Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Confidencias

Imagen
Oír tu risa y apretujarte contra mi, es justo lo que necesito a veces. Tu pequeña cara llena de pecas y esa dulzura que nace en ti. Eres bondad y tu alma de una sensibilidad extrema. Creo que sabes cuándo necesito uno de tus abrazos y aunque te quedas pegada a mi con ese gesto infinito aprovechando para que te acaricie la espalda  con suaves palmaditas y pequeños besos, sé que eres consciente, de que en ese momento sanas mis heridas con solo tenerte así de cerca.
P.D: Para que el post estuviera completo tal y como a mi me gusta, debería acompañarla de una foto mía con mi sobrina, que además tengo muchas preciosas hechas por un gran fotógrafo aficionado (que ya este blog conoce; Jose Mª) pero se trata de una niña de 7 años y no quiero ponerla en ningún sitio público de internet.

Bailemos.

Imagen
Así como hay personas con aversión al riesgo, podríamos decir que yo tengo aversión al cine español.  Respeto todos los gustos y opiniones, pero mi experiencia de las que he visto, es que la mayoría no me gustan, ni tan siquiera me enganchan en un comienzo como para seguir viéndolas.
Qué le vamos a hacer, no soy perfecta y tendré ese pequeño defecto :-)

Pues el viernes noche vi "kamikaze". Me lo propusieron y acepté. Está pasable, bien, para un viernes noche me pareció buena idea. Pero la noté un poco floja en el sentido de que por momentos parecía tan perfecta que rozaba lo irreal. Se esforzaron en enfatizar, entre otras cosas, los valores y la amistad, la convivencia.
Y eso me gustó.
El "pero" que le pongo a ese esfuerzo es que por momentos resultaba algo forzado.

Hay un drama de fondo, una vida y situación complicada, un país y su gente que sufre, y un odio contenido transformado en sed de venganza.

En un momento dado uno de los personajes le dice al protagonista lo …

Anclajes

Imagen
El día se había levantado muy claro, tanto como el cielo blanco que acompañaba.
Era su segundo día en la ciudad y el frío invitaba a sacar los abrigos y chaquetas, contrastando con la calidez de sus habitantes.
Luz salía del Trinity College cuando escuchó el sonido de unas dulces cuerdas, se dejó llevar por las notas y descubrió un ángel pelirrojo, que con forma de mujer, hacía sonar su arpa con destreza.
Y allí se quedaron, ella y su pareja, anclados al suelo, sin noción del tiempo que pasaron escuchándola.
Al girar la esquina, escucharon el eco de sus pasos avanzar hacia uno de los barrios más bonitos de la ciudad. A Luz, el lugar le hizo viajar al pasado, por dentro la decoración vintage y las camareras pin´up, ayudaban a crear un ambiente muy acogedor y confortable.  Servían las mejores tartas caseras que jamás habían probado antes. Todas las tardes se dejaban caer por allí. Una tetera de cerámica azul, una taza de porcelana blanca y un plato de cerámica con flores estampadas. A ella le l…

El Trompetista de Cracovia.

Imagen
Hay una iglesia en Cracovia, llamada Santa María, desde cuyo campanario se escucha día y noche una melodía suave y preciosa, que no proviene de las campanas sino de las notas interpretadas por un trompetista.
Cada hora toca el ""Hejnal mariacki", y dirige su melodía a los cuatro puntos cardinales;
Primero se dirige dirección al Castillo, por deferencia al Rey.
En segundo lugar, hacia La Torre del Ayto, en honor a los concejales.
Luego toca en dirección a La Puerta de S.Froilán, para dar la bienvenida a los nuevos huéspedes.
Y por último, hacia la Plaza del mal y Rynek, tocando para los mercaderes y habitantes de la ciudad.

La melodía se interrumpe justo en una nota, la misma nota en la que fue interrumpida, en el año 1.240 , por una flecha tártara cuando el trompetista estaba avisando a la población del ataque tártaro.
La flecha le atravesó el cuello y le causó la muerte.

Y así ha sucedido año tras año, día tras día, hora tras hora.
Nuestro amigo el Trompetista acude fiel a su …

Las caras de la felicidad

Imagen
Todas las fotos de Sebastiao Salgado son maravillosas. Todas.
Y traspasan la pantalla.
Pero esta fue verla ayer y de inmediato me puso una sonrisa en la cara.
Y es que......con qué poco se puede ser feliz.
¡Vaya caras! Lo dicen todo.