Entusiasmo contagioso

No hace tanto tuve la suerte de descubrir a Ramón Gener y lo especial de su relación con la música en general y con la ópera en particular.

Me sorprendí mucho de encontrar a alguien tan entusiasta de la materia, capaz de contagiarme tan intensamente su pasión.
Es capaz de desgranar el sentimiento ya no de una obra en particular, sino de cada una de las notas que la componen.
Te cuenta historias que a oídos de muchos pasarían desapercibidas.
Es muy agradable dejarse llevar por esa pasión ajena (que sientes propia) y entrar -de su mano- en el contexto de cada obra, conocer sus orígenes y las emociones que la vieron nacer, interiorizarla de manera profunda e íntima en tu mente y tu corazón.

Me resulta un versado transparente y profundo, por eso creo que transmite sin florituras entendiendo que la obra no las necesita.
La música tiene una historia que contarnos; una fecha, un lugar, unos personajes, una situación política y social, pero sobre todo un juego personal de emociones, reacciones y sentimientos.
Lo que ves es lo que hay.
¡¡Y hay tanto!!

Comentarios

  1. Entro a dejarte un beso enoorrmee y todo mi cariño.
    Vuelvo en la noche para leerte de "pe" a "pa".
    Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Lucía!! Qué sorpresa más bonita!!!
      Todo el tiempo que ha pasado sin saber de ti, cuánto me alegro de verte amiga.
      No sabes lo feliz que me has hecho.
      Un beso enorme para ti.
      Yo también te quiero.

      Eliminar
  2. Comparto contigo el placer de la música. Como dices: "la música tiene algo que contarnos".
    Me alegro de haber encontrado tu blog y voy a seguirlo.

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny.
      Muchas gracias por tu comentario, me alegra que lo sientas así.
      La música es parte importante de casi todo, así lo veo yo.
      Y a poco que le prestemos atención, es una maravilla lo que nos aporta.
      Siempre tiene algo que contarnos, cierto, y que transmitirnos.

      Muchas gracias por tus palabras, será un placer verte por aquí cuando quieras.
      Y gracias también por llevarme hasta tu blog, ha sido un bonito descubrimiento, con tu permiso pasaré por allí más veces.
      Un abrazo.

      Eliminar

  3. Todo descubrimiento no es más que el sabio fruto de una mente exploradora. Felicidades. Seguirás descubrimiento que siempre queda todo por descubrir.

    … un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyy tus frases son para enmarcar, cuánto acierto y cuánto calan!!
      Me gustan las mentes inquietas y sensibles que -entre otras cosas- suelen ahondar y ver más allá de lo superficial o evidente. Como tu caso, enhorabuena.
      Gracias. Espero no dejar nunca de sorprenderme ni de descubrir con ganas e interés todas las cosas (y personas) que merecen la pena.
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encanta!Lo has definido muy bien.
    abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya.
      Gracias por entusiasmarte con mi entusiasmo. Me alegra saber que te gustó mi definición, ahora falta que pudieras un día escuchar una de las charlas de Ramón General para constatar que esto realmente es contagioso :-)
      Por cierto ha escrito un par de libros y dicen que el último es muy bueno (yo lo tengo ya en mi lista de futuribles).
      Un beso grande.
      Y gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Sí que las he escuchado y visto. Tengo la suerte de que lo trasmiten por un canal de cable. Film&Art.
      Cariños

      Eliminar
    3. ¡Ah! Qué bien.
      Pues entonces sabes muy bien de qué hablo.
      Gracias.
      Cariños para ti también, tocaya.

      Eliminar
  5. Somos como un gran candelabro con muchos brazos, al final de los cuales hay velas apagadas. De vez en cuando viene alguien y con su pasión enciende una, poniendo a nuestro alcance todo un mundo nuevo que podemos explorar. Es recomendable tener la mecha presta para estas ocasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Me ha encantado el símil que has hecho con los brazos del candelabro en relación a nuestras inquietudes y proyecciones.
      Con tu permiso, me lo quedo para mi.
      No dejemos de tener la mecha presta y sigamos atentos a las cosas bonitas y agradables que la vida nos pone en el camino.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras