Loba Negra.




Esta semana me he leído el libro “Loba Negra” de Juan Gómez-Jurado.
Es continuación de “Reina Roja” de la que publiqué una entrada semanas atrás. (*)

El libro ha sido un regalo de cumpleaños (sabían lo mucho que me había gustado Reina Roja) y eso siempre tienen un plus añadido de cariño hacia su lectura.

Me ha gustado y me ha entretenido mucho.
El libro se lee en un par de ratos. No puedes soltarlo, te tiene enganchada queriendo saber el desenlace de cada capítulo, y del final.

Me gustó cómo en esas primeras páginas de lectura, el autor da las pinceladas necesarias para ponernos en situación de quiénes son los protagonistas y qué les pasó la última vez que se vieron (en el anterior libro).

Lo que no me gustó tanto fue el uso excesivo de la misma coletilla utilizada en boca del inspector Gutiérrez. No recuerdo esa sensación con el otro libro, en absoluto.
Y que en un par de momentos, la trama tiene lagunas, cuesta creer que algunas cosas sean ciertas. 
Y un par de fallos de edición también encontré.

Pero una vez más, el binomio Antonia Scott y Jon Gutiérrez, es perfecto.
Estos dos personajes están muy bien perfilados interactuando, y dejándose su espacio el uno al otro.
Él es un inspector “diferente” y ella una persona “diferente” que ha sido reclutada y entrenada para situaciones complejas y especiales que requieren llegar hasta donde otros no pueden hacerlo.

Me gustó más la primera parte (Reina Roja) que esta segunda (Loba Negra). Y será por eso que aunque el final nuevamente nos deja la puerta abierta a una continuación, creo que yo me planto aquí.

(*)Del autor ya hablé en esa misma entrada.

Sinopsis:
SEGUIR VIVA
Antonia Scott no tiene miedo a nada. Solo a sí misma.

NUNCA FUE
Pero alguien más peligroso que ella. Alguien que podría vencerla.

TAN DIFICIL
La Loba Negra está cada vez más cerca.
Y Antonia, por primera vez, está asustada.

Comentarios

  1. Este autor me ha dado amenos ratos de lectura, así que no desdeño esta novela, incluso con los peros -teniendo en cuenta algunos bodrios nacionales y foráneos que hay por ahí, mejor irse a lo ya conocido, ¿no crees?-

    Muy buena disección la tuya. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este autor no es nada desdeñable, sin duda.
    Que un libro te haga leerlo en dos ratos, dos tardes seguidas, dice mucho de ese libro.
    Tal vez comparé mucho con el primero, que salía ganando siempre. Eso a veces es inevitable.
    Pero el libro no desmerece.

    Estoy de acuerdo contigo en eso de que muchas veces mejor irse a lo ya conocido que algunos bodrios del camino : -) Aunque en ocasiones quien no arriesga......

    Muchas gracias, Una mirada....

    ResponderEliminar
  3. ·.
    Un placer leerte, Nélida.
    Por cierto, la actualización de tu blog me parece muy fina y elegante. Todo es claridad y limpieza, como corresponde a lo que nos transmites.
    Un beso

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alfonso.
      Siempre eres bienvenido.
      Gracias por tus buenas apreciaciones hacia esta "nueva cara" del blog :-)
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  4. Este de momento me lo perdono. Es cierto que el otro libro me tuvo enganchado hasta que lo terminé y que su ritmo era trepidante, pero no me gusta demasiado cómo escribe y prefiero dedicar tiempo a otras opciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdonar lecturas a favor de otras, es como no comer por haber comido. ¡Que no hay nada perdido!
      Espero que tus otras opciones te sean muy gratas. Seguro que sí.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.