Caminar bien.

Como me dice un buen amigo mío:
"Cuando uno no sabe bien ni siquiera dónde va, 
lo que se debe hacer es esmerarse en caminar bien".

Comentarios


  1. No te quepa la menor duda. Te lo dice uno que ha caminado miles de kilómetros. Sí, has oído bien, miles.
    Un texto para reflexionar y una foto que le va como anillo al... pie. :)

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ñoco le bolo.
      Al oírte decir que has caminado miles de kilómetros, me vino una idea, un pensamiento: "Y si yo uno todos los caminos que he dado en mi vida, los sumo....llegaría a ¿mil?:-)".
      Lo de miles es un mérito. Ya lo creo.

      La frase da para mucho, sí, eso creo yo.
      Cuando la vida le da un revés a alguien,tan grande que le deja perdido, que no sabe bien por dónde irán sus pasos, nadie lo sabe.....lo importante es no perder el ánimo ni el norte. Ni tan siquiera la autoestima.
      Yo creo que de ahí eso de "caminar bien", esmerarnos en ello a pesar de que por un tiempo no sabemos bien a dónde vamos.
      Así lo he pensado yo. Porque no veo un sentimiento negativo sino una actitud esperanzadora y correcta.
      Como anillo al pie, sí señor :-)

      Un beso. Y gracias por venir.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro que te gustara tanto, Nélida.
      Gracias por venir.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Paso a paso, dicen que se hace el camino. Quizás también se refiera a no detenerse. Puede que lo que esperamos esté al otro lado de la curva y no sepamos ni lo que es.

    ResponderEliminar
  4. Paso a paso, dicen que se hace el camino. Quizás también se refiera a no detenerse. Puede que lo que esperamos esté al otro lado de la curva y no sepamos ni lo que es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, paso a paso se hace el camino entero.
      Pues mira, no la había visto desde tu prisma y me gusta.
      Que lo mejor que nos espera, nos encuentre de la mejor manera.
      Gracias, Tawaki.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras