Ponerse el impermeable.

Hace tiempo que defiendo la práctica de un ejercicio al que he bautizado como "ponerse el impermeable".
Un ejercicio de actitud que es sano y necesario, lo recomiendo. Básicamente consiste en hacer que te resbale el punto de "mal rollo"de las personas sobre todo cuando es su intención herir. 
Evidentemente no es aplicable a todos las situaciones ni sucesos, algunos los más crueles e inhumanos se nos escapan de las manos y nos afectan, como no puede ser de otra manera. 

Estos días escuché a un señor en la radio que contaba una anécdota de su juventud. Como casi siempre sucede en todas las historias había un personaje bueno (él) y otro malo.  Ni siquiera me estaba gustando lo que decía pero entonces algo captó mi atención y fue escucharle decir "creo que era canario, porque tenía acento guanche".
Comentario sarcástico pero no inteligente, casi tirando a cutre diría yo y de un ignorante subido, que no hubiera quedado en nada si no fuera porque el grupo que tenía alrededor sonrió acompañando al sentimiento despectivo con que el interlocutor hablaba.
Evidentemente el acento guanche no existe, en todo caso existe el acento canario, como existe el acento vasco, o el acento catalán, el acento andaluz, etc..... 
Me resultó bastante patético entender entrelíneas su intencionalidad de describir al personaje vestido en taparrabos con una lanza en la mano a orillas del mar intentando pescar algo que comer (seguro que crudo porque no sabría hacer fuego todavía) para luego dormir en sus residencias cavernícolas, como si fuera el presente de estos lares lejanos al suyo. 
Las islas Canarias fueron pobladas por los guanches, nombre que se le dio a los primeros conquistadores de estas tierras. Aún hoy me anima querer saber más sobre ellos, sus leyendas y cada descubrimiento de cuevas nuevas y pinturas halladas, me acerca un poco más a una época sin la que hoy no seríamos los mismos.  Como me emociona el descubrimiento de las cuevas de Altamira o saber más sobre los ainus asiáticos, o los moais de isla de Pascua, por nombrar solo algunos de tantos ejemplos.

Cada día me reafirmo en lo del impermeable. No sé cómo terminó su charla porque no le di esa oportunidad. Para mi esa típica actitud socarrona con punto de mala intención, está fuera de todo juicio de valor que se precie, se hable de lo que se hable y se nombre a quien se nombre.
Pero lo que sí sé, es que la diferencia no está tanto en las cosas y hechos sino en las personas (su inteligencia, educación, respeto, etc). Y no tanto en la intención del emisor como en la capacidad de discernir, segregar, e impermeabilizarse del receptor.

Comentarios

  1. Muy lucida defensa de tu tierra frente a un comentario estúpido y... ¡muy buen consejo el del impermeable! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto.
      Tampoco es cuestión de defender la tierra de uno "porque sí" que yo respeto las opiniones de todo el mundo y sus gustos.
      Pero claro, una cosa es eso y otra la burla socarrona y falto de todo criterio y respeto.
      Se entendió, ¿verdad? Tú lo entendiste muy bien.
      Lo del impermeable, para recordar siempre. ¡Claro que sí!
      Gracias por tu comentario.
      Un beso!

      Eliminar

  2. El impermeable es una buena metáfora de 'no hay mejor desprecio que no hacer aprecio".
    Resulta bastante triste que después de haber salido de las cavernas algunos todavía sigan sin entender algo tan sencillo como las sensibilidad. Gente buena hay en todos lugares, sin que haga falta enfatizar sus procedencias. Mala gente, también, pero sería muy arriesgado asignar cliché.... que siempre fallan.
    Los canarios solo eso, canarios.
    Celebro tu alegato. El que quiera entender, que entienda.
    Hermosa foto la de ese Huatacuperche de La Gomera...
    Lo sé porque la he buscado en Google :)

    un beso

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ñoco.
      Pues sí, es tal y como lo has dicho: no hay mayor desprecio que no hacer aprecio.
      Me gustó mucho tu comentario, con tu permiso me lo quedo para mi.
      Y el que quiera entender, pues eso, que entienda.
      Gracias por venir hasta aquí. Me alegra mucho que te gustase la foto y sobre todo que supieras ubicarla así de bien!!! San Google a mi también me salva a mi muchas veces :-)
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Hace algo más de un año en mi primera entrada del 2016 hablaba precisamente de eso, de vestir el impermeable, y he de decir que soy mucho más feliz.

    La misma tecnología que te ayuda a conocer pueblos y lugares distantes en el tiempo y en el espacio es la que te trae las estupideces de unos pocos. Será entonces cuestión de seleccionar con qué nos quedamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      He ido a esa entrada tuya,la del mensaje en la foto. Cómo ha pasado YA un año? Glub
      Opinamos igual, es cuestión de costumbres y cada vez te habitúas más al impermeable sobre todo cuando descubres lo beneficioso que es para ti.
      Será cuestión de seleccionar,Tawaki, eso siempre. Y en ocasiones nos lo ponen muy fácil verdad?
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.