Los extraños.

 

He terminado de leerme el libro "Los extraños", de Jon Bilbao. 

Suelen gustarme mucho los libros de la editorial Impedimenta, no sólo por el cuidado de sus ediciones sino porque apuestan por autores y obras poco convencionales. La gran mayoría de veces descubro auténticas joyitas literarias, pero en otras pocas ocasiones (como ésta) me encuentro con una decepción.

La idea no es mala, puede tener incluso subtemas muy interesante para ahondar en ellos, pero el libro no me gustó, me esperaba otra cosa. No me gusta cuando en una lectura no existe un orden coherente de los sucesos, cuando no le veo la lógica ni a lo que está pasando ni a la manera en que actúan los protagonistas. No me gustan los temas inconexos y mucho menos los que son irreales y se hacen pasar por cotidianos y normales o naturales. Me ha parecido un pequeño cocktail que intentaba ser sobresaliente y no llegó ni a suficiente. El final de esta lectura, a la par que el resto del libro, me resultó muy flojo y sin gancho. 

Igual ha sido problema mío y no del libro, o tal vez no era el momento de esta lectura como suelen decir algunos, pero definitivamente no es un libro para mí. No me hizo entrar en él y casi puedo confirmar que me provocó cierta aversión. La suerte ha sido que el libro tiene poco más de cien páginas y - por ende- terminé pronto con él. 

El autor, Jon Bilbao, nació en Ribadesella (Asturias) en 1972. Es Ingeniero de Minas y licenciado en Filología Inglesa. Entre otras obras, es autor de "Como una historia de terror" (2008), "Bajo el influjo del cometa" (2010), "Shakespeare y la ballena blanca" (2013). Actualmente reside en Bilbao, donde trabaja como traductor.  

Sinopsis: Jon y Katharina pasan el invierno en la costa cantábrica. Se alojan en la vieja casa familiar de él, demasiado grande para dos personas. Se sienten solos y, cuando Katharina se queda embarazada sin desearlo, empieza a preguntarse si irse a vivir con él fue buena idea. Dos sucesos vienen a alterar la rutina de la pareja. Una noche, unas luces extrañas aparecen en el cielo. A la mañana siguiente, Markel, un primo lejano de Jon, se presenta por sorpresa en la casa. Le acompaña la atractiva y silenciosa Virginia, una suerte de asistente. La situación pronto se vuelve incómoda: los primos no recuerdan haberse visto nunca y Jon duda de que Markel sea quien dice ser;la presencia de Virginia se hace cada vez más amenazadora y, además, los visitantes no solo no parecen querer irse, sino que empiezan a apropiarse poco a poco de la casa. Pese a todo, Jon y Katharina se sienten fascinados por esos extraños en los que ven un remedio para su aburrimiento y quizá también para sus problemas. 

Comentarios

  1. Este es otro de los libros que la crítica oficial sitúa entre los buenos, como aquel de Jabois que ni a ti ni a mí nos gustó. Quizás, en el ánimo de quienes lo analizan de manera positiva, pese la editorial que lo ha publicado y el renombre de su autor, pero, por experiencia lectora, ni la una y el otro garantizan la uniformidad del criterio. Como ya comentamos en otras ocasiones, cada libro es único para el lector o lectora, y el prisma a través del que se juzga no necesariamente ha de coincidir con el de los expertos que viven de ello. De gustibus et coloribus non est disputandum, dice el adagio latino, y eso debería batarnos a la hora de apreciar o no una lectura, sobre todo, con argumentos tan impecables como los que tú has dado, en los que, por encima de todo, muestras tu independencia.

    Un abrazo otoñal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada...
      Ciertamente sucede con algunos libros, que la crítica los enaltece y a nosotros no nos dice nada. Como Jabois, que nos pasó lo mismo a ambos.
      Sé que cada libro tiene su público, así como que también cada lector tiene su momento de una lectura u otra.
      Sin embargo también sé que hay libros con los que no conectamos. No hay otra, es algo palpable e inamovible, nos ha pasado a todos alguna que otra vez.
      "Para gustos, los colores" como decimos, expresión que proviene del adagio latino que a bien has traído hasta aquí.
      Y ahí radica también la belleza de leer, en que las emociones que evoca en cada lector no tienen por qué ser las mismas.

      Gracias, compañero.
      Un abrazo otoñal para ti también. (por fin llegó el otoñooooo.)

      Eliminar
  2. ¡Vaya Nélida! Me ha sorprendido mucho la impresión que te ha causado el libro partiendo de la sinopsis del mismo . Verdaderamente me parece atrayente y, teniéndola únicamente en cuenta, supongo que me hubiera lanzado a leer como una descosida.
    Supongo que no se trata de la mezcla de lo real y lo irreal, sino de la falta de conexión entre ambas esferas ¿No?
    En fin, yo en mi línea... Si tú dices que no, yo...¡Me apunto!
    Gracias Nélida por compartir con nosotros todas estas reseñas.
    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.
      La sinopsis es muy atrayente, coincido contigo. Y si miras los comentarios de algunos lectores ponen este libro por las nubes, cosa que me deja perpleja tanta disparidad. Aunque ya sabemos que para gustos, colores. Y que en eso, no hay nada escrito.

      Bajo mi perspectiva son las dos cosas que distingues: por un lado mezcla cosas que puedes sentir como reales mientras las lees y de buenas a primeras por ejemplo aparecer un ovni y seguir la lectura como si fuera de lo más normal en el contexto de los personajes y la historia. Y también veo una falta de conexión, hay muchas lagunas, que quedan realmente inconclusas. Le faltan muchas explicaciones, a mi modo de ver.
      Está en las antípodas del tipo de libros que a mi me gustan.

      Gracias a ti Macarena por venir con tantas ganas e ilusión., hasta mi blog. Me ha hecho gracia eso de que "tú en tu línea: si yo digo que no tú lo apuntas!!" :-))

      Un besote grande.

      Eliminar
  3. Menos mal que tropezaste primero en la piedra, porque estaba en mi creciente lista. A veces pasa, que una buena crítica o una sinopsis llamativa no se corresponde luego con nuestra apreciación. Solo cabe dejarlo en el estante e ir a por otro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.