Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2020

Ellas mismas. Autorretratos de pintoras.

Imagen

Cuentos Imprescindibles.

Imagen
Leer, o releer, a Antón Chéjov siempre me resulta una buena idea.
Me fascina este autor y estoy enamorada del libro “Cuentos imprescindibles”. Una vez más consigue llevarme lejos, atrapar toda mi atención, llenarme de sensaciones muy especiales al tiempo que me trae buenos y añejos recuerdos. Está en la Biblioteca de casa desde siempre, en un lugar privilegiado. 
Es un libro de gran calidad literaria. Adentrarse en su lectura es abrir la mente y expandirla, empapándote de todos los matices que nos regala. Es vivir los relatos de primera mano, comienzas siendo un espectador en las gradas para luego bajar como jugador al campo.  Antón Chéjov utiliza las palabras como nadie para crear personajes, escenarios e historias atemporales. Muy palpables y reales.  Sus cuentos son eternos; nacieron hace muchos años pero siguen latiendo al ritmo actual. 
Me gusta su estilo pulcro y sencillo, la contundencia y convicción que transmite, la ligereza de su pluma, la variedad de sus temas. Las mezclas de hu…

Ruperta JuntaPalabras.

Imagen
He terminado de leerme “Ruberta JuntaPalabras”, de mi tocaya Nélida Cipoletta.

Es un libro de poemas para niños, o para esos adultos que no olvidan el niño/a que llevan dentro. Se avanza con mucha dulzura, por sus poco más de cincuenta páginas ilustradas.
Es un libro chiquito pero gigante. De esos que con pocas palabras te lo dicen todo. Es como si la autora, en un ejercicio de generosidad, nos permitiera asomarnos a su mundo interior. Mente, alma y corazón.
“El día irradia poesía y la tarde invita a tejer palabras/semillas.
Cuando se levanta de la silla un poema le cuelga hasta las rodillas”.
Ruperta puede ser cualquiera de nosotros. 
Una guardiana de palabras, que les da vida, que les pone cara y emociones, que baila con ellas, que juega a estirarlas para hacer puentes con los que llegar a los demás. 
Libera palabras y atrapa sueños. 
La autora, Nélida Cipoletta, es Argentina y amante de las letras.  Trabaja en una Biblioteca. Madre amorosa y abuela generosa. La conocí a través de los blog, espero …

El último verano de Silvia Blanch.

Imagen
Esta semana le ha tocado el turno al libro “El último verano de Silvia Blanch”, de Lorena Franco.

Es el primer libro que leo de esta autora, y me ha encantado. Tiene muchos libros publicados, así que no me será difícil elegir otro para futuras lecturas. 
Se trata de una novela no muy extensa, que se lee en capítulos cortos. Posee los buenos ingredientes de toda novela negra que se precie. Juega la autora con el lector, para que se zambulla en un mundo donde acaba por no fiarse de nadie y desconfiando de todos. Crea una atmósfera perfecta entre personajes, sucesos y escenarios.  Todo sucede en un pueblo de Barcelona, ubicando la narración en medio de montañas y naturaleza. Tres tiempos fácilmente distinguibles en cada capítulo, nos dejan una lectura muy bien perfilada: 
- En la actualidad (2020)
- Dos años atrás cuando Alejandra (Alex) va al pueblo como enviada del periódico donde trabaja, para cubrir el primer aniversario de la desaparición de la joven.  - Y finalmente el lapso de tiempo corre…

Despiértame cuando acabe septiembre.

Imagen
He terminado de leerme el libro “Despiértame cuando acabe septiembre”, de Mónica Rouanet.

Me atrajo la portada, el título y luego la sinopsis. No sabía nada de la autora, ni había escuchado ningún comentario del libro.   Hace dos días llegó a mis manos y acabo de terminarlo. 
La verdad es que no me gustó. Me ha parecido un libro bastante flojo, que hace aguas casi de principio a fin.  Es una novela no muy extensa narrada en capítulos cortos, eso me hizo llegar hasta el final y no dejarla inconclusa. 
Los personajes no me gustaron, tanto en sus descripciones como en sentimiento de empatía. No convencen.  Tampoco se entienden las reacciones, casi nada cuadra, no hay lógica ni parámetros donde encajar lo que vamos leyendo.
Con la trama me sucedió algo similar, parece que todo nace por “generación espontánea”.  Me resultó poco creíble. Me vino a la mente esa frase-idea de Agatha Christie, con la que no puedo estar más de acuerdo. Ella, entre otras cosas, decía: “para que una novela negra sea buena…

A corazón abierto.

Imagen