Hito.

Audrey Munson, fue la primera súper modelo del mundo.
Nació en 1891 y fue descubierta cuando, con quince años, paseaba por las calles de Brooklyn.

En aquel entonces, destacaba por sus finos rasgos que la convirtieron en la modelo más deseada de Nueva York.  Tanto, como para que los mejores escultores y pintores del momento compitieran por tenerla como musa personal.
Es por ello que, aunque muchos no lo sepan, su cara y cuerpo se convirtieron en estatuas y fuentes que están por todo Nueva York. Como por ejemplo "El espíritu del Comercio" del Puente de Manhattan, La Estatua del "Monumento de Maine", La Diosa Romana de la abundancia en "La fuente Pulitzer", La escultura en la "Biblioteca Pública" de la Quinta Avenida, etc...



También triunfó como actriz. Hizo un total de cuatro películas y protagonizó el primero desnudo íntegro de la gran pantalla, para una película no erótica (se titulaba "La inspiración")
Las cuatro películas fueron éxito total de la época.


Con todos estos datos, pareciera que fue la protagonista de una vida idílica y perfecta, llena de éxitos, logros y riquezas.
Sin embargo sucede que fue justo lo contrario. En cuanto a la riqueza, ganó mucho dinero pero lo perdió con la misma facilidad con que lo consiguió. Y en cuanto a los logros y éxitos profesionales y personales, pronto entrarían en declive.
En 1.919 ( con 28 años) tuvo un "incidente" con el todopoderoso empresario Edward Frankin Albee II -apodado "el pulpo"- El entró en el camerino de la actriz con segundas intenciones, ella le rechazó y entonces él la amenazó con que jamás volvería a actuar en ningún teatro de la ciudad. Al día siguiente su espectáculo fue retirado, y aunque a los pocos días volvió a los teatros lo hizo con otra protagonista.
Casi al mismo tiempo su casero, el doctor Walker Keen Wilkins, asesinó a su mujer porque estaba tan cegado con la modelo que quería casarse con ella a toda costa. Al él lo condenaron a muerte y aunque ella no tuvo nada que ver con el asesinato, su carrera terminó de derrumbarse.


Este cúmulo de "mala suerte", le afectó mucho psicológicamente y con solo 31 años intentó suicidarse tomando pastillas. Tras este suceso se recluyó en una granja, hasta que finalmente su madre la internó en un manicomio en 1.930 (Audrey tenía 39 años).
En ese manicomio permaneció ingresada el resto de su vida, sin recibir visitas.
Falleció en 1.996 a los 104 años de edad.

Cuando a grosso modo, fui conociendo todos estos datos de su vida , sentí lástima de Audrey Munson. Eran otros tiempos en un mundo frágil para las mujeres.
Su vida se truncó muy pronto, llenándose de injusticias sin oportunidad a réplicas.
Sin embargo sonrío, al ser consciente de que aunque el destino quiso ocultarla, ella a través de estatuas y esculturas ha sobrevivido a dos siglos de Nueva York, como testigo silente e imborrable.

Comentarios

  1. A veces pensamos que nuestros ídolos tienen unas vidas plenas y llenas de satisfacciones, y la realidad es muy diferente y negativa. así es la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda en muchos casos es como tú dices, Marcos.
      Siempre he pensado una cosa, y es que hasta la persona que consideres más perfecta y feliz no lo tiene todo, algo le falta.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  2. ¡Qué ganas de volver por NY! Yo que no necesito alicientes extras y me provocas... Por desgracia, el dinero que llega fácil se va de la misma forma, pero lo de esta mujer es una tragedia de las gordas. Por lo visto, si uno se sale de la media, se abona al desastre, aunque sea por arriba.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué ganas de volver por NY! Yo que no necesito alicientes extras y me provocas... Por desgracia, el dinero que llega fácil se va de la misma forma, pero lo de esta mujer es una tragedia de las gordas. Por lo visto, si uno se sale de la media, se abona al desastre, aunque sea por arriba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no te provoco, yo te empujo. Empujoncitos necesarios que diría :-)))
      Me alegro que te gustase conocer esta historia, es aliciente para recorrer esta ruta de esculturas y puse solo unos cuantos ejemplos, hay más.
      Sin duda lo de Audreu Munson fue un dramón mayúsculo.
      Una lástima.
      Gracias por venir. Besos.

      Eliminar

  4. Interesante historia, y triste. No todo el mundo tiene lo que se merece pero... tener menos, y por culpas ajenas es siempre más penoso.
    Es una lástima que ella nunca podrá saber que ahora ya es inmortal. Creo recordar una de esas estatuas, muy bellas todas, sin duda.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ñoco.
      A mi me resultó interesante también, me gustó desempolvar esta historia porque fue una persona que marcó un hito y sin embargo quedó anclada en el olvido. Bueno, casi, ya sabemos que sus esculturas están por casi todo Nueva York.
      Lástima que ella nunca lo supiera, eso mismo pensé yo. Porque seguro que algún alivio en vida hubiera sentido.
      Me gustó tu frase: "no todo el mundo tiene lo que se merece pero....tener menos y por culpas ajenas es siempre penoso".
      Penoso y muy frustrante opino yo.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  5. Hay tantas historias de mujeres capaces, apasionadas por lo que hacían que terminaron así; desbastadas y encerradas en un manicomio, y para colmo de males a ella le tocó vivir 104 años. No puedo imaginarme lo que ha de ser estar encerrada tanto tiempo en un lugar así. Justamente hace un mes vi una película basada en la historia de una pintora naif, totalmente desconocida; que acaba un poco como ésta. Te la recomiendo. La podés encontrar en youtube y traducida al español, se llama Seraphine. Y me pregunto si simplemente no fueron mujeres que se permitieron enojarse, sentirse tristes, desoladas y por eso terminaron encerrándolas. ¡Cuánta traición hay a veces en estos actos!
    Gracias por traerla hasta aquí, no conocía la historia.

    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas personas que han tenido una vida difícil y llena de obstáculos.
      Yo pensé lo mismo, Nélida. Encerrada tan joven y sin visitas....y encima fallece a los 104 años. Pareciera que el infortunio se cegó con ella.
      Pues tomo nota de tu recomendación, intentaré ver esa película.
      Gracias a ti por la recomendación.
      Me gustó que llegaras hasta aquí y pudieras "conocer" la historia de esta mujer que "vigila y acompaña" la ciudad de las luces.
      Un beso grande.

      Eliminar
    2. Nélida, gracias a ti por traerme a "Seraphine".
      Conseguí la película y la he visto. Una historia triste, ciertamente terminar sus días así tiene cierta traición intrínseca del destino.
      Era una persona muy peculiar pero sobre todo sumamente sensible.
      Su vida desde la infancia nada fácil le llevó a tocar la gloria con sus cuadros pero también le llevó a abandonarse cuando "la pintura se le escapó con la noche".
      A uno le deja pensando cuando conoce historias así,sin duda.
      Gracias nuevamente por traerme hasta aquí.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras