Cosecha roja.

Acabo de terminar de leerme el libro "Cosecha roja", de Dashiell Hammett. 
Se trata de una novela negra que me ha gustado bastante.   

Tenemos a un detective contratado para esclarecer un asesinato en Personville (se trata de la muerte del único hijo del hombre más poderoso y rico de la ciudad). Pronto esclarece esos hechos, empezando ahí la verdadera historia de esta novela. Cuando el detective se da cuenta de toda la corrupción que hay en la ciudad se propone trabajar para limpiar sus calles. 
No es ésta una tarea fácil, la corrupción salpica a muchas esferas, tiene que trabajar prácticamente solo y recurre a métodos poco ortodoxos. No le interesa las argucias del crimen, sino lo ético, lo humano y social.

Me ha gustado que la lectura avanza a través de diálogos, lo que nos lleva a vivir la historia de primera mano. 
También me ha gustado el realismo que hay desde la primera página hasta la última. No recurre a grandes detalles, aunque sí significativos, para darnos las herramientas necesarias con que construir la imagen de todo lo que sucede y de sus personajes. 

Me gustó lo bien ambientada que está la novela, nos adentra con maestría en la corrupción que existía en aquella época en Norteamérica (El Crack del 29 y la Gran Depresión); bandas, gángsters, ajustes de cuentas, rivalidad, corrupción, dinero, poder, violencia, crímenes, etc. 
Y también me gustó lo meticulosa que es pero al mismo tiempo respetuosa y poco escatológica. Es un claro ejemplo de que no hace falta enseñar mucho para mostrarnos toda la oscuridad que subyace en esos suburbios y submundos. 


El autor, Dashiell Hammett, (Maryland, Estados Unidos, 1894- Nueva York, 1961) antes de ser escritor  trabajó en una agencia de detectives privado, al poco participa en la Primera Guerra Mundial, de la que regresó gravemente enfermo cuyas secuelas le acompañó el resto de su vida. 
Su pasión por la literatura despertó a principios de los años veinte, y refleja con toda crudeza los aspectos más violentos de una sociedad corrupta e inmersa en una lucha sin tregua por el poder y el dinero. Se apartó del modelo típico de novela policíaca y creó un nuevo género: “la novela negra” tal y como la conocemos hoy en día.
Entre otras, es autor de: “Cosecha roja” (1929), “La maldición de los Dain” (1929), “El halcón maltés” (1930), “La llave de cristal” (1931), “El hombre delgado” (1934) , “Dinero sangriento” (1943), “El agente de la Continental” (1945), “El gran golpe” (1966),


Sinopsis: Cuando en una pequeña ciudad minera la mortandad se multiplica por diez y los propios coches de la policía sirven para cubrir las fugas de los gángsters, puede decirse que algo no funciona. Cosecha roja es la violenta historia de un detective privado que a las pocas horas de llegar a Personville se sumerge en un baño de sangre, fruto de las batallas entre bandas rivales. Las maniobras y procedimientos de que se sirve el agente de la Continental para restablecer el orden no difieren mucho de los que utilizan los enemigos de la ley. 

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No sé, Nélida, la novela negra ambientada en los EEUU de principios del siglo XX no va mucho conmigo; pero tu reseña me lleva a pensar que para distraerme, quizá pueda barajarlo como opción.
    Por otra parte, me gustan mucho más las narraciones que los diálogos.
    No obstante, te agradezco que siempre compartas tus impresiones sobre las lecturas que realizas.
    Muchas gracias y un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena.

      Entiendo tu punto de vista, a ti te atraen más las novelas negras de hoy en día que sin duda son otro estilo, del que también me reconozco muy fan :-)
      En este caso concreto los diálogos ayudan mucho a entender la novela, porque la trama es muy compleja y está llena de muchos personajes.
      Te entiendo perfectamente cuando dices que te atrapan los diálogos, que te narren los sucesos y los hechos, para luego tú elucubrar sobre quién será el culpable, o simplemente dejarte llevar por la lectura. Eso a mi también me encanta.

      Gracias a ti, Macarena, como siempre. Por comentar y dejarme tus impresiones..
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Nivel, nivelazo, apreciada Nélida. Y qué gusto haber leído y traído al viejo Dashiell, de cuyas obras guardo muy buenos recuerdos por ser uno de los primeros escritores de novela negra que me apasionaron. Fíjate hasta qué punto le tenía ley a este escritor que hasta hubo en casa una amorosa pareja de periquitos llamados Dashiell y Lillian (por Lillian Hellman, la compañera de los últimos años de vida de Hammett, también gran escritora). Era tal la afición que tenía por las complicadas tramas de Hammett, que incluso me interesé por el actor Humphrey Bogart, protagonista de muchas películas basadas en las novelas del escritor....
    Y sí, he leído Cosecha roja, una creativa novela completamente distinta de las novelas de detección actuales y perlada de asesinatos, en la que el autor disecciona la sociedad estadounidense de su tiempo. Porque Hammett, además de un buen escritor, fue un hombre comprometido ideológicamente (al igual que Lillian Hellman) pese a los sinsabores que ello le produjo, y en sus novelas escenifica esa sociedad de violencia y falta de escrúpulos que tan bien conocía.

    Me encanta ese buceo tuyo por la literatura del pasado de la que son deudores tantos escritores y escritoras posteriores. Un placer leer estos apuntes tuyos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada.....
      Pues qué bonita casualidad, ¿verdad? podemos hablar los dos con conocimiento de causa, por haber leído la misma novela y en tu caso, además, porque eres un fan incondicional de Dashiell.
      Qué bonita anécdota la de tus dos amorosos periquitos, cuyos nombres elegiste a conciencia. Gracias por traerme hasta aquí a Lillian Hellman, no sabía nada de ella, ni siquiera que fuera escritora también. El mundo es un pañuelo y cómo me gusta a mi que me enseñen cosas así de interesantes!!!
      Sinceramente después de leer tu entusiasmo y fervor hacia Dashiell y su esposa, me quedo con ganas de seguir descubriéndolos. Buscaré....

      La película "El halcón maltés" que protagonizó Humphrey Bogart, de la novela de Dashiell Hammett fue un Clásico en toda regla y pasará a la historia. La verdad es que da mucho fuego la época y aquel ambiente, para ser llevado a la gran pantalla.

      Muchísimas gracias por tu comentario. El placer es mío, por favor, agradezco mucho tus valiosas aportaciones.
      Un abrazote.

      Eliminar
  4. La novela negra actual no tiene nada que ver con la de estos grandes autores clásicos, cuyas obras tantas veces han sido llevadas al cine. Al igual que en el séptimo arte, antes se primaban los diálogos, la ambientación y los personajes, mientras que ahora es todo más directo, y, desde mi punto de vista, más vacuo y efectista. Llevaba mucho tiempo esperando a que RBA se decidiera a reeditar sus novelas y sus cuentos. La última vez que lo miré estaban agotados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tawaki.
      Es verdad, y se nota mucho, lo diferente que son estas novelas de las actuales.
      No es que las de ahora no me gusten, solo que son otro estilo.
      En esta novela de Dashiell Hammett, se recrea muy bien el ambiente y se tiene mucho esmero en que la trama llegue con realismo.
      Espero que consigas a tiempo estas nuevas ediciones. Y si no has leído el libro, que lo disfrutes mucho!!
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

Las señoritas de escasos medios.