Atesorando

Pequeñas.....grandes.......medianas......
Redondas......cuadradas........rectangulares......
Lisas..........de listas...........de colores............con dibujos........

Todas las cajas y sus variantes (cajitas, arcones, baúles....) me encantan, de siempre.
Cuando me detengo a mirar una nueva, quienes me conocen bien, se adelantan a decirme: "no la mires, no puedes comprarla, no te cabe una más en la casa, dónde la vas a poner". Como este cofre de la foto, mi última adquisición, que por cierto ya tiene su lugar en la casa.

Dentro de ellos, atesoro cosas personales cuyo valor no cotiza en dinero ni ningún medio de pago.
Es que como si sintiera la necesidad de encofrar cada buen recuerdo y de vez en cuando, destaparlo a mi antojo, reviviendo el momento que les asocio.

Comentarios

  1. A veces sucede que el continente es más valioso que el contenido. A mí me gusan esas cajas orientales de laca.

    ResponderEliminar
  2. qué bonita tu última adquisición, preciosa. casi da igual el contenido, con un continente tan bonito!

    ResponderEliminar
  3. ¿Será que aún vacías encierran algún secreto? :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Tawaki.
    A veces sucede, como la vida misma......
    Y mucha gente vive de cara a la galería, por eso el continente les importa más que el contenido.

    Un beso.
    Neli.

    ResponderEliminar
  5. ¡Verdad que sí, Raúl!
    La verdad que la tienda entera tiene cosas preciosas, pero las cajitas un hueco muy especial dentro de ella.

    Pues cuidemos el continente pero sin olvidar el contenido.

    ¡Gracias!
    Neli.

    ResponderEliminar
  6. Hola Emilio.
    Yo creo que va a ser eso.

    Me inspiran muchas cosas, igual no sé aún definirlo, y se trate de un secreto que debo descubrir :-)

    Un abrazo grande.
    Neli.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras