Lava, picón, sal, y Mar.


Serpentea el camino de tus entrañas.
Desde lo alto, lenguas de lava marcan el sendero que llevan al final, hacia ti.
Silencio.
Paz.
Libertad.
Calma.

Cruje el picón bajo mis pisadas. Anuncia que tienes compañía.
Que alguien más mirará, junto a ti, el infinito horizonte salado.
Quedamos unidos por el mismo sentimiento y nos dejamos llevar por ese constante rugir del mar.
El arrullo de las olas acaricia tu piel. Salpica gotas de sal y vida, a la mía.


Naciste recio y solitario, de duro propósito. Pero cuán blando, cálido y confortable es tu corazón.
La luz que das, la conservas toda en tu interior, como fuente inagotable.
Por eso también, cuando estoy dentro de ti, me cuesta tanto salir.  Mis emociones se anclan a las tuyas y saboreo cada palmo de tu océano, cada milímetro de la vida que te habita.

Las gaviotas se escuchan a lo lejos.
El mar, acompasa el ritmo de mis latidos.
Escucho el chapoteo de los peces y el sonido de una barca que se aproxima.
Oigo un delfín, y lo veo. Es grande y muy amigable. Se acerca y se queda dando vueltas a mi alrededor. Quiere jugar, sus movimientos son calmados y se toma sus tiempos, respetando los míos.
Veo los rayos de sol entrando por la superficie. Proyectan halos de colores hacia el fondo.


Piso tierra firme y me recreo en tus formas y colores. En todo lo que te rodea.
El viento juguetón, nos viste y desviste. Me susurra al oído palabras silentes, invitándome a quedar.
Naciste, desde tu soledad, para guiar y salvar vidas.
Y en cierto modo para guiar la mía también. Visitarte o soñarte, basta para recordarme dónde estoy y a dónde pertenezco.
Guía, camino, sendero.
Miro al frente y adentro.
Miro a lo lejos.
Te miro a ti, y me veo a mi.

(Fotos propias: Fuencaliente, La Palma).

Comentarios

  1. Lava, yo caminé por un tubo volcánico situado al norte de la isla de Lanzarote, debajo del mar.
    picón De eso comí en abundancia en el "Hotel en Tenerife Sur"
    Sal, y mar, y no sigo ya que tu artículo veo que va dirigido a una persona muy especial para ti.
    El escrito es precioso y por ello debo de retirarme y volver a releer tus palabras.
    Un abrazo, por cierto las fotos preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Supongo que visitaste La Cueva de Los Verdes, al norte de Lanzarote. Un lugar muy bonito y especial.

      No me di cuenta al escribir la entrada que ningún Peninsular sabría a qué me refería cuando hablaba de "picón".
      El picón es de origen volcánico, se genera por erupciones explosivas de los volcanes. Se forma a partir de la fragmentación de la lava que recubre las burbujas de gas, ascienden hacia la superficie y explotan por la diferencia de su presión interna con la del entorno. Eso es el picón. Una palabra muy canaria y que de tan costumbre por mi parte, no caí en la cuenta que ahí no sabrían de qué hablaba. (Sorry).
      El Faro de Fuencaliente está rodeado de picón, y hace un ruido notorio al pisar sobre él. Crujidos característicos.
      (Seguro que el mojo picón que comiste en el Hotel estaba riquísimo :-) Ojalá lo acompañases de papas arrugadas, es la combinación perfecta!!).

      Me alegra que te haya gustado el escrito, y que sintieras ganas de, una vez leído, volver a leerlo.
      Es cierto que en esta entrada me desnudé a corazón abierto. Hablaba del lugar y de lo que me evoca estar allí, lo que me hace sentir y lo que me transmite. Y de muchas más cosas, muy mías.
      También me alegra que te gustaran las fotos.
      Muchas gracias por el cariñoso comentario, un fuerte abrazo para ti también.
      Besos!

      Eliminar
    2. Es cierto no conocía el picón.
      Si pinchas en mi anterior comentario en un tubo volcánico y en Hotel en Tenerife Sur te lleva directo a los sitios que te estoy nombrando, la pena es que por lo que sea en tu blog no queda referencia de los posibles enlaces que pudieran existir.
      Besos

      Eliminar
    3. Hola Jubi.
      Gracias por hacer hincapié en los enlaces, como bien apuntabas y no sé qué fallo será, pero no se veían. Es más, ahora he vuelto y solo al pasar el ratón encima de las letras, sí se activa el enlace. Pues eso, que si no me lo dices....
      No me deja comentarte dichas entradas en tu blog, así que te cuento un poco por aquí. Efectivamente se trata de la Cueva de los Verdes, uno de los lugares más bonitos de toda Lanzarote, aunque tiene muchos más la verdad. Tal vez sea la isla más volcánica de todas y allí si que pisas continuamente "picón" :-)
      Del Hotel, ¿qué decirte? que no lo conozco pero me extraña lo que cuentas. Aquí saben mimar muy bien al turista y cada vez "el todo incluido" es más insuperable, hasta el punto de que el turista no quiere salir del hotel para nada, allí lo tiene todo. Y con todo lujo y comodidades.

      Me alegra haber puesto una nueva palabra en tu vocabulario. jaja. Y qué bueno que hasta puedas escuchar cómo cruje el picón bajo las pisadas de la gente. Es tal cual se escucha en el vídeo que me enviaste. ¿Viste cómo tenía razón? al decir que "anuncian compañía" nada de pasos sigilosos ¡¡Es imposible!! :-)

      Gracias de nuevo.
      Un beso!

      Eliminar
    4. (no me extraña lo que cuentas) quise decir, en referencia al Hotel

      Eliminar
  2. Hay lugares que te inspiran de una forma especial. En ellos se refugian los recuerdos y fluyen las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Sí, hay lugares así, como apuntas en tu comentario.
      En ellos hay recuerdos, cierto. Y muchas cosas de ti mismo que dejas allí. Incluso muchas otras cosas de allí que te traes contigo para siempre.
      Tan intensas que solo pensarlas, hacerlas presente en tus recuerdos, basta para sentirlas todas ellas como si estuvieras allí mismo.
      El Faro de Fuencaliente es un lugar especial. Y bueno, ya lo digo en el texto, se deduce, que para mí es increíble.
      Lo visité por fuera, por sus alrededores... pero quedé maravillada con lo que esconde y ofrece su interior. Y con ese horizonte salado.
      (Ya me he salpicado de nuevo con sus gotas de sal y vida).

      Gracias por venir y dejar tu comentario.
      Un beso!

      Eliminar
  3. ·.
    Empecemos por el picón... ¡que rico el mojo picón! sea verde o rojo, aunque a mi me gusta más el rojo... y con unas papas arrugada ya...
    Sigamos con el picón. Me encanta su crujir bajo mis pies. Camino con la sensación de ser un molino en plena molienda. Y como veo que lo explicas, añado, el picón es material piroclástico, lo que escupe el volcán. Esos fragmentos tienen distintos tamaños, el picón, que su nombre es 'lapillis', suele estar entre 2 y 64 mm de diámetro. Dada que su densidad esta cercana al 1 algunas partículas pueden flotar. Y no sigo. Espero que a Jubi le complete su información.
    El post me encanta. No entro en la intimidad pero sí en las fotos. Las fotos tienen algo especial. Un faro es como la prolongación de uno mismo. No hay más que ver tus fotos.

    Un beso Nélida

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso!
      Me alegro que el post te haya gustado tanto. Si he sido capaz de emocionar con mi propia emoción, para mi es algo especial.
      Y te lo agradezco porque ahí el receptor tiene mucho que ver.
      En cuanto al mojo picón, qué ricoooo. Uno de mis platos favoritos son unas buenas papas arrugadas (pero de las de verdad, que muchos lo intentan y no todos saben arrugarlas) con mojo rojo. Me encanta. El verde no me gusta mucho.

      En cuanto al picón volcánico que rodea, entre otros lugares, Fuencaliente y su Faro. Pues lo has explicado muy bien. Seguro que a Jubi le vale la información, como me ha servido a mi. Gracias!!

      Adoro caminar sobre el picón. Ese ruido tan inconfundible y tan Canario, me hace sentir como en casa. Y es cierto, parece como si fueras un molino en plena molienda. Jaja.

      En esta entrada hablo del mi y del Faro, nada más. Del lugar, de su interior y de todo lo que le rodea, de lo mucho que me gusta y las sensaciones que me transmite estar allí. Visitarlo o simplemente recordarlo.
      Y coincido contigo, en parte son una extensión de nosotros mismos. Cuando eres capaz de ver con sus ojos y con su luz, lo consigues.
      Pura magia.

      Gracias por el comentario.
      Besos!!

      Eliminar
  4. http://cristalrasgado.blogspot.com.es/2012/10/531-sentado-mirando-faros.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso, enhorabuena por ese merecido Premio.
      Me ha gustado mucho, si hasta aparece en escena el Faro de Maspalomas también!
      En tu escrito transmites emociones, la emoción de ver a través de las paredes de un faro, a través de su luz, de su vida, compartir su comunicación y.......como terminas, convirtiéndos en una extensión de nosotros mismos.
      La foto es preciosa, por,cierto.
      Gracias por llevarme hasta allí.

      Un beso!

      Eliminar
  5. El faro y vos, Uno.
    Bonita forma de hablar de él.
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya.
      No sabes cuán mágico es el lugar.
      Estar allí es de esos regalos que la vida te da. El cómo vivirlo y sentirlo ya depende de cada uno.
      Me alegro que te gustara la entrada y mi soliloquio "faro-yo" :-)
      Cada vez que visito la isla, no puedo irme sin acercarme al Faro de Fuencaliente y estar un ratito allí.
      Además la última vez descubrí, como a uno tres del km del Faro, por la salida suroeste, un lugar donde se come de escándalo, un chiringuito pero con unas vistas inmejorables y muy limpio. Sin duda, para repetir también. jaja
      Gracias por tu comentario.
      Abrazote!!

      Eliminar
  6. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras