¿Sí o sí?


Tantos años atrás y tan vigente en nuestra actualidad.
Hay cosas que no cambian. Ideas básicas y estados emocionales prioritarios.
Y suerte, la de quienes tienen a alguien que se lo recuerde. Porque muchas veces solemos olvidar, o en este caso mirar para el lado equivocado.

Comentarios

  1. Es cierto, lo que pasa es que quizá la puerta se abre a nuestras espaldas y no somos capaces de darnos la vuelta, quedándonos como unos pasmarotes mirando la puerta cerrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Sí, puede ser que se abran donde menos esperamos y pensamos. Habrá que estar atentos en 360 grados :-)
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Que se te abran no una, sino muchas puertas. Me consta que eres muy capaz de verlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Lo mismo digo para ti. Que se te abran infinitas puertas de felicidad y a ser posible no se te cierre ninguna :-)
      Gracias por tus palabras.
      Y por comentar.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hay tantas puertas y tantas posibilidades como nos lo permitamos. Creo que la clave está allí, en permitírnoslo.
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya.
      Puede que tengas razón, aunque estoy de acuerdo en parte.
      Porque en ocasiones no se abren solo con nuestro permiso, lo que no quita que siempre tengamos que poner de nuestra parte. Y permitirlo.
      Gracias por tu comentario.
      Otro abrazote para ti.

      Eliminar
  4. Ah, pero es que somos seres humanos. Tan únicos y diferentes. Tan capaces y torpes. Tan tiernos y crueles. Tan maravillosos y ruines. Tan sagaces y mediocres...

    Tan intuitivos y tan negados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pero qué bien describes la imperfección humana!!
      Somos tan capaces y a la vez tan limitados.
      Inteligentes para algunas cosa y tan necios para otras.
      Capaces de ir allá donde la vista no alcanza, pero incapaces algunas veces de ver lo que se tiene delante.

      Sugerente comentario el que me has dejado, Una mirada...
      Gracias por venir.

      Un beso.

      Eliminar
  5. ·.
    Recuerdo a Helen Keller, creo que leí algo de ella en el Selecciones del Reader Digest... y me quedó grabada.
    Aunque sordo-ciego, su mente tenía una lucidez extraordinaria, como muestra esa tan sencilla cita.

    Un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  6. Hola Alfonso.
    Es una de esas personas que dejan huella. Yo también leí algo sobre su vida y me pareció admirable. Era sorda y muda pero consiguió leer braille y además en varios idiomas!!! Fue la primera mujer Universitaria sorda muda.
    En fin, y muchos otros méritos más.
    Alguien así, que desde antes de cumplir los dos años ya tuvo que vivir con esos problemas y que aprendió tanto y lo hizo de esa manera tan admirable, deja una huella imborrable.
    No conocía la revista Selecciones del Reader´s Digest. Tomo nota porque tiene cosas muy interesantes.
    Muchísimas gracias por tu comentario.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras