Sentido Común

Intransigente:  Que no transige (RAE).

(que no cede, terco, testarudo, no entra en razones, soberbio).

Entrevista que escuché el otro día en la radio.

- Periodista (P): ¿Le parece a usted la bicicleta un método seguro para desplazarse por Madrid?
- Entrevistado (E): Hay que respetar.

- P: Sí, hombre, hay que respetar siempre. Pero no le he hecho esa pregunta, le he dicho si a usted le parece seguro. Porque cuando yo veo una bici en el segundo carril entre vehículos de varias toneladas (autobús y coches) a mi se me encoge el estómago.
-E: Como no hay carriles bici, deberían haber más.
-P: Entonces si responde a mi pregunta, estará usted de acuerdo conmigo en que no es seguro?
-E: Sí, debería ser más seguro.

-P: Yo creo que hay carriles bici infravalorados porque veo muchas bicis por las aceras.
-E: Cuando el carril bici es cómodo y está conectado vamos por allí.

-P: ¿Cree que debería haber legislación específica para ustedes los ciclistas?
-E: El 80% de los ciclistas somos conductores de coches y nos sabemos las normas de circulación.
-P: Ya, pero parece que se os olvida muchas veces. Porque por ejemplo cuando van subidos a la bicicleta pasando por un paso de peatones no tienen preferencia y ningún ciclista se para, en cambio todos los coches les ceden el paso y no están obligados a ello. Porque hay tramos que van por calzada y otros por aceras y hay personas mayores en ellas y niños etc.
- E: O porque es peligroso.
-P: Pero es que ponen en peligro a otros peatones.
(el periodista desiste de seguir con la pregunta y pasa a la siguiente)

-P: ¿No es arriesgado ir sin casco?
-E: Se lo preguntaremos a Italia, Holanda, etc cuándo lo harán ellos.  Las estadísticas hablan de los ciclistas que mueren atropellados por coches pero no hay muchos conductores de coches que mueran atropellados por ciclistas
-P: Yo he trabajado con estadísticas también y puedo decirle que a 18 km/hora un impacto en la cabeza es mortal en más del 99% de las ocasiones.
-E: Apliquemos entonces a un coche.
-P: Si quiere usted debatimos sobre coches otro día pero hoy el programa va de bicicletas. Esto parece un juego de niños "y tú más".
...
...
...
(y lo dejo aquí porque para muestra un botón)

Este señor al que entrevistaron (presidente de ConBici-portavoz del Colectivo Ciclista en España) les hizo un flaco favor al colectivo.
No soy yo partidaria de meter a todos en el mismo saco ni de escupir hacia arriba.
Pero con el tema de los ciclistas, he sido testigo bastantes veces de ir por una determinada carretera interurbana  y ver a ciclistas en la misma calzada y mismo carril que el vehículo. Cuando a un metro de distancia de la escena, hay un estupendo y precioso paseo peatonal con carril bici, cómodo y bien comunicado.
Sentido común, civismo y respeto. Así todo sería más fácil.

Comentarios

  1. "que no cede, terco, testarudo, no entra en razones, soberbio", ¡oye¡ estás definiendo a los maños.
    Y para que veas como somos te dejo este enlace "A Zaragoza o al charco".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y también eres ciclista?
      jajaja.
      Bueno, bromas aparte, he ido a tu historia, o lo que es lo mismo he llegado a Zaragoza o al charco :-).
      Esa es la cara amable de la tozudez .
      Aquí describo la cara menos amable, de la intransigencia extrema de algunos. Uff no puedo con ello.
      Gracias por venir y comentar, Jubi.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  2. Respeto y educación. Falta mucha educación por parte de todos. Aquí en Suiza multan a los ciclistas que van sin luz o que no pasan el control de alcoholemia, porque tienen que respetar el código de la circulación, pero al mismo tiempo se usan los carriles bici y los conductores les adelantan despacio. Es cuestión de educar a las personas desde que son niños. En España queremos ir demasiado rápido y queremos correr antes de saber andar.

    Por otro lado, muy mal por parte del entrevistado, que desaprovechó una excelente oportunidad para dar a conocer los problemas de ese colectivo. A lo mejor es que el puesto le viene grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Hay mucho camino por andar en este tema.
      Tal vez si estuviera legislado, las cosas cambiarían un poco a mejor.
      Una de las cosas que debatían en la entrevista es que si un coche infringe una norma de circulación le multan económicamente y le quitan puntos, en cambio a los ciclistas no.

      Dices bien, y se resume muy fácilmente: Educación, sentido común y respeto.

      Mal no, lo siguiente.
      El entrevistado quedó fatal y por ende, todo el colectivo.
      Mientras lo escuchaba , solo resonaba una palabra en mi cabeza: intransigente, intransigente, intransigente, insoportablemente intransigente....
      ....
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Desgraciadamente, el sentido común es el menos utilizado aunque se apele a él continuamente. En el caso concreto de bicicleteros, bicicleteras y automovilistas, cada colectivo achaca al otro actuaciones inconvenientes, pero la realidad, que es persistente, indica que poco importa quién sea el conductor imprudente: el ciclista lleva siempre las de perder. Esto debería ser suficiente para que unos y otros respetaran las normas de tráfico. En ellas va, muhas veces, la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada....
      Estoy totalmente de acuerdo contigo. El sentido común es el menos utilizado de todos ellos.
      Es un tema delicado y opino que tanto conductores de coches como ciclistas, deberían aprender más y aportar más. De parte y parte.
      Ciertamente el ciclista siempre lleva las de perder, a mi se me pone un nudo en el estómago cuando los veo por según qué zonas peligrosas de transitar. Y como bien apuntas "esto debería ser suficiente para que unos y otros respetaran las normas de tráfico. En ellas va, muchas veces, la vida".
      Tal cual, es así, nada que añadir.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras