Perdurar


A menudo decís:
"Daría, pero sólo a los que lo merecen."
Los árboles de vuestros huertos no hablan así,
ni los rebaños de vuestros pastos.
Dan para vivir,
porque retener es perecer.

(Khalil Gibran)

Comentarios


  1. Y además... ¿quiénes somos nosotros para juzgar quién merece y quién no?
    Retener es una estupidez. En el último viaje no nos llevaremos nada... que valga en el lugar a donde vamos.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ñOCO Le bOLO.
      Gracias por venir.
      Buena pregunta, yo también la dejo en el aire.
      Estoy de acuerdo contigo en lo que dices. Además retener también es de egoístas.
      En el último viaje de nada sirven, cierto.
      Un abrazo fuerte!!!! Beso.

      Eliminar
  2. Grande Gibran, y es verdad lo que dice ñLB, ¿quiénes somos para juzgar? Pero quién planta los árboles, quién los riega, porque sus frutos responden a un esfuerzo y está bien dar cuando hay en abundancia, pero cuando los bienes escasean es inevitable elegir.

    La utopía del gratis total y para todos termina con un árbol seco y sin frutos frente al que se alinean todos con la mano extendida. Hace falta un equilibrio.

    ResponderEliminar
  3. Grande Gibran, y es verdad lo que dice ñLB, ¿quiénes somos para juzgar? Pero quién planta los árboles, quién los riega, porque sus frutos responden a un esfuerzo y está bien dar cuando hay en abundancia, pero cuando los bienes escasean es inevitable elegir.

    La utopía del gratis total y para todos termina con un árbol seco y sin frutos frente al que se alinean todos con la mano extendida. Hace falta un equilibrio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante tu punto de vista, Tawaki.
      Yo pienso que Gibran hablaba de un mundo de igualdades, donde todos los componente permanecían invariables y lo único que cambiaba era el elegir en el dar, y con ello el retener y perecer.
      Pero sin duda tu sentido racional de las cosas no tiene argumentos en contra, te doy la razón yo también.
      Porque viendo una parte del proceso, has entendido la otra que se obviaba.
      Has venido a poner equilibrio a Gibran, y a mi :-)
      ¡¡Gracias!!
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las señoritas de escasos medios.

Demasiada felicidad.

Ellas mismas. Autorretratos de pintoras.