Artista Irlanda 48


"La humildad, la falta de ostentación,
la capacidad de perdonar, la sencillez,
la pureza, la perseverancia, el dominio de uno
mismo.....Todo esto es la sabiduría. Lo opuesto
a esto es la ignorancia...."
(El Bhagavad Gita)

Callejeando por el extrarradio de Dublín, dejando atrás los grandes y llamativos centros comerciales, me encontré con un mercado de lo más variado y pintoresco. 
Este amable señor estaba en uno de los puestos. El habitáculo era reducido y se abría como los confesionarios de media puerta. Me quedé maravillada por las cosas que hacía, unos dibujos preciosos y pulidos hasta el más mínimo detalle. Pero más maravillada me dejó cuando descubrí cómo trabajaba y cuál era su método para dibujar: El puntillismo.
Nunca había visto a nadie hacerlo, aunque conocía la existencia de ese método.
Resulta que el lápiz lo tiene en la mano derecha, la posición del lápiz y de la mano no cambia, es estática. El movimiento necesario para hacer esas obras de arte es que su dedo corazón de la mano izquierda da pequeños toques rítmicos y certeros al dedo corazón de su mano derecha y así acciona el movimiento del lápiz a su antojo y con ello avanza el dibujo puntito tras puntito.
Espectacular.
Cuánta paciencia hay que tener para trabajar de esa manera. Y amor al arte.
Y perseverancia....Y dominio de uno mismo y de la técnica.... Y algunas cosas más.
Me dijo que llevaba muchos años dedicándose a ello, prácticamente una vida entera, y tras preguntarle si podía hacerle una fotografía, respondió amable y afirmativamente. 

Comentarios

  1. Un trabajo de chinos. Todos no podriamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos.
      Ni de lejos. No muchos podríamos, cierto, pero tampoco muchos lo intentaríamos teniendo claro nuestras capacidades y limitaciones :-)
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Yo me volvería loco en cuestión de minutos. Menos mal que hay gente con más talento y paciencia.

    Qué ganas de volver a Dublín, a descubrir mercados con puestos como este o a recordar cervecerías, je,je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Yo me volvería loca también!! Me exaspero solo de imaginarme intentándolo.
      Ese talento no es para mi, no. Por eso lo admiré más si cabe.
      Volver a Dublín, siempre tengo ganas de volver. Y una cerveza bien fría, negra Guinness. Allí sí sabe bien.

      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Qué maravilla! Imagino por lo que contás, que fue una hermosa experiencia.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nélida.
      Es un hermoso recuerdo que tengo. Del lugar, de aquel día, del tiempo que hacía, de su gente, del señor artista, de todo...

      Gracias por tu comentario.
      Cariños para ti también.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras