B.S.O.



Hablar de que una Banda Sonora formó parte de una época de mi vida, me hace mayor, y aún no lo soy. Creo, ¿o si?

Hoy mi tarde suena así.
Y al resto de canciones de la Banda Sonora de la película El Diario de Bridget Jones.
Recuerdo que fui al cine a verla con un grupo de amigas y salí de la sala como loca por buscar y volver a escuchar esa música.
La he escuchado unas mil veces, aunque hacía tiempo que no lo hacía (hasta hoy que he ido a buscarla expresamente).

Parece mentira que casi 15 años después (en 2016) accediera a volver al cine a ver la siguiente parte de la película.
Había llovido mucho desde entonces y era casi un acto de valentía por mi parte, pues era consciente según los trailers de cómo habían cambiado los personajes y la historia, lo cual podría empañar esa parte de mis recuerdos que quería seguir manteniendo con el cariño intacto de entonces.

Pero salté los prejuicios y me acomodé en la butaca, en esta ocasión de terciopelo azul.

Los personajes habían cambiando y la trama también, era inicialmente muy rompedora con la anterior, lo que me llevó a unos primeros minutos de desubicación total. Hasta que aterricé en la historia con ojos nuevos.
Me eché unas buenas risas sobre todo en el último tercio de la película.
Pero la mejor parte, me esperaba otra vez con la música.
Ed Sheeran hacía un cameo en un concierto al que asistía la protagonista y aunque había oído hablar de él antes, no le había prestado atención (salí de la sala queriendo saber más sobre él, y hoy es uno de mis cantantes favoritos).

Comentarios

  1. No conozco El Diario de Bridget Jones, pero se responder a tu pregunta, me hace mayor, y aún no lo soy. Creo, ¿o si?.
    No eres mayor, pero eres alta y delgada.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jubi.
      Una canción del Norte muy bien acogida por este Rinconcito del Sur.
      La música es atemporal y el tiempo relativo.
      Y yo no soy mayor (o al menos ahora no me siento así ) jajaja. Era en tono de humor mi pregunta y la respuesta, a la par.
      Muchas gracias por tu comentario y por la música que acompaña.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Quince años dan para muchos cambios, no sólo en los personajes de ficción sino en quienes, como tú, se sientan a contemplarlos desde una butaca. Vamos, que se evoluciona aunque, en esencia, se sea la misma persona y se hayan afianzado las convicciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Una mirada......
      Quince años cambian a las personas en la medida que cambian sus circunstancias y el tiempo es un trampolín hacia todas direcciones para que ello suceda.
      Sin embargo, al igual que tú, yo también opino que la esencia de las personas se afianza por encima de eso.
      Los personajes cambiaron en esta película, cierto, pero su esencia seguía igual.
      La esencia de la Banda Sonora sigue ahí y me resulta tan actual ahora como la primera vez que la descubrí y escuché.
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Quince años (ya dieciséis) no son nada, un suspiro, y los buenos vinos mejoran con los años. La primera película me resultó simpática, la segunda, bastante más floja, pero apenas recordaba la música. Menos mal que tenemos Youtube.

    Solo escuché un par de canciones de Ed Sheeran, pero me quedo con Gabrielle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quince años son muchos pero cierto que se me han ido en un suspiro. Igual de cierto lo de los buenos vinos, que mejoran con los años :-)
      A mi me gustó más la primera, es más auténtica. La segunda me parece que no está mal si no intentas compararla con la primera, y pienso que la mejor parte está en ese último tercio de película final, tiene escenas muy graciosas.
      Gabrielle nunca dejará de gustarme, es un clásico. Y Ed Sheeran está siendo mi descubrimiento actual.
      Gracias por comentar y dejarme tus opiniones.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

Las señoritas de escasos medios.