Viejo Proverbio.

Un viejo proverbio dice:
Si te gusta alguien por su físico......no es amor. Si te gusta alguien por su inteligencia.......no es amor, es admiración. Si te gusta por su riqueza.....no es amor, es interés. Pero si no sabes por qué te gusta......entonces, eso sí es amor.

Comentarios

  1. aunque es una definición muy imprecisa, no puede ser más certera. hay que fiarse de los viejos proverbios :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es impreciso y subjetivo.
      Pero sé a qué te refieres, Raúl. Unas partes no son excluyentes de las otras ¿verdad?

      Un abrazo para ti.

      Eliminar
  2. ¿Y si tienes la suerte de que te guste por todo ello?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excluyendo lo de las riquezas materiales, también opino que es una suerte que alguien te quiera por todo eso :-)
      Pienso que el proverbio surte el efecto buscando, cuando va por escalas y llega a la sentencia final como último escalafón.

      Un abrazo y gracias por venir.

      Eliminar
  3. Puede que tengas razón y esa es la clave, pero siempre te has parado a considerarlo, ha llamado tu atención, por uno de los otros atributos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Marcos.
      La clave es conseguir ese sentimiento final, pero sin duda algunos de los anteriores existieron y existirán y convivirán con esa última sentencia.
      No son excluyentes entre sí, eso opino yo.

      Un abrazo y gracias por pasar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las señoritas de escasos medios.

Demasiada felicidad.

Ellas mismas. Autorretratos de pintoras.