Mi isla bonita.


Cuando veo imágenes de la actualidad en La Palma, me dan ganas de llorar, no lo puedo evitar. Y lloro…..noto cómo se me encoge el corazón, es como si me apretaran el alma a toques espasmódicos. Como si estuviera allí y me sucediera a mi en primera persona. 

Lo que empezó siendo un espectáculo y algo histórico, pasó a ser en pocas horas algo desolador para tantas y tantos palmeros que han perdido sus casas (perdón, sus hogares que es mucho más que una casa y unos muros; es una vida entera, es el refugio al que volvían cada día por muy duro que hubiera sido su jornada y el lugar donde sanar sus heridas y llenarse de paz, el sentimiento de todo lo que abarca la palabra HOGAR). Ver que la lava pasó por encima y ya no queda nada de lo que fue tu hogar, tu barrio.........Saber que la vida y la seguridad personal imponían rapidez, que por eso no pudieron apenas llevarse de allí los objetos sentimentales que más valoraban……….tiene que se demoledor, desolador, atroz. 

Por mi salud emocional, estoy intentando no escuchar más testimonios y ayudar en todo lo que pueda. Como me decía una amigo no hace mucho...."la palabra es sonido, el ejemplo es trueno". Hoy en día, incluso por bizum -que para mi ha sido la vía más cómoda, eficaz y directa, que he encontrado- se puede ayudar a las Organizaciones que están ayudándolos y acompañándolos, día a día en todo momento.

Tengo tantas fotos personales de la isla de La Palma, tantos momentos felices allí, que elegir una sola ha sido fruto del azar y la intencionalidad.  Desde aquí (pero sintiendo que estoy con ellos allí, desde el punto más alto de esa tierra en "El Roque de Los Muchachos") quiero decirle a La Palma que es grande, es maravillosa y hermosa. Que es fuerte, que es mi "isla bonita", y con mi abrazo infinito quiero arrullarle y susurrarle que no está sola, que estoy con ella, que todo esto pasará, y recordarle que somos siete islas pero que latimos a un solo pulso, en un único sentir.  Ánimo a los Palmeros que han perdido tanto, que siguen necesitando ayuda material y emocional. ¡No se olviden de ellos!. 

Comentarios

  1. Siento una tristeza enorme por todo lo que está pasando en la isla de La Palma.
    Mi solidaridad con todos los palmeños.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jubi.
      Tu tristeza se une a la mía.
      Gracias por tu solidaridad que traspasa la pantalla del ordenador.
      Seguro que eso reconfortará a los palmeros que tanto lo necesitan.
      Gracias.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Qué tragedia y cuánta impotencia ante una devastación de esas características. Solo queda, ante ese torrente de lava que la gravedad dirige hacia el mar, aferrarse al manido "no hubo que lamentar pérdida de vidas humanas", aunque el coste de esa furia de la naturaleza esté siendo tremendo a nivel económico y sentimental de esas familias. Tristísimo.

    Un sentidísimo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.
      Es dramática y la impotencia ufff, eso puede con cualquiera.
      LLevas razón, lo primero es la vida y en este drama al menos no han habido daños personales (si materiales, sí sentimentales, emocionales, etc........pero no han habido fallecidos, por suerte).
      Muchas gracias.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  3. Pues, aunque sé que no eres de La Palma, me acuerdo de ti cada día, Nélida. Lo que está ocurriendo es una auténtica tragedia y además de difícil solución porque, tal y como está la ley, a ver qué hacen esas criaturas cuando el volcán deje de rugir ¡Imposible volver!
    Ayer, viendo el telediario, una señora quería volver a casa sólo para recoger un costurero que perteneció a su madre ¡Sólo eso! Su recuerdo más preciado... Sí es sumamente triste y trágico lo que está ocurriendo y lo que esas personas están pasando ¡Mucha fuerza a los palmeros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      Gracias por tenerme tan presente, amiga, que sepas que me llega al alma y que puedo sentir tu cariño día a día.
      Fíjate, un costurero....¿ves lo que decíamos? es el valor sentimental no tiene precio.
      A mi me chocó un comentario de una señora que dijo que al menos tuvo unos minutos para despedirse de su casa. Despedirse de tu casa......terrible, una vida en ella, un sentimiento que sobrecoge, agradecer y despedirme para siempre. Demoledor.....

      Y son tantos y tantos los testimonios que podemos escuchar. A mi el pensamiento se me llena de muchas cosas al día, pero siempre siempre siempre hay un hueco en ellos para La Palma y sus habitantes. Con la plegaria de que este volcán crezca todo lo que tenga que crecer hasta que pare por fin, y que mientras sucede en el recorrido deje los menores daños posibles.

      Gracias de nuevo, Macarena.
      Eres un sol muy brillante.
      Un beso grande para ti.

      Eliminar
  4. Apenas veo algún vídeo en Youtube o alguna foto aislada en Instagram, pero conociendo el amor que tienes por esta isla y por su gentes, me imagino tu desesperación. Son muchos los que lo han perdido todo, pero es que luchar contra la Naturaleza es inútil. Solo cabe esperar que la generosidad de los españoles sirva para paliar en algo tamaño desastre.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.