Conquista

Tumbada sobre mis pensamientos, con un techo azul  cielo y castaña pinocha,
Mientras el sol me calienta las pestañas, haciéndome cosquillas.
Cierro los ojos e intensifico las sensaciones y olores que me rodean.
Todos tienen una imagen y un color.
Hojarasca, tierra, pino, azul, ocre, verde, marrón, y amarillo.
Y también un sabor y un sonido.
Asado, tortillas, murmullos, conversaciones, juegos, risas, tiempo compartido.

Sin abrir el ojo, a tientas, consigo destapar el objetivo de mi cámara.
Y a golpe de click retengo el momento.
Ahora que la miro, sé que lo he conseguido.
Y de nuevo siento el cosquilleo y el calor en la piel.
El resto viene de corrido.
Abrazo, retengo, atesoro. Conquisto, me conquista.

Comentarios

  1. es algo muy parecido a la felicidad, verdad? me alegro, amiga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl.
      Ayer fue un día precioso y lo pasé en el campo.
      Sin duda, esos trocitos de vida que se nos brinda, y las sensaciones que nos regala, son partes de la felicidad. :-)

      Un abrazote grande, amigo.

      Eliminar
  2. Es que eso es la felicidad, en este caso naturaleza y vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La felicidad no sólo está en grandes cosas de días puntuales, también y más importante aún, está en miles de detalles del día a día.

      Gracias Marcos. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Las fotos me encantan... claro que donde estén los asados, las tortillas, los juegos y las risas, acompañados de un buen caldo a poder ser de Cariñena o del Somontano, prefiero estas últimas cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. En la foto grabamos el momento, y en nuestro recuerdo le damos vida nuevamente.

      Gracias Jubi. Un beso.

      Eliminar
  4. Esas fotos de 90 grados, mirando el cielo dicen mucho. Transmiten la paz que sentimos al tener toda nuestra espalda en contacto con la tierra mientras nuestros ojos vagan por el cielo y por las ramas de los árboles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así lo veas, Tawaki.
      A mi me transmite mucho casi todas las fotos que veo, pero sin duda ésta me llena un poco más si cabe, me lleva hasta allí y me hace sentir lo de entonces.

      Un abrazo grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras