Despacio y con intensidad.


Lo has vuelto a hacer. Desde el momento en que mis pies surcan tu morada, te abres a mi, despacio y con intensidad. Y yo, que soy consciente del regalo, te disfruto de igual manera.

Tu naturaleza es imponente, abrupta, indómita. También serena, calmada y suave, muy suave.
Me adentro sin prisas, mirándote, observándote, llenándome de ti.

Te reconozco en el silencio, en la paz y la calma que das.
En el piar de los pájaros que juegan en tus ramas, en la copa de tus árboles que a veces no dejan pasar los rayos de sol, en la frescura del agua que corre en cascada por tus laderas, en la hojarasca que piso cuando te visito. En la alegría que me llena.

Y te reconozco en mi, en la parte más íntima y personal.
En mis sentimientos, en mis recuerdos, en mis sueños, en mi realidad, en mi latido, en mi emoción, en mi alma, en mi mirada, mi sonrisa, mis ganas, en la alegría, en la fuerza, en la felicidad, en la libertad, en la paz, la calma........ Y en mi-tu luz.

(Foto: José María R.V.)
El Bosque de Los Tilos y yo. La Palma. Agosto 2018

Comentarios

  1. ¿Tilos? Yo solamente veo unos enormes helechos y un gran flor en medio.
    Bonita y delicada exaltación ¿de tu pareja?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jubi.
      Tilos, sí, muchísimos!!!
      Sucede que el Bosque es enorme y por momentos, como éste, en que desciendes hasta la base, te rodean helechos casi tan grandes como tú. Pero en esta foto que ves, justo encima mío habían muchos Tilos, a mi izquierda una gran cascada de 16 metros y por encima de su naciente aún podías ver la copa de los árboles cómo sobresalían. Una maravilla de lugar.

      Muchísimas gracias, me alegra que te guste. La foto es de mi marido, sí.
      El tiene una gran afición por la fotografía, y una especial sensibilidad y gusto para captar la esencia de las cosas a través del objetivo de su cámara. A mi me lo parece.

      Gracias por tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hermosas palabras para un paisaje donde perderse voluntariamente y hallarse a sí mismo/sí misma. Y qué estupenda fotografía, en la que se refleja esa sensación de humildad ante la grandiosidad de la Naturaleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada...
      Es un lugar muy inspirador para mi. No daría la vida de un blog entero para contar lo que siento al estar allí :-) pero en este intento, y a modo de ligeras pinceladas, me vale.

      Me alegra que te haya gustado y la foto también.
      Cierto que refleja la grandiosidad del lugar, una se ve pequeñita allí.
      Sin embargo, no hay objetivo ni cámara que capte en un solo click todo el escenario que me rodeaba justo en ese momento.
      Vivirlo y sentirlo fue increíble.

      Para perderse una y mil veces, y encontrarse cada una de ellas. Así es.

      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Precioso encuentro. Veo que tenemos el mismo amor por la naturaleza ◉‿◉
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya.
      Muchas gracias.
      Seguro que a ti también te gustaría el Bosque de los Tilos.

      Un lugar que centra mi eje, un lugar que late a mi ritmo, un lugar grandioso y de una belleza que te silencia y despierta con intensidad tus emociones.
      etc
      etc
      etc
      Despacio y con intensidad.

      Gracias por tu comentario.
      Abrazote!

      Eliminar
  4. Hermoso homenaje a esa isla que sientes propia, casi como parte de tu ser, y muy sugestivo el título que has elegido. Es un plcer leer a quienes tienen la capacidad de expresar de modo tan bello sus sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto.
      Pues bien lo sabes tú, y muy bien lo has resumido: "esa isla que sientes propia, casi como parte de tu ser".
      Casi nada esa idea ¿eh? tiene tela que cortar...

      El placer es mío por poder compartirlo contigo y por el interés que siempre muestras. Mil gracias.

      Un besote.

      Eliminar
  5. Es lo que suele decirse una comunión, una perfecta simbiosis, en la que la naturaleza da y tú tomas, pero hace falta cierta predisposición a apreciar lo bello que no todo el mundo tiene.

    La foto es preciosa, especialmente por lo mucho que transmite. Ojalá que sigáis disfrutando de estos lugares muchas, muchas veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      La naturaleza da, tú tomas, y al mismo tiempo dejas algo de ti allí (también te das).
      Es una especie simbiosis continua, sí.

      Me alegra que te guste la foto.
      He decidido hacerla en lienzo tamaño grande (1,20 de largo). Había una pared en el salón de casa donde quería poner desde hace tiempo un cuadro grande pero no daba con ninguno que me llenara. Ahora creo que di con el perfecto :-)

      Me transmite cosas y además ese lugar tiene un significado especial para mi.

      Gracias por tu comentario. Y por tus buenos deseos también.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

Las señoritas de escasos medios.