La Banda de Los Goldman.

Cuando una novela consigue desde la primera página atrapar toda tu atención, y no sueltas el libro concentrando tu interés en cada una de sus páginas hasta que llegas al final del mismo...........¡¡es pura magia!!
Ser escritor es una profesión muy especial, capaz de despertar en los lectores emociones que llevábamos dentro pero no habíamos canalizado hasta entonces, porque no es hasta ese momento en que nos presenta a nuevos personajes, escenarios antes desconocidos y tramas por descubrir y vivir.
No es en sí lo que te cuenta, ni tan siquiera si te lo crees o no, es la manera en que a través de los ojos del autor se te muestran las piezas de un puzzle que tú recompones con tu sello personal.

Dos tardes me ha llevado sumergirme en "El libro de los Baltimore". (Autor: Joël Dicker.)

De la misma manera que hay gente que tiene buena letra frente a otros con una caligrafía horrorosa, hay escritores que tienen una bonita manera de escribir, frente a otros que aún siendo autores de exitosos libros, sus formas o maneras no son estéticamente tan bonitas.
He descubierto que Joël Dicker  "escribe bonito", y me gustó mucho este libro. Sobre todo, la manera en que dosifica el misterio a lo largo de la historia que nos cuenta; de principio a fin.

Es un libro con el que en medio de cualquier página, te descubres en busca de un block, anotando frases que te resultan especialmente bonitas o interesantes.

"La fama solo es un traje, Sycoromus. Un traje que al final te queda pequeño o está gastado o acaban robándotelo. Lo que cuenta por encima de todo es lo que eres cuando estás desnudo". (Joël Dicker, El Libro de los Baltimore).

Comentarios

  1. ¡Pero si todavía tengo pendiente comprar el último que recomendaste! Así no hay manera de reducir la lista de pendientes. No colaboras, nada, nada...

    ResponderEliminar
  2. Hola Tawaki.
    Así que no has hecho los deberes del verano, claro luego te quejarás cuando empiece el curso y te pongan uno de esos modernos "no progresa adecuadamente" y entonces no tardarás en echarme la culpa a mi y decir que no ayudo, nada, nada. :-))))
    Gracias por tu amable comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras