Entradas

El Amor en los Tiempos del Cólera.

Imagen
Esta semana me he leído el libro “El amor en los tiempos del cólera”, de Gabriel García Marquéz.  Debo reconocer que me costó aterrizar en esta novela, pero creo que la culpa fue mía al intentar leer un libro de diferente manera a la que Gabo nos ofrecía. Tengo la sensación, al menos conmigo sucede, que cuando uno lee a Gabriel García Márquez no debe empeñarse en entender la historia que lee como un conjunto de principio, trama y desenlace. Uno debe “escuchar” al escritor como si estuviera sentado enfrente tuyo en un café, hablándote de lo humano y lo divino. Paladeando frase a frase, un pensamiento primero y el siguiente después. En esta novela, el autor nos muestra dos amores antagónicos, el real y el platónico. No considera uno mejor que el otro, por eso nos va exponiendo tanto las bondades como los claroscuros de ambos. Fermina Daza y Florentino Ariza serían ese amor platónico (sobre todo por parte de él) que dura más de sesenta años. Mientras que Fermina Daza y su esposo serían el

El fantasma y la señora Muir.

Imagen
Esta semana me he leído el libro “El fantasma y la señora Muir”, de R.A. Dick. Me ha parecido un libro realmente exquisito, de esos que se quedan contigo para siempre. Me ha gustado muchísimo.  La protagonista es una joven viuda, que decide marcharse a vivir cerca del mar para huir de su familia política que siempre la ha asfixiado y casi anulado considerándola "muy poca cosa".  El otro protagonista es el fantasma del Capitán Gregg, y uno lo siente tan real y terrenal como la señora Muir.  Me ha gustado mucho lo bien presentados que están los personajes en esta obra, y lo bien ambientada que está la historia. Es un libro muy visual, a medida que iba leyéndolo no me costaba nada imaginar a los personajes y las situaciones, podía casi palparlos e interactuar con ellos.  La novela se mueve entre tres géneros; lo romántico, lo gótico y la comedia. Es absolutamente deliciosa y diferente, se sale de lo común.  Por encima de otras bondades, destaco el sentido del humor que impregna

Cumbres Borrascosas.

Imagen
Esta semana me he leído el libro “Cumbres Borrascosas”, de Emily Brontë. Y me ha parecido un libro tan bonito…….y tan especial.  ¡Me ha encantado!  Supongo que hay libros que hablan más de uno que otros, y no en el sentido literal de la palabra, sino en las conexiones invisibles entre ellos y nuestra alma o manera de sentirlos.  En esa forma tan personal e íntima con la que, al leerlos, vamos descubriendo sus secretos y entresijos.   Es lo que me ha pasado a mi con Cumbres Borrascosas. Un libro que nunca había leído, ni visto la película ni oído hablar de la historia, así que mi lectura estuvo totalmente libre de prejuicios.  Esta novela rebosa pasión, amor, sentimientos tormentosas, odio, venganza, sagas familiares, crueldad, negrura, soledad, lazos que unen (o desunen) para siempre, y sentimientos que se anclan al corazón.  No, no es un libro de medias tintas. Es pasional como el que más, dramático como pocos y romántico hasta el extremo.  La manera de escribir de la autora me ha lle