Km 123




He terminado de leerme el libro “Km 123” de Andrea Camilleri.

Me ha gustado. Es un libro entretenido, ligero, corto, que se lee muy rápido. De esas lecturas que el mismo día las empiezas y terminas.

Se trata de una novela negra interesante y diferente. Casi todo el libro transcurre entre conversaciones (muchas telefónicas) transcritas  literalmente. Eso le da mucho aire a la lectura, lo que unido al ritmo trepidante en que se suceden los hechos, mantiene el interés del lector en todo momento.

He pasado un buen rato con este libro tan jugoso. Su trama podría parecer simple por momentos, pero la manera de escribirla y desarrollarla por parte del autor, la convierte en un juego magistral de teorías y posibilidades.
(yo jugué a tener mi particular teoría- no puedo evitarlo cuando leo novela negra- y resulta que acerté!)

En definitiva he tropezado con una lectura pulcra, rica en detalles, que muestra mucho sin enseñarlo todo.
Ha sido el primer libro que leo de este autor, pero ahora sé que no será el último.

Andrea Camilleri nació en Sicilia (1925) y falleció en Roma (2019). Fue guionista, director de cine y novelista.
Su trayectoria es muy extensa. Ha escrito más de 60 libros!!, comenzando allá por el año 1959 y terminando en 2019 con Km 123 (escrita y publicada meses antes de que falleciera).

Sinopsis: La novela arranca con un móvil apagado. Ester es la que llama; quien no responde, Giulio, que acaba de ser trasladado al hospital en estado grave a causa de un accidente en el kilómetro 123 de la Vía Aurelia de Roma. Sin embargo, quien conectará el teléfono es Giuditta, la mujer de Giulio, quien lógicamente no sabe nada de Ester. Podría parecer el inicio de una comedia de enredo, pero nada más lejos de la realidad: un testigo afirma que el accidente de Giulio ha sido en realidad un intento de asesinato, por lo que la investigación será asignada al perspicaz inspector de la policía criminal Attilio Bongioanni, quien deberá enfrentarse a un caso en el que nada es lo que parece.
Un thriller muy inteligente, rápido, de múltiples voces que nuca dan respiro y que sumergen al lector en una trama endiabladamente hábil para disfrutar de principio a fin y que confirman, una vez más, a Andrea Camilleri como el maestro de la novela negra contemporánea.

Comentarios

  1. De verdad que es trepidante ¡Lo terminaste el mismo día!...¿estará en la red? Porque vale la pena abordarlo.
    Gracias por tus palabras en cuanto a "Portugal mar afuera" Voy a dejar en tu correo otra lectura......en lo que puedas, por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alí Reyes.
      Es muy cortito, poco más de 200 páginas, por eso si te gusta lo devoras en un día.
      Espero que te guste, si finalmente te haces con su lectura!

      Gracias a ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Camilleri es uno de mis favoritos, tanto que le voy a dar un descanso después de tantos libros suyos que he leído. Puede parecer una contradicción, pero es que necesito coger un poco de aire. Sus historias son sencillas, de las que se leen en uno o dos días, pero destilan un humor que me encanta. Con Montalbano encontramos un grupo de personajes que, por conocidos, son casi amigos nuestros. Su forma de contar las cosas me parece muy inteligente, muy sabia. Este libro lo tengo en la lista desde hace mucho tiempo, pero estoy intentando, sin mucho éxito, leerlos por orden cronológico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      A veces por mucho que nos guste un autor, o un género, necesitamos un cambio de aires literarios.
      Hay que hacerle caso al cuerpo y a la mente; cuando nos pide un libro, por algo será.
      Es ese el momento, y no otro.

      Gracias.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Ay Nélida, me entusiasma esta propuesta! Sobre todo si es, como dices, un libro de lectura ágil que se puede terminar en un mismo día.
    La novela de suspense me gusta y también me entretienen mucho las policíacas, aunque ya te conté que mis preferidas son las históricas noveladas.
    ¿Dices que el autor ha escrito más de 60 libros? Pues, como me guste la novela que recomiendas, me lo apunto para siguientes lecturas.
    Muchas gracias por el descubrimiento y por esta interesante reseña.
    Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Macarena! Cuánto celebro tu entusiasmo.
      Ciertamente es de lectura ágil, y muy cortito como decía más arriba poco más de doscientas páginas.
      A mi el género negro y las novelas de suspense me tienen ganada. Son mis lecturas favoritas y con las que disfruto muchísimo. De siempre ha sido así.

      Ya sabemos algo nuevo las dos, tiene más de 60 libros publicados, lo que significa que........tendremos donde elegir :-)

      Gracias a ti, por todo.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. ·.
    Felicitarte por tu avidez lectora, virtud de la que carezco, tal vez sea porque otras ocupaciones me entretienen..
    Un abrazo Nélida... y a cuidarse !

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      La verdad es que cuando un libro me gusta, las horas se me pasan volando y no puedo parar de leerlo.
      Muchas veces no tengo el tiempo que quisiera para leer tanto, pero desde que se me presenta la ocasión la aprovecho!!

      Un beso, amigo.
      Abrazos para toda la familia. Y ánimo que ya queda menos.

      Eliminar
  5. Camilleri es un ilustre, un grande que, pese a las dificultades que supone abordar la traducción de sus libros, ha llegado a todas las lenguas y en todas es aceptado. Pero, claro, la amalgama que él hace, en sus originales, del italiano y la lengua regional, es imposible de captar fuera de su país; esa riqueza lingüística se pierde, incluso en las traducciones más esmeradas, y ahí es donde el traductor/intérprete ha de ser creativo y huir de la literalidad para que esos toques expresivos con que el autor realza sus producciones tengan cierto eco en las diferentes lenguas.

    A mí me gusta paladear a Camilleri, recrearme en cómo describe el carácter de sus personajes y el contexto social, escuchar en off los pensamientos y hasta imaginar acentos y expresiones corporales. Da igual que a la cabeza estén Montalbano o Bongionanni, porque el recorrido es siempre apasionante, desde su primera novela hasta esta última, que has tenido a bien traer, donde incluso el epílogo, glorificador de lo amarillo es un gozo sublime.

    Un abrazo, compañera, y felices lecturas mientras esperas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada.......
      Ya me voy dando cuenta de la genialidad de este autor. Al menos me ha picado el gusanillo para querer leer más obras suyas. Seguro que con el tiempo digo lo mismo que tú, o muy parecido :-)
      Ciertamente las traducciones siempre pierden "algo" con respecto a los originales, de no ser que den con un buen traductor claro, pero aún así cierta frescura se queda por el camino, es inevitable.
      Qué palabra más buena: paladear (un libro, un autor, unos personajes, una historia).
      Y qué bien describe esa sensación tan íntima de cada lector cuando está ante algo que le gusta tantísimo; un buen libro.

      El epílogo de lo amorillo es un dulce en almíbar. Una joyita. Desde luego que sí.

      Me alegra haber coincido contigo en lectura, y tener opiniones tan cercanas.

      Gracias., compañero, y felices lecturas para ti también!
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Madre mía no paras Nélida.. Lo buscaré. . Según cuentas es cortito. Cuando coges un tocho de más de mil páginas como el Jilguero, tiene que encancharte para termimarlo.
    Y te cuento acabé con las idas y venidas de José El relojero me atrapó desde el principio.
    Y como logra conseguir su sueño a pesar de tantas trabas que tiene que sortear. Ademas de codearse con grandes personajes históricos. Y el remate el arreglo del famoso Big Ben.
    A partir de ahora también mirare de otra manera el de la Puerta del Sol que siempre que vamos a Madrid me gusta ir a verlo.
    Gracias siempre por tus recomendaciones.. Buen Viernes Santo.
    Cuídate. amiga..
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!!
      Ahora tengo más tiempo y calma para leer. Y eso que entre lectura y lectura dejo pasar un par de días. Es como si tuviera que oxigenar la mente, algo así como evadirme de la historia que acabo de leer para adentrarme (en cuerpo y alma) a una historia nueva. No sé si te sucederá lo mismo.

      El Jilguero no lo he empezado aún. Pero sé que algún día será su turno, su momento :-)
      ¡Qué bueno que leyeras las idas y venidas de José el relojero! y que te haya entusiasmado tanto como a mí. Biennnnn.
      Sin duda fue un gran descubrimiento conocer a este hombre, cómo sale del exilio y la pobreza máxima. Cómo alcanza sus sueños, como bien dices. El remate del arreglo del Bing Ben que desde su creación contenía un error, fue sublime.
      Sabes que yo también desde ya miro el Reloj de la Puerta del Sol de otra manera??? ni te cuento cuando esté allí en persona y me transporte a la época en que José lo donó, y todo lo que le precede.

      Gracias a ti por todo. Me encanta que me compartas tus lecturas e impresiones!!.
      Otro abrazo desde casa, sigamos confinados con ánimo y paciencia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El peso de la nieve.

Ruperta JuntaPalabras.

Casas y tumbas.