Entradas

Mostrando entradas de abril, 2019

Abrigo de Luz.

Imagen
"Que la luz alumbre tu camino. 
Que las estrellas guíen tu búsqueda.
Que la dulce lluvia acaricie tu corazón. 
Que la suave brisa despierte tu sonrisa. 

Que el amor encienda la luz que hay en ti.
Que la vida te fortalezca con el don de la ternura. 
Que los sueños te revelen la esperanza.
Que la libertad se derrame dentro de ti. 
Que el miedo abandone tu mente. 

Que la paz inunde tu espíritu.
Que la compasión crezca dentro de tu alma. 
Que tengas entereza para afrontar la adversidad, y fortaleza para vencerla. 

Que siempre tengas Luz para iluminar tu corazón y tu camino.
Que tengas paz en tu interior, pues no habrá paz si no estamos en paz. 
Que tengas amor, salud y compañeros de alma que te acompañen en cada escalón de la vida. 
Que por más oscura que sea la noche, tengas la esperanza de un nuevo día. 

Que sientas que mereces ser feliz. 

Que no pierdas la capacidad de soñar y sentir que tus sueños son el comienzo de una hermosa realidad."

(P.D: Gracias Valentín, por compartirme estas palabra…

Capítulos de una obra maestra.

Imagen
Rondaba el año 1480 cuando Lorenzo di Pierfrancesco de Médici, le hizo un encargo muy especial a Sandro Botticelli. Un cuadro para regalárselo a su novia.

En la época del Renacimiento era muy común el sentido narrativo de los cuadros.
Contaban una historia, y no era tanto el hecho de que tuviera un principio y un final, sino que su significado había que interpretarlo en cierto orden.
Si la historia era compleja se narraba por capítulos.

Con "La Primavera", Botticelli nos quiere contar una historia de derecha a izquierda.
Todos los personajes se inclinan hacia el extremo izquierdo, incluso Venus en el centro parece decirnos "seguid, por aquí vais bien". Cupido tira su flecha hacia la izquierda, e incluso el último personaje mira a la izquierda, dejando la escena a su espalda.


Vemos en el extremo derecho cómo Céfiro, el Dios del Viento, se enamora apasionadamente de la ninfa Cloris; la pureza que exhalaba flores al respirar.
Céfiro la sigue y la convierte en su espo…