El Relojero de la Puerta del Sol.



Esta semana me he leído “El Relojero de la Puerta del Sol”, de Emilio Lara.
Un libro fantástico, que me ha gustado muchísimo. Todo un descubrimiento y un lujo de narración.

El libro está narrado en dos tiempos: al final de la Guerra de la Independencia, y en 1866 cuando ya está instalado en Londres.
José Rodríguez Losada es el protagonista, un personaje muy interesante, que afronta todo tipo de dificultades. 
Pasó de la pobreza más absoluta a ser el relojero más importante de Europa.
Y de ser exiliado político a codearse con los personajes más relevantes de la época.
Pero también fue un hombre con una calidad humana fuera de lo común, y eso el libro lo sabe transmitir muy bien, cosa que se agradece. Un hombre bueno, íntegro.
Por ejemplo, el Reloj de la Puerta del Sol fue una donación que hizo a Madrid (al país del que tuvo que huir) sin que nadie se lo pidiera, en 1866

Mención especial para el autor de este libro, del que no había leído nada suyo antes, pero que me anoto para futuras lecturas.
Un escritor elegante, un caballero de las letras, que engalana la prosa hasta conseguir el disfrute máximo del lector.  Y que sabe narrar como nadie el alma humana, con sus miserias y con sus grandezas.
Me fascinó no solo la manera en que narra los hechos, sino el vocabulario tan rico con el que lo hace. Me resultó exquisito, excelente.
Se llama Emilio Lara y nació en Jaén (1968).Es doctor en Antropología, Licenciado en Humanidades con Premio Extraordinario, Premio Nacional Fin de Carrera y profesor de Geografía e Historia de Enseñanza Secundario.
Ha publicado varios libros de Historia ( “La cofradía de la Armada Invencible” (2016), “ El Relojero de la Puerta del Sol” (2017), y “Tiempos de Esperanza” (2019) )   y decenas de artículos en revistas universitarias y centros de investigación españoles, italianos y franceses.


Sinopsis:
Londres, 1866. José Rodríguez Losada se ve obligado, una y otra vez, a huir de su pasado. Tras abandonar de niño el hogar familiar, tuvo que exiliarse más tarde, por razones políticas, de la España absolutista de Fernando VII.
Ahora vive en Londres, una ciudad más avanzada y en la que vislumbra un futuro más esperanzador. Hábil como pocos y siempre entusiasta, debe acabar un encargo urgente: reparar el Big Ben, el reloj más famoso del mundo.

Sin embargo, su pasado lo persigue y entre la niebla londinense alguien lo busca para matarlo. Y, mientras tanto, José vive enfrascado en su obra cumbre, su sueño:  construir un reloj de revolucionario mecanismo. A pesar de los peligros que lo rodean, no cejará en su empeño y su sueño verá la luz. Hoy lo conocemos como el reloj de la Puerta del Sol.

Comentarios

  1. ·.
    Tu comentario es tan estupendo como siempre. Esta vez aportas un dato bien curioso. Gracias a él nos enteramos de la historia del reloj de la Puerta del Sol. Creo que las próximas campanadas de año viejo nos acordaremos de José Rodríguez Losada.
    ¡qué país! ¿los mejores siempre tienen que huir? ¿emigrar?
    Un beso Nélida

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfonso.
      Yo sin duda, ya no miraré el reloj de la Puerta del Sol de la misma manera. Ahora que conozco toda su historia y lo revolucionario de su mecanismo, admiro más a este personaje que acabo de descubrir.
      No fue el único reloj que hizo para España, hay unos cuantos más,, pero éste fue (es) el más famoso.
      Vivió unas circunstancias muy duras, es cierto, como tantos exiliados políticos.......una pena.
      Otro beso para ti.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Le das tal atractivo a la presentación que dan ganas de ponerse con el libro aun antes de haberlo conseguido. La historia del relojero la conocía por otras fuentes, pero leer su biografía, bien novelada y exquisitamente escrita, ha de ser placentero.

    En estos momentos estoy con La ruta infinita, de José Calvo Poyato, que novela magistralmente los preparativos y el viaje de Magallanes y Elcano; concluido ese libro me apetece coger alguno de los que me regalaron en Navidad.

    A veces resulta desalentador que los días sólo tengan veinticuatro horas…
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Una mirada......
      Disfruté mucho descubriendo a este gran personaje del que nunca había oído hablar, y además conociéndolo de esta manera tan amena y bien escrita!!
      Me resultó todo interesante. Un gustazo.

      Por cierto tengo el libro “la ruta infinita”, está en mi lista de lecturas pendientes, esperando su turno.
      Me pareció que tenía buena pinta. Ya me contarás, aunque por ahora ya me has adelantado que te está gustando. Genial.

      Gracias.
      Abrazos.
      P.S: si el día tuviera 48 horas........ayyy cuántas cosas haríamos vs leeríamos 😊

      Eliminar
  3. Lo he buscado en Internet y veo que tuvo una vida de película. Muy interesante, me lo apunto, aunque no sé cuándo podré hacerle hueco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Fue José Rodríguez Losada un personaje muy interesante, que me gustó mucho descubrir a través de este libro.
      Si algún día te animas a leerlo, espero te guste tanto como a mi. Y que lo disfrutes!
      Gracias.

      Eliminar
  4. Me gusta lo buscaré.
    Cuando terminé La Dama del Nilo. empecé el Arquitecto del Faraón, también lo había leído, pero son libros que gusta releer.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura.
      Qué bueno es regresar a esas lecturas con las que uno disfrutó, y volver a sentir de nuevo la misma sensación!!
      Sin ir más lejos, mi próxima lectura (que ya tengo sobre la mesa) es un clásico que después de "taintantos" años, me apetece mucho releer.
      Buen descanso dominical. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.