Hagamos un trato


                                                              Compañera,
                                                                    usted sabe
                                                                que puede contar conmigo,
                                                                no hasta dos o hasta diez
                                                               sino contar conmigo.

                                                                Si alguna vez
                                                                   advierte
                                                                 que la miro a los ojos,
                                                                y una veta de amor
                                                                reconoce en los míos,
                                                             no alerte sus fusiles
                                                               ni piense que deliro;
                                                            a pesar de la veta,
                                                              o tal vez porque existe,
                                                          usted puede contar
                                                                  conmigo.

                                                                Si otras veces
                                                                me encuentra
                                                            huraño sin motivo,
                                                       no piense que es flojera
                                                   igual puede contar conmigo.

                                                            Pero hagamos un trato:
                                                       yo quisiera contar con usted,
                                                                  es tan lindo
                                                          saber que usted existe,
                                                            uno se siente vivo;
                                                           y cuando digo esto
                                                            quiero decir contar
                                                           aunque sea hasta dos,
                                                          aunque sea hasta cinco.

                                                          No ya para que acuda
                                                       presurosa en mi auxilio,
                                                           sino para saber
                                                           a ciencia cierta
                                                      que usted sabe que puede
                                                              contar conmigo.

(Mario Benedetti)

Comentarios

  1. Contar siempre con alguien es un privilegio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre, Marcos!!!! El mayor privilegio.
      Gracias por poder contar con tu comentario y visita, una vez más.

      Besos.

      Eliminar
  2. Conocía este poema, lo tengo publicado en mi blog y ahora si me permites te voy a contestar con otro que escribí cuando falleció.
    Cero

    Mi saldo disminuye cada día
    qué digo cada día
    cada minuto cada
    bocanada de aire

    muevo mis dedos como si pudieran
    atrapar o atraparme
    pero mi saldo disminuye

    muevo mis ojos como si pudieran
    entender o entenderme
    pero mi saldo disminuye

    muevo mis pies cual si pudieran
    acarrear o acarrearme
    pero mi saldo disminuye

    mi saldo disminuye cada día
    qué digo cada día
    cada minuto cada
    bocanada de aire

    y todo porque ese
    compinche de la muerte
    el cero
    está esperando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir, Jubi.
      Benedetti fue uno de los grandes. Se merece todos los elogios y testimonios de cariño, y el tuyo fue muy bonito. Enhorabuena.

      Un abrazote.

      Eliminar
  3. Trato hecho, aunque no me convence demasiado eso de pedir que cuenten con uno. Debería ser una motivación personal de la otra "parte contratante"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Los verdaderos y grandes sentimientos, los del corazón, vienen motivados por ambas partes y aunque no necesiten de la palabra escrita para lograr su mayor intencionalidad, es bonito "escucharlo" o "leerlo" como es el caso.
      Viéndolo así, trato hecho también :-)

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras