Casas y tumbas.


 Esta semana me he leído el libro “Casas y tumbas” de Bernardo Atxaga.

Me ha gustado mucho.
Ha sido todo un descubrimiento para mi, que nunca antes había leído nada de este autor. 

Casas y tumbas trata de la vida de cualquiera, y la tuya. De cosas que suceden en la distancia, pero pueden pasar justo al lado.
Son historias que cautivan por su sencillez, por lo bien hilvanadas que están, por el sello personal tan peculiar como brillante que las une, porque son cercanas, palpables. Y porque uno va enredándose en ellas con un placer profuso.

Cuenta seis historias que se suceden de manera independiente, aunque relacionadas entre sí.  Esas historias, con las emociones y secretos de sus protagonistas, recorren varias décadas de la historia de España y suceden entre Madrid, el País Vasco y el sur de Francia.
Y todo esto bajo la batuta de un escritor muy auténtico, con una manera de escribir muy cristalina, original y atrayente.

Avancé por esta novela sin prisas, con calma, deleitándome línea por línea de cada una de sus páginas, feliz de las sensaciones que me brindaba.

Bernardo Atxaga nació en Gipuzkoa (1951). Su labor literaria se consagró con el libro “Obabakoak” (1988) que obtuvo el Premio Nacional de Narrativa y fue llevado al cine.
En 1994 escribió “El hombre solo”, obteniendo el Premio Nacional de la Crítica de narrativa en euskera. Luego escribió “Esos cielos” (1996). “El hijo del acordeonista” (2003), Premio de la Crítica, Premio Grinzane Cavour. También adaptada al teatro y al cine. “Siete casas en Francia” (2009), finalista de el Independent Foreign Fiction Prize 2012, finalista en el Oxford Weidenfeld Translation Prize. “Días de Nevada” (2014), Premio Euskadi.  “Casas y tumbas” (2020)
En 2017 obtuvo el Premio Internacional iIberPress Literatura. Y en 2019 obtuvo el Premio Nacional de las Letras Españolas. Ambos por el conjunto de su obra literaria.

Sinopsis: En una panadería de Ugarte, en el País Vasco, un niño que un verano ha regresado sin habla de un internado en el sur de Francia recupera las palabras gracias a su amistad con dos hermanos gemelos y a algo extraño que descubren los tres en las aguas del canal que baja de la montaña. La dictadura franquista está llegando a sus últimos días. Todo está cambiando en Ugarte y también en el cuartel de El Pardo donde, poco antes, Eliseo, Donato, Celso y Caloco intentan adiestrar una urraca y burlar el coto de caza reservado a los poderosos. La de ellos fue también una historia de amistad, con sus dosis justas de inconsciencia, rebeldía y tragedia.

Años más tarde, las huelgas alentadas por los sindicatos hacen temblar la industria minera de Ugarte y crean problemas al ingeniero francés que la dirige, Antoine. Son ya los turbulentos ochenta, y Eliseo y los gemelos se ven envueltos en una trama de venganza que parece propia del género negro. El tiempo pasa rápido y transforma todo lo de fuera: llega la música, la televisión con sus realities, el correo electrónico, aunque en el interior de los protagonistas de esta historia se mantienen intactos los silencios, los secretos, las amenazas….No es más que la vida, que discurre como hilos de agua entre las piedras. Pero avanza.

Con esta novela emocionante, vertebrada por la amistad, el amor a la naturaleza y la inminencia de la muerte, Atxaga vuelve a mostrarse como un maestro en la creación de territorios y personajes imposibles de olvidar.

Comentarios

  1. Este me lo perdono. Después de los últimos encontronazos he decidido poner en cuarentena la literatura nacional del siglo XXI hasta que pasen ciertas modas. Es siempre lo mismo contado de la misma forma, desde un punto de vista similar y los mismos mensajes más o menos soterrados que más que cansarme me cabrea. Y yo leo para entretenerme y para aprender. Afortunadamente, es mucho lo que se puede leer de otros lugares y temáticas. Dicho lo anterior, me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tropezado con libros muy buenos de la literatura nacional actual. Pero entiendo que si tu experiencia ha sido negativa, tengas esa aversión.
      Gracias!! Yo también me alegro de que encuentres lecturas con las que disfrutar, porque al final de eso se trata siempre.

      Eliminar
  2. Con Bernardo Atxaga me sucede algo curioso. De él, el único libro para adultos que tengo y he leído es Obabakoak, que lo tengo incluso firmado por él, pero, en cambio, no me falta ninguno de sus libros infantiles y juveniles -qué maravilla es Memorias de una vaca-; no sabría explicar la razón… Así que me agrada que disecciones una novela suya y me la pases por los ojos, a ver si, tras tu estupenda reseña se rompe esa especie de manía inexplicable por todo lo que no sea la producción juvenil de Atxaga que, además, es un tipo muy majo que me merece mucho respeto literario.

    Gracias, encantadora Contadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada....
      Me has recordado al rechazo "sin razón aparente", o manía que le tengo a Pérez Arturo Reverte. Últimamente he pensado que terminaré dándole otra oportunidad.....
      A Atxaga lo vi en una entrevista que le hicieron hace poco en televisión, y me cayó bien el hombre, me resultó interesante y majo como tú dices.
      Parece ser que con este libro ha querido despedirse de la novela. Un punto y final.

      Si finalmente decides hincarle el diente a otros libros suyos que no sean literatura infantil y juvenil, espero que me cuentes qué te ha parecido.

      Gracias a ti, como siempre.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. ·.
    Solo leer tu sinopsis ya convierte al libro en motivo de interés. Y sé que me repito, me encanta leer como lo cuentas... 'contadora'
    Un beso.
    Antes de este comentario hay otro. Márcalo como spam para evitar que te entren más. También lo recibido yo.

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      Cuando un libro me gusta, me transmite, me llega y me llena, y disfruto tanto con su lectura, se obra un pequeño y placentero milagro que me encanta :-)
      Gracias por tus siempre amables palabras.
      Un beso.
      P.S: Gracias por avisarme, ya lo marqué como spam y he eliminado su comentario también.

      Eliminar
  5. Hace días que no vengo por aquí pero he estado un poquino liada,
    con Cruz Roja, soy voluntaria , y familia .Y tengo la lectura medio abandonada.
    Hoy me he propuesto ira la biblioteca, llevo tres libros apuntados. Este, A merced de un Dios salvaje y el del relojero y Espero traeerme alguno a casa..

    https://asimegustaelmundo.blogspot.com/2017/01/de-libros-y-conventos.html.

    Aquí está la biblioteca de Béjar
    Que pases buena tarde..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura.
      A veces nos hipotecan nuestro tiempo y no somos plenos dueños de él.
      Mis padres también son voluntarios como tú, y sé el esfuerzo y dedicación que conlleva. Tienen mucho mérito y me quito el sombrero ante ustedes.

      Oye, qué hermosa biblioteca tienes cerca. Creo que las paredes de un tranquilo convento son uno de los mejores lugares para disfrutar de la buena lectura. Un lugar con mucho encanto, como he podido ver a través de tus fotos. Gracias.

      Buen día para ti también.
      Y otro abrazo de vuelta.

      Eliminar
    2. ¡Ah! y me encanta la elección de libros que has puesto en tu lista.
      Ya me contarás con cuál te hiciste (si alguno de los anotados, o cualquier otro) y qué te pareció.

      Eliminar
  6. Hay mucho por leer, pero lo que falta es gente que lo oriente a uno y haga buenas recomendaciones, porque nuestro tiempo es breve. Gracias por ese trabajo que te tomas. Luego de escribir esta nota, voy a registrar tu blog para seguirte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que muchas veces las opiniones de otros son una buena ayuda.
      Pero que otras veces, merece la pena adentrarte en un libro que te atraiga, aunque no sepas nada de él.
      Gracias por la visita, y bienvenido.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.