La oscuridad que conoces.


Esta semana me he leído el libro "La oscuridad que conoces", de Amy Engel. 

Una novela negra ambientada en un pequeño pueblo de Misuri, que arranca con el asesinato de dos niñas de doce años. 

Una de ellas es la hija de Eve, nuestra protagonista y la voz narrativa del libro.


Eve esconde un pasado muy oscuro desde la infancia (drogas, alcohol, sexo, abusos, etc.), con un padre inexistente y una madre tóxica en todos los sentidos.

La novela pone énfasis en los lazos familiares y cómo se forjan las relaciones de generación en generación

Cuando nace su hija, Eve construye una coraza donde mantener oculto todo su pasado, un intento de recomenzar su vida y no darle a su hija la misma infancia que ella tuvo. Pero cuando su hija es asesinada, instintivamente rompe esa coraza en busca del asesino y con sed de venganza. 


Por un lado la novela consigue mantenerte enganchado, y eso es bueno. Está escrita en capítulos cortos, de ágil lectura. 

La autora sabe dosificar muy bien la intriga y el misterio, te hace sentir en primera persona lo que la protagonista está viviendo. 

Avanzas los capítulos y nada hace presagiar el final ni la autoría de los asesinatos.


Pero, para mi gusto, ahonda demasiado en ese lado oscuro que da título al libro. Tiene demasiada violencia gratuita y explícita. Me sobraron las descripciones de los abusos, las palizas, la humillación…..ese exceso de violencia empobreció mi lectura, convirtiéndola en desagradable y por momentos poco convincente.

Además de sentir que la trama hace aguas al no estar bien compactada, pues la autora da por sabidas cosas que no explica anteriormente al lector. 

 

Amy Engel, nació en Kansas, aunque con tres años se mudó a Irán junto a su familia y allí pasó su infancia. Tiempo después regresan para instalarse definitivamente en Estados Unidos. 

Estudió Filología Inglesa en la Universidad de Kansas, y Derecho en la Universidad Georgetown. Fue abogada criminalista durante diez años, y tras formar una familia decidió abandonar su carrera para dedicarse a la escritura.

Ha escrito varias obras, siendo esta última ("La oscuridad que conoces") la primera en ser traducida al castellano (septiembre 2020).

 

Sinopsis: En una empobrecida zona de los montes Ozark, en Misuri, en un pueblo pequeño con grandes secretos, dos niñas de doce años desaparecen asesinadas. Sin nada que perder y rota de dolor, Eve Taggert se lanza a averiguar qué le ocurrió realmente a su hija.

Eve conoce el lado oscuro de la vida. Su propia madre se encargó de enseñárselo. Una dura lección que ella  ha tratado desesperadamente de evitar a su pequeña Junie. Pero, contra todos sus instintos, quizá Eve necesite recurrir a la cruel fortaleza que le inculcó su madre para afrontar la verdad sobre el crimen…y sobre su auténtica naturaleza.

Comentarios

  1. Eso de que la autora sabe dosificar la intriga está muy bueno. Pero pienso igual a ti...La violencia en exceso no ayuda a la lectura. Me llamó la atención su infancia en Irán ¿acaso es hija de diplomáticos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alí Reyes.
      Así es, tiene puntos muy positivos este libro. Pero la violencia me pareció excesiva en narración. No digo que no tenga violencia (previamente había leído la sinopsis y sabía cuál había sido mi elección) pero creo que se podía decir mucho más, enseñando mucho menos.
      En cuanto a si los padres de Amy eran diplomáticos, no lo sé la verdad, desconozco ese dato.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Holaaa. Como te ha ido. Los de misterio me gustan . Hay autores que les gusta desgranar con mucho detalle y hay veces que eso sobra, más cuando son situaciones límite.. De momento estoy descansando un poquino Trajano me ha dejado repleta😊 y me gusta dejar espacio de un libro a otro.
    Seguimos con la rutina de siempre paseos y huerto y a saber hasta cuando, que esto va para largo.
    Buena noche Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa, Laura.
      Pues he estado muy bien. Pasando unas semanas de vacaciones tranquilas y en familia, disfrutando mucho de esos momentos compartidos que al final es lo más importante, lo que nos llevamos con nosotros.
      Ya sé que tú has estado muy bien, y sabes que me alegro muchísimo por ello :-)))
      He visto tu huerto que ya te he dicho que me encanta, he disfrutado con las fotos que has subido de tus paseos, y de la hamaca de lectura ha sido como estar allí compartiendo contigo la pasión por leer.

      A veces hay que descansar entre una lectura y otra. A mi me sucede lo mismo que a ti, que entre libro y libro necesito un tiempo (normalmente un día, o dos) para airearme de una lectura y entregarme por entera a la siguiente.

      Cuídate mucho, y sigan protegiéndose.
      Un beso grande para ti.

      Eliminar
  3. He vuelto a la novela negra, aunque nunca dejé del todo a mis autores favoritos, por lo que en principio, este título me llama, pero sí es cierto que encuentro demasiada violencia gratuita en los autores contemporáneos. Me pasa lo mismo con el cine, y al final me quedo con los clásicos, donde se sugiere más y se muestra menos. Creo que la intención es sorprender y captar al lector/espectador, pero conmigo funciona al revés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tawaki.
      La novela negra siempre es un buen recurso., y en ocasiones entre una lectura y otra, es el género que muchos buscamos.

      Entiendo que por el argumento (que leí previamente a comenzar la lectura) tenía que haber violencia en su contexto, pero a mi me pareció que se cebaba en ello de una manera gratuita.
      A veces pasa lo que has dicho, que intentan sorprendernos y captar nuestra atención de una determinada manera, pero resulta que consiguen justo lo contrario. Sometimes.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  4. La novela negra eso es lo que tiene, que en ocasiones la trama flojea por exceso o por defecto. Me fastidia muchísimo la ligereza con la que presentan sus obras algunos autores y autoras; en ocasiones, parece que se dedicaran a vender churros, colando en el paquete cuatro o cinco medio deshechos o torcidos....
    Entre un libro y otro suelo recurrir a la lectura de novela negra, pero eso no implica que no quiera calidad. Me pasa lo que a ti; conforme más leo, más exigente me vuelvo, sea cual sea la temática. No me importa lo desagradable, porque no todo argumento ha de ser amable con quien lee; sí, en cambio, detesto que me vendan incongruencias y sandeces que demuestran el escaso interés de autor o traductor por acondicionar el resultado final.

    Gracias, como siempre, por esas valiosas opiniones sobre tus lecturas personales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada....
      Creo que ese de pecar por exceso o por defecto, se acentúa más en la novela negra que en otros géneros literarios.
      A mi también me fastidia mucho lo que comentas, porque ves que la novela aunque no esté mal, podría estar infinitamente mejor con un poco más de esmero e interés que se le ponga.
      Comparto tus opiniones.

      Interesante lo que dices sobre la lectura amable, o no amable. En una novela negra lo extraño sería que no hubieran dosis de violencia, aunque solo fuera por la descripción del crimen, pero yo iba más allá. En mi opinión el libro se ceba en ello y eso fue lo que me desagradó, porque vale que me lo muestres pero repetirlo tanto como que no.

      Gracias a ti, por tu amabilidad y por tus aportaciones!!
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El peso de la nieve.