Buenrollismo.

Divertida, alegre, animada.
Tres palabras y tres sensaciones que unidas en una sola, generan una experiencia muy agradable y diría que "buenrollista".
Sí, sales del teatro con un "buen rollo" puesto, que te da gustazo.
Los Reyes Magos, ellos tan detallista pero también tan observadores, me han agasajado este año con varias cosas, y una de ellas fue esta sorpresa.  ¡¡Gracias, Altezas!!



Y mira que nunca he visto la película entera, solo a trozos, trailers y poco más.
Mejor así pues el factor sorpresa también estuvo presente.
La puesta en escena es fabulosa, las luces y el vestuario (sí, son monjas pero vaya vestidos más "fashion" tenían. jaja) espectaculares. Y las voces asombrosas y muy variadas entre sí.
Para alguien tan melómana como yo, estar dos horas y media escuchando un musical (en dos actos) es una experiencia para vivirla, disfrutarla y recordarla siempre.
No era soul ni gospel, para sorpresa de algunos. Una música alegre se abría paso entre una historia y una trama de gánster, asesinato, monjas y un policía.
No faltaban alocadas e inesperadas interpretaciones como la "liberación" del policía (lo digo por lo tan modosito que era y la manera en que- cuando menos te lo esperas- saca al extrovertido bailarín y cantante que llevaba dentro). Fabuloso.

El lugar era inmejorable.
Su acústica, su ubicación y la historia que encierra, lo convierten en punto de referencia para los grandes acontecimientos teatrales.

Ha sido el primer musical al que asisto donde los aplausos no se reservan para el final, sino que nacían de manera espontánea prácticamente tras cada actuación de voces y en muchas de las partes que se interpretaban hablando. Y no molestaban, al contrario, creo que se complementaban muy bien con la actuación.
Las risas también se multiplicaban, invitaba a ello el ambiente desenfadado y animoso que los actores consiguieron transmitirnos desde el primer minuto.
Sí, buenrollista es la palabra, no encuentro otra mejor. Una versión edulcorada de la realidad que tanta falta nos hace a veces.

Comentarios

  1. Observo que estás enchufada con los Reyes, eso de que te escriban directamente una carta, nunca me ha pasado a mi, debo de ser muy malo, rematado, pero que se le va a hacer así es la cosa.
    Espero que disfrutaras mucho del musical.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que seas malo, igual es que yo soy muy buena :-)))))
      Bromas aparte, disfruté muchísimo el musical. Son de esas cosas que se marcan y son imborrables.
      Gracias.
      Un beso, Jubi.

      Eliminar
  2. Qué forma más original de recibir un regalo. Me encanta, y me alegro de que te gustara tanto el musical.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto? Son muy originales estos "Reyes" :-)
      El musical es tremendo, muuuuy recomendable.
      Como tremendas son ellas. Mira lo que montaron, así como quien no quiere la cosa, se fueron al barrio de Vegueta (que es el casco histórico de la cuidad y está justo enfrente del Teatro donde actúan ellas) y estas fotos lo atestiguan.

      http://www.canarias7.es/multimedia/galeria.cfm?id=17254

      Un beso, Tawaki.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.