Vidas que respiran.

Hay sensación en las casas antiguas 
de que algo queda de quien las vivió 
un tibio aroma de café un gesto tierno y familiar 
manos que aprenden a coser en la inocencia del hogar. 
(Pedro Guerra.)




Hay sensaciones muy vividas en el St Stephen´s Green. 
Sea cual fuese la ruta del día por el país, siempre terminaba mis tardes en Dublín, en este parque.
Los rayos de sol dándome en la cara, mientras mi espalda rozaba el césped y mis ojos cerrados ayudaban a imaginar y soñar. 
Es un olor, un sabor, un color, un sonido. Son vidas que respiran. Los ecos de quien por allí pasó, de tardes compartidas, de risas y alegrías, de confidencias, de amor y desamor, de tranquilidad, de satisfacción y de hogar. 
A las sensaciones antiguas, dejé alguna mía. 
Mi momento, mi tiempo, mi pasado y presente, mi lugar, mis miradas y sonrisas, mis sueños, mis latidos, mi respirar, mis ganas de estar.  

Comentarios

  1. ¡Qué ganas de volver por Dublín! He estado dos veces, pero sólo por unos pocos días; demasiado poco. Me gusta eso de que dejaras sensaciones tuyas, seguro que alguen las percibe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      A mi, ganas de regresar a Dublín, siempre me sobran.
      Me gusta las sensaciones que se perciben en los lugares, a poco que queramos intentar notarlas.
      Algunas mías dejé, no lo dudes. Salieron de mi y se quedaron en el aire, flotando en el ambiente. Yo creo que se perciben también :-)
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ·.
    Siempre se queda algo de los otros y siempre se queda algo nuestro. Al regreso, o en el recuerdo, encontramos algo otros, desconocidos, al tiempo que nos reencontramos... aunque ese ese aroma de café.
    Bonitas fotos. Me gustaría ir a Dublín.

    Besos

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      Opino igual que tú, siempre se queda algo, sensaciones.
      De los que estuvieron y de los que estuvimos.
      El parque es enorme y todo es tan bonito como ves en estas fotos.
      Olor a tartas, mira por donde me has traído un recuerdo. El "Queen of Tarts", antes de ir al parque pasaba por allí primero. ¡¡Qué delicia de lugar y de tartas!! Es un sitio muy pintoresco y está cerquita de Stephen´s Green.
      Gracias por tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  3. Conozco esos parajes y la ciudad, donde tan buenos recuerdos se llevan quienes la pasean y descubren rincones insuperables. Siempre hay que buscar el latido íntimo de aquello que nos envuelve. Y tú lo haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada.....
      Eso siempre. Solo cuando se encuentra el latido íntimo de aquello que nos envuelve, saboreamos lo que no tiene precio!!
      Estoy segura de que lo has identificado en mi, porque también tú lo haces.

      Muchas gracias por tu amable comentario.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

Las señoritas de escasos medios.