Al amanecer.

"Tu corazón debe cantar como un pájaro al amanecer.
Sin alegría interior las sombras te comerán por dentro."
(Jorge Angel Livraga)

Comentarios

  1. Llevo unos días que al amanecer -a las 5 de la mañana, ya se veía perfectamente- solamente he escuchado el ruido de los tranvías, ahora en casa oigo a partir de las siete, las golondrinas o vencejos, no distingo que es lo que son.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitos amaneceres los tuyos, Praga incluídos.
      A mi me gusta madrugar, hasta el propio silencio de esas horas es diferente.
      Golondrinas, vencejos.............perfecto, lo importante es que el corazón cante y lo llene todo de luz!!!!!!!

      Beso, Jubi.

      Eliminar
  2. hay que procurar ser un poco luciérnaga, sí, para escapar de la sombras. me ha encantado la frase :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música y el cantar ayuda, amigo, a ser como esas luciérnagas tan llenas de luz.
      ¡Que nunca nos falte!!!!!
      Me alegra que te guste la frase.

      Besossss.

      Eliminar
  3. Además se ha de guardar un poquito de ese canto junto a otro poquito de sol para que ilumine la oscuridad, si alguna vez se produce.

    ¡Qué linda eres, Neli por dentro y por fuera! Preciosa frase.

    Besazos muy, muy grandessss:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, amiga.
      Para mantener bien al margen la oscuridad y llenar de luz, también, a los demás!!!!
      Tú si eres hermosa, Lucía, y tu aportación a este blog.
      Gracias!!!

      Millones de besossssss.

      Eliminar
  4. Al amanecer y a lo largo del día, no sea que nos pillen con la guardia baja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alertas siempre, Tawaki.
      Que ese cantar mañanero nos llene de luz todo el día, manteniendo las sombras alejadas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras