Perdona....¿puedo hacerte una pregunta?

A veces, esa pregunta tan inocente, me hace dar un respingo.
¿No les pasa a ustedes también?

Hoy salí a dar una vuelta, una mañana muy fresquita pero agradable. Abrigo y nada de lluvia.
Un paseo fantástico, con la mejor de las compañías.
De regreso a casa, pasé por el súper un momento breve.
Cuando la dependienta me va a cobrar (una chica que ya me conocía de otras ocasiones, y yo a ella de vista también) mientras yo abría el monedero, escucho su voz:

"Perdona.....¿te puedo hacer una pregunta?"

La miro, sus ojos eran serios y clavados en los míos. Vi algo de timidez en ellos, de apuro tal vez.
En un principio pensé que me iba a hacer una pregunta del trabajo, donde trabajé tantos años (.....hasta hace poco.....), y era bastante habitual que la gente por la calle quisiera resolver dudas que por miles de cuestiones no se decidían a entrar en la oficina y preguntarte. Me ha pasado tantas veces ya!!!! Y nunca te terminas de acostumbrar!!!

"Si, claro, dime"- le dije-

"¿Dónde compraste el anillo?"- me preguntó- y puso cara de : "¡¡¡qué cosa más bonita!!!"

Y entonces sonreí como primera respuesta. La verdad que respiré aliviada al ver que no iban los tiros por donde yo pensaba :-)

"Lo compré por internet"- le dije- y le pasé el enlace:
http://elenarelucio.wix.com/elenarelucio

Tengo varias cosillas hechas por Elena, de su joyería creativa.  Y soy muy reacia a comprar por internet, pero con ella si lo he hecho.
Algunas han sido para mi , y otras las he comprado para regalar.
Este anillo me llegó ayer a casa.
Sin duda no pasan desapercibidas sus cosas!!!!!! A mi me encantan!!!!

Me hizo gracia la anécdota de hoy, del "perdona.....¿puedo hacerte una pregunta?..."
Porque en esta ocasión tuvo una cara mucho más amable que de costumbre.

(Se admiten anécdotas varias sobre el tema, a compartir.)

Comentarios

  1. Ooohh Neli, me encanta la anécdota y la foto. Mil gracias :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Elena.
      Tenía que compartir esta anécdota contigo :-)

      Y lo dicho es verdad, tus piezas no pasan desapercibidas!!!!
      Artista!!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy bonito anillo.
    Sí, esa pregunta da mucho miedo, porque cuando te vienen con esa precaución es que la pregunta se las trae.
    Hay otra expresión que me da miedo: como te digo una cosa te digo la otra, porque generalmente sólo te dicen la una todo el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito. ¡A que si?!!!
      Gracias, Tawaki.

      Coincido contigo, las anteriores ocasiones en que me han hecho esa pregunta, se las trae ¡Vaya que si!
      No sólo por la pregunta sino porque aprovechan para "desahogarse" contigo y los problemas que llevan tiempo rumiando queriendo decir y no se atrevían. Sabes que no es nada personal contigo pero....... ¡¡Socorro!!! ¡¡¡A la retaguardia!!!!!!

      Uyyy es cierto, la otra que comentas también da mucho miedo. Siempre que usan esa expresión, suelen estar a la defensiva, y como dices tú, terminan repitiendo una y otra vez la una (y no la otra).

      Yo creo que deberíamos escribir un libro de anécdotas con estas experiencias, que seguro todos tenemos muchas.

      Abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. La verdad es que es un anillo precioso!! Llevas toda la razón la pregunta, a primeras dadas, nos deja sin aliento...jejeje.

    Una vez fuí yo quién la formuló...estaba por la Plaza de Callao y vi pasar una chica con su madre y un carrito con un bebé, llevaban una bolsa para meter las cositas del chiquitin que mi hija había visto y que no se atrevió a preguntary ahí me tienes a mi diciendo: perdona...puedo hacerte una pregunta?, jajaja.

    Me voy a mirar el blog de Elena;-)

    Montones de besos que no saben de distancia, mi querida Neli.

    PD: He estado con el ordenador roto y no he podido venir antes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lucía.

      Así que una vez fuiste tú..........la próxima vez que me lancen la pregunta miraré con cara de ¿Será Lucía? Perdona, deja que te pregunte yo primero, diré. ¿Eres tú? jaja

      Muy simpática tu anécdota, y seguro tu hija muy contenta, porque le despejaste la duda y sabría dónde comprar esa bolsa para meter las cosas del bebé.

      Millones de besos para ti, fíjate si no saben de distancias, que apenas han salido y ya sé que llegaron a buen destino!!!!

      P.D: Rebelión contra los ordenadores: Ya.

      Eliminar
  4. es que elena hace cosas preciosas, qué te voy a contar yo, verdad? ella es preciosa en sí misma :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Raúl.
      Alguien que hace esas cosas tan bonitas y con el mismo y detalle que ella pone hasta en el empaquetado y envoltorio.........claro que es bonita en sí misma!!!!!
      No me cabe la menor duda, y si lo dice usted pues menos :-)

      ¿No te ha ocurrido ninguna anécdota con esa preguntita del "perdona....puedo hacerte una pregunta"? Alguna siempre hay verdad?
      Ya te digo yo, algunas con caras más amables que otras.

      Un abrazo grande, amigo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de las palabras

Primavera extremeña.

Nuestra Casa.