias a ti, Macarena, como siempre.
      Un súper besote.

      Eliminar
  2. Estos de relatos cortos se leen bien y rápido . Mientras tú sigues sin parar de leer., yo sigo apuntando. De momento hago un descansino.
    A seguir caminando amiga que es lo únco que podemos hacer y nos da la vida.. A saber cuando podremos movernos más libremente.
    Buena noche Nélida. Cuidaros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura.
      Así es, se leen de manera rápida y amena, pero necesitan que les prestes mucha atención no creas. Es decir, tienen mucha miga, son densos e intensos, en ese sentido demandan un extra de atención por parte del lector.

      A seguir caminando, querida Laura, es lo mejor que podemos hacer y nos da vida, coincido contigo. Y de paso sigamos poniendo libros en ese camino, demos calor a nuestra gente a pesar de la distancia y sigamos forjando nuestros días.

      Cuídense mucho ustedes también.
      Un abrazote, amiga.

      Eliminar
  3. Curioso lo de insuflar vida a algo inanimado. Ya me has dejado con la mosca y dado otro motivo para leerlo. Gracias, Nélida.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gumer.
      Si te gusta leer y los libros (como me gustan a mi), creo que estaría bien que le dieras una oportunidad a esta lectura. Ya me cuentas qué te pareció si finalmente decides a leerlo. Ojalá lo disfrutes.

      Muchas gracias por todo.
      Un beso!!

      Eliminar
  4. Eso precisamente es lo que quiero leer: Relatos cortos, y de ser posible, que la autora en cada uno, aborde temas diversos....La llamada "versatilidad"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alí.
      Esta autora es muy atractiva de leer, sus textos enganchan, además sorprenden. Su manera de relatar te hace estar allí y conocer de primera mano muchas de las situaciones y circunstancias vividas por ella.
      Si te animas a leerla, espero que te guste mucho!!

      Muchas gracias por la visita.
      Un beso.

      Eliminar
  5. ·.
    Una vez más, unna excelente reseña.
    Es lo tuyo, excelente.


    Un beso

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso.
      Muchas gracias por tu vista y por esa generosa mirada que siempre tienes conmigo.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Es difícil que, al tratarse de relatos intimistas, haya grandes diferencias entre un volumen y otro, tal vez porque la autora pone todo de sí misma en cada narración y esa circunstancia crea una afinidad entre los diferentes escritos, un sello identitario reconocible por quienes ya conocen su obra. Todavía no he incursionado en el otro libro suyo del que comentaste, aunque lo tengo para leerlo más adelante.

    Terminé 1794, que es, si cabe, más duro que el anterior, aunque ke gustó más 1793. He leído, también, un par de novelas interesantes de Fred Vargas y su comisario Adamsberg; una novela de Ibon Martín, La hora de las gaviotas y otra de Ignacio del Valle, ambientada en la posguerra, Soles negros. Ahora tengo entre manos Miss Marte de Manuel Jabois. Y, así, entre lecturas, charletas y paseos, pasan los días.

    Suscribo las palabras de Alfonso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Con una mano te estoy respondiendo y con la otra anotando todos los libros que me comentas. jajaja. No tenemos remedio.

    ¡Hola, Una mirada!
    Ciertamente ahí está el quid de la cuestión, son relatos intimistas y bastante autobiográficos por lo que -aún tratándose de lecturas diferentes- pueda cansarte esa parte repetitiva del mensaje que deja. Pero está muy bien eh? un libro bastante bueno.

    Así que terminaste 1794.......... y es más duro que 1793............vaya, vaya, vaya. No sé yo si aventurarme con su lectura o quedarme con el sabor de boca de 1793. Ya veremos. Gracias por darme tu opinión., que valoro mucho.
    Fred Vargas es de mis autoras favoritas, para mi su mejor libro es "Cuando sale la reclusa". Bueno, digo su mejor libro de entre los que yo he leído claro. Pero me ha sucedido con esta autora una cosa y es que, el último libro suyo que leí no me gustó nada, por eso la he dejado aparcada. Será cuestión de retomarla (¿alguna recomendación?)
    Tengo el libro "la hora de las gaviotas" y también "Miss Marte", esperando su turno dentro de mis lecturas pendientes :-)) Me alegra saber que las has leído y que te han gustado, lo tendré en cuenta.
    Y qué mejor manera de pasar los días que esa que describes; entre lecturas, charletas y paseos. ¡La buena vida!

    Muchas gracias por tus palabras, por tu comentario, por tus aportaciones. Por todo.
    Un besote.

    P.S: Intenté leer esta semana "Las mutaciones", de Jorge Comensal pero no pasé de las primeras páginas. Me esperaba otra cosa y decidí abandonarlo por "Hamnet" (todo un acierto, oye).

    ResponderEliminar
  8. Le has dado una segunda oportunidad en muy poco tiempo, y eso es siempre una buena señal. Yo sigo luchando con los libros que compré en diciembre, pero, como te dije, esta autora queda apuntada para el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Esta vez salió bien la cosa. No siempre las segundas oportunidades fracasan.
      No luches con los libros, simplemente ámalos y disfrútalos :-)
      Y si no has acertado en tu última compra, ni te lo pienses, hay muchos otros libros esperando por ti.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.