Aquí estoy

En el lugar que te prometí.
El que ambos creamos.
A una plaza entre el cielo y el mar.
Donde habita todo lo bueno.
Y te esperaré sin prisas.
Porque en ningún otro lugar, mejor que aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras