Cuando las estadísticas hablan.



Esta gráfica me llamó la atención, la vi hoy de casualidad.
..........Y es que las verdaderas "trabas" no están en la lengua de las personas, sino en su corazón..........

Comentarios

  1. Siguiendo mi propio ejemplo y trayectoria, y conociendo la tuya, no te voy a decir que dure mucho este blog, que seas muy leída, que bla... bla... bla...

    Simplemente: ¡Qué sea lo que Dios quiera! ¡Y que lo disfrutes un montón!

    Por cierto: no hay amor sin perdón. Nadie sabe amar si no ha aprendido a perdonar. Esa estadística que pones en este post es una muestra más de nuestra falta de madurez.

    Gracias por tu generosidad y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que dure lo que tenga que durar, pero que no deje de disfrutar cada uno de los pasos que de en él.

    Tus palabras son muy certeras, Emilio. Saber perdonar es un acto de amor.

    Gracias a ti.
    Ah y enhorabuena por tu nuevo blog, me gustó eso de "escribo para mi" :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primavera extremeña.

Demasiada felicidad.

El viaje de las palabras