Emocionarte. La doble vida de los cuadros.

Acabo de terminar de leer el libro “Emocionarte. La doble vida de los cuadros”, de Carlos del Amor. 

Emocionarte→ Emoción + Arte. 

Se trata de un libro sobre algunos cuadros y sus autores, sobre la época que los vio nacer y sobre las emociones que transmite al espectador.  Se exponen treinta y cinco pinturas y la estructura narrativa siempre es la misma: Una vez presentado el título de la obra y el nombre de su autor, junto a una foto del cuadro, se hace un breve “relato inventado, y a veces con dosis de realidad” de la que sería la vida del cuadro en el momento de ser pintado, la interactuación entre pintor y modelos (qué ordenes le da el pintor, los diálogos y la camaradería entre ellos, etc). Luego se nos aportan datos del cuadro, muchas veces los retratados eran familiares del pintor, o algún aprendiz de su taller. Y por último viene la parte en que Carlos del Amor, autor de este libro, “da vida al cuadro” y lo hace de dos manera: 

1._Aportando más datos de la obra, anécdotas personales que pocos pueden conocer sobre el autor, sobre su vida familiar y personal.  

2._Inventado una historia sobre el cuadro, sobre lo que le transmite a él ver la obra. La parte en la que la imaginación juega un gran papel, junto a la sensibilidad del autor; a quién estaría retratando, qué emoción o sentimiento refleja la persona retratada, qué me transmite el lugar, los colores, paisajes, etc. 

Disfruté mucho con este libro porque yo soy una enamorada del Arte, principalmente de las pinturas, me fascinan los cuadros y los museos. Me sucede como al autor de este libro, que cuando visito un museo y me planto delante de un cuadro, el tiempo se detiene y después de admirar la obra con todos los matices, juego a inventarme una historia a través de las emociones y sensaciones que me inspira y darle vida más allá del marco que lo acota. 

Tengo que decir que el libro no tiene grandes pretensiones pero resulta interesante. Es llano, coloquial, bonito, sencillo, entretenido y apacible para los amantes de los cuadros.  

Si tuviera que ponerle alguna pega, sería el hecho de encontrar algunas faltas de ortografía, cinco para ser exactos; cuatro de ellas en palabras que llevaban tilde pero no se las pusieron, y otra en una palabra que no lleva tilde pero se la pusieron. Sigo con la duda (no sé si alguien me la puede resolver con certeza), ¿cuando uno lee un libro en formato digital y descubre faltas de ortografía, éstas se encuentran también en el libro formato papel? Yo entiendo que sí, rotundamente sí, pero me sorprende que en un libro editado pasen estas cosas. A mi me provoca una mala impresión, como si el libro hubiera sido editado a prisas y carreras, falto de mimo y cuidado. Me chirría. 


El autor, Carlos del Amor Gómez, nació en Murcia (1974). Es periodista y tiene una larga trayectoria en la sección de Cultura, de Televisión Española. También imparte cursos y charlas sobre periodismo y Cultura, en diferentes Universidades.  En 2013 publica su primer libro, “La vida a veces”, obteniendo buenas críticas. “Emocionarte. La doble vida de los cuadros” (octubre 2020) es su segundo libro, galardonado con el Premio Espasa 2020.


Sinopsis: Con un estilo literario y profundamente divulgativo, seductor y personal, Carlos del Amor nos ofrece un viaje por treinta y cinco obras de todos los tiempos, con especial atención a la pintura femenina y a la española. Un viaje a través de texturas, colores, claroscuros, historias, miradas, vidas, abrazos, besos….., que nos descubren un caleidoscopio donde se aúnan verdad y ficción, historia del arte, imaginación y emoción. 

“El arte es una celebración. Un cuadro no se acaba en lo que encierra su marco, un cuadro vive antes y después de que lo miremos. El marco lo acota y nosotros debemos cruzar esa frontera para hacer que su existencia siga saltando siglos y vidas, y se renueve con cada mirada. Cada cuadro es un cuento, una novela, un relato, y eso he pretendido reflejar en estas páginas: romper el marco y expandir el lienzo hasta donde sea posible”.

Comentarios

  1. Me encanta esta reseña, Nélida, sobre todo por su originalidad; ya que es cierto que a esas cuestiones me he dedicado mentalmente en más de una ocasión: a fabular sobre los modelos, las historias y las escenas de los cuadros.
    Aunque dices que se trata de una obra sin grandes pretensiones, creo que me haría disfrutar.
    Me alegro mucho de haberte leído.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      Para quienes hemos jugado a imaginar ante una obra y gustamos de ver más allá del marco de un cuadro, el libro es un auténtico placer. Porque por un lado te gustará leer "la versión" del autor, pero por otro lado y de manera subconsciente tú misma vas creando otra historia paralela en lo que te sugieren esas pinceladas, colores, texturas, luces, personajes, etc........
      Ya sabes lo que dicen; en ocasiones las cosas sin grandes pretensiones son las que más satisfacciones (auténticas) reportan.
      Gracias. Me alegro mucho de tenerte por aquí.
      Muchos besos.

      Eliminar

  2. Lo presentas muy bien. y desgranar la esencia de los cuadros tiene que resultar entretenido ver como le da vida. . Respecto a tu pregunta de las faltas en los libros, en los de papel no me he dado cuenta pero en el Kindle. sí las he visto, algunas palabras hasta separadas.
    En Primavera con una esquina rota , bastantes no sé si habrá sido al convertirlo a Mobi . Pero bueno seguiremos disfrutando de la lectura ya sea de una forma u otra.
    Ando detrás de Cuentos completos II de Cortazar me lo ha recomendado Graciela mi amiga uruguaya, llamaré a la biblioteca.
    Buena noche Nélida y cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura.
      Es un tema que me gusta mucho, entonces fue muy agradable para mi leer este libro
      Desde luego que entretenido es un rato.
      A mi me chirría lo de las faltas ortográficas, porque pienso que hay todo un trabajo detrás de y muchas personas, aunque el error humano esté siempre contabilizado en todos los ámbitos, cosa que entiendo perfectamente, pienso que una revisión ortográfica es de "básico".
      Gracias por darme tu opinión, veo que también te ha pasado en formato electrónico. En cuanto a los espacios irregulares entre palabras, a veces me ha pasado también.
      No he leído el libro de Cortázar que mencionas, cuéntame qué te pareció si finalmente te haces con él y lo lees.
      Muchas gracias!!
      Un besote.

      Eliminar
  3. Nada es más fascinante que un cuadro con vida.... Los cuadros susurran, gritan, claman; los trazos se mueven y los colores se avivan o clarean cuando los ojos escudriñan cada detalle, cada forma.... Así que no puede ser fallido un libro que trate, no solamente de pintura sino de sentimientos, de la sensibilidad del autor y el gusto de quienes contemplan la obra. Si a lo anterior se añaden datos y anécdotas, ¿qué puede haber más completo....?

    También a mí me chirrían las faltas ortográficas en las publicaciones que se suponen revisadas y cuidadas. Dan sensación de dejadez porque los textos pasan por muchos procesos antes de ponerse a la venta y las erratas serían evitables. No sabría decirte si se dan más en los libros electrónicos que en los de papel.... Sí es cierto que, en algunas ebooks, más que faltas ortográficas lo cantoso es su desastrosa presentación, con huecos descompensados en los párrafos, sílabas mal cortadas a final de línea... Y se supone que, si aseguran que puede convertirse a diferentes formatos, esos fallos no deberían darse.

    Gracias por este interesante libro que has traído.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada....
      Coincido contigo, un cuadro al que se le da vida es de lo más fascinante.
      Los cuadros regalan emociones, activan un millar de sensaciones en el espectador, entonces éste se recrea en darles tiempo y forma. Los cuadros susurran a cada espectador diferentes cosas al oído, por eso no todos vemos las obras de igual manera, amén de la sensibilidad y característica de cada persona.
      El cuadro te sonríe, te mira a los ojos, te tiende la mano, te invita a entrar, el cuadro te cuenta una historia solo tienes que aislarte del ruido exterior y escucharte a ti mismo. Es fascinante.
      Gracias por darme tu opinión y compartir la experiencia del libro electrónico. Compruebo que nos chirría con la misma intensidad esas faltas ortográficas, y por los mismos motivos.
      Como le decía a Laura, también la conversión de formato en ocasiones me ha dejado espacios inconexos entre una palabra y otra, o incluso algún antiestético final de una línea y comienzo de la siguiente. No me ha pasado mucho, pero alguna vez sí.

      Gracias a ti, Una mirada, como siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me interesa la parte que no es inventada, porque siempre quiero conocer más sobre los cuadros que veo y sobre sus autores. En lo de las faltas de ortografía has tenido suerte. Este año leí un panfleto (me niego a llamarlo libro) en el que aparecía una media de una por página. No exagero. Me parece que las prisas nunca son buenas, y en cuestión de libros menos todavía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tawaki.
      Es un libro objetivo pero subjetivo también.
      Una parte de datos técnicos reales, y otra de sugestión e imaginación.
      A mi me gustó ambas. Pero si solo te interesa la parte no inventada, este libro no creo que te vaya a gustar demasiado.

      En cuanto a las faltas de ortografía, entiendo que nos pueda pasar a nosotros (gente de a pie, aficionados., no profesionales del medio.) pero que le suceda a gente que trabaja y vive de ello (editores, escritores, etc....) me chirría.
      Si yo tuviera un libro en el mercado, antes de publicarlo leería el borrador de la editorial mil veces y si hay una sola falta de ortografía o un error de impresión (espacios, etc) haría que se corrigiera por no ver mi libro en el mercado con esos fallos que además pienso son "fácilmente corregibles".
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.