Y la palabra, en emoción.

La vida lleva un velo, incluso está oculta,
de la misma manera que lleva un velo y está oculto
vuestro yo más íntimo.

Pero cuando la vida se pone a hablar,
todos los vientos se convierten en palabras,
y cuando habla más, la sonrisa de vuestros labios
y las lágrimas de vuestros ojos
también se convierten en palabras.
( Khalil Gibran)

Comentarios

  1. Con las palabras podemos continuar con ese velo oculto, pero la sonrisa y las lagrimas salen de lo mas profundo de nuestro ser, y cuando "hablan" nada las puede hacer callar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tienes, Marcos!
      Al menos, yo te la doy, porque opino igual....

      Nada las hace callar, y todo el mundo entiende esas palabras silentes.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. las palabras no se las lleva el viento, es el viento el que nos trae las palabras cuando la vida se pone a hablar. las lágrimas, las sonrisas. todo es verbo. precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raúl.
      Las palabras poseen la propiedad de expresar el sentimiento. Es un canal único para expresar emociones y para crearlas en cada uno de nosotros.

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.